5 motivos para hornearse el pan en casa

panarras.com
Iñaki e Iker, nuestros panarras expertos.

Hace unas semanas entrevisté para la revista Cuina —espero que se me permita el autobombo, ahora está justificado— a los chicos de Panarras.com para incorporarlos en un reportaje que hemos publicado este mes sobre el DIY gastronómico. Que sí, que DIY significa do it yourself, el háztelo tú mismo de toda la vida, vamos. Me respondieron extensísimamente a todo lo que les pregunté y ello me dio para el reportaje y para este post que estáis leyendo.

La verdad es que Iñaki Echegoyen e Iker Boazsurrutia, que así se llaman los principales responsables de Panarras.com, son unos locos de remate por todo lo que a pan se refiere. Panarras.com es una web gratuita de divulgación y formación para panaderos caseros. Su lema es “¡Haz pan y no mires atrás!” y la verdad es que escuchándoles uno se ve ya amasando y alejándose de una vez por todas del pan ese del badulake de al lado. Motivos no nos faltarían, pero aquí ellos nos los han resumido en cinco (seis, si contamos las fotos: puedo garantizar que todos esos panes han salido de los hornos domésticos de Iker e Iñaki).

1. No es complicado

“¿Cocinar en casa es complicado? ¡Depende de lo que guisemos! Con la panadería ocurre lo mismo. Las elaboraciones más sencillas no requieren de grandes tribulaciones, y nosotros recibimos testimonios casi a diario de gente que en dos o tres intentos está haciendo panes de primera categoría. Hacer buen pan, incluso un gran pan, es cosa de tres ingredientes —harina, agua, sal— y dos utensilios, y el 99% de los hornos que todos tenemos en casa sirve: todos los panes de Panarras.com están elaborados en un horno doméstico básico con dos botones y sin convección.”

2. Tampoco requiere tanto tiempo

“Es cierto que, de principio a fin, la elaboración del pan es un proceso que lleva por lo menos varias horas, pero poner en remojo unas legumbres o desalar bacalao también es cuestión de horas y hasta días y a nadie le resulta extraño. La clave de hacer pan en casa sin poner patas arriba nuestros horarios o estar despierto a horas intempestivas es la planificación, porque durante las largas horas de la fermentación uno puede estar de paseo, durmiendo o haciendo cualquier otra cosa. Las tareas de la panificación en sí llevan apenas unos minutos, así que organizándose bien todo es bastante llevadero.”

hogaza
Pues esta hogaza la ha horneado el propio Iker en su casa.

3. Encontrar los ingredientes y utensilios es fácil

Barcelona es una de las ciudades más amables para el panadero casero: la tradición de venta a granel en barrios como el Born nos permite encontrar varias tiendas (Renobell, Casa Perris) con una gama muy amplia de harinas y otros ingredientes a precios razonables; esto se complementa con tiendas como Farinetes Baltà, donde puedes encontrar prácticamente todo lo necesario para hacer pan en casa, tanto ingredientes como utensilios. Además de estos sitios, por toda la ciudad es posible encontrar tiendas donde encontrar harinas bien clasificadas por sus características, y cada vez más. De hecho, desde que empezamos Panarras.com hemos notado cómo la oferta se ha ido diversificando y la presentación de los productos, con sus fichas técnicas y todo, es cada vez mejor, así como el conocimiento que demuestran los dependientes. La situación es muy favorable.”

“Además de todos los sitios de Barcelona que ya hemos mencionado, existen tiendas en internet, como El Amasadero y La Cocina de Babette, que suponen una fuente excelente de material para cualquiera que no tenga la suerte que tenemos en Barcelona“.

4. Formarse está al alcance de todos

“¡Ninguno de los dos hemos ido nunca a un curso de pan! Esto es una decisión personal que, sinceramente, tiene sus sinsabores cuando uno comete errores y tropiezos que evitaría con un buen consejo a tiempo; Panarras.com está muy enfocada precisamente a esto: queremos evitar que el panadero casero que muchas veces se puede encontrar solo se meta en algunos de los líos en los que nosotros nos hemos metido, a través de compartir, no nuestras experiencias fallidas que al fin y al cabo no tienen mucho interés, sino el resultado y las conclusiones que sacamos de todo ello.”

“En Barcelona, tenemos la certeza de que en escuelas como Bonsfocs o en el mismo Farinetes Baltà hay talleres con cierta frecuencia, y que dan muy buen resultado. Y algunos panaderos ilustres, como Xavi Barriga (Turris), Josep Pascual (Crustó) o Anna Bellsolà (Baluard) están también comenzando a ofrecer cursos a los que no sólo acceden profesionales sino también panaderos caseros.”

baguettes
No fardaréis ni nada con estas baguettes hechas por vosotros mismos…

5. Comer pan hecho por nosotros es lo más

“No hay ningún error en la panadería que sea mortal de necesidad, ni pan malo si se ha hecho con interés y cariño, con lo que quizás el consejo más importante al empezar sea: prepárate a disfrutar de todo el proceso. Aprenderás, comerás un pan cada vez más rico y puede que te sientas muy bien sabiendo que esa hogaza dorada que cruje y huele tan bien, ese objeto vivo y delicioso, ha salido de tus manos y de tu inteligencia.”

 

Algunas direcciones:

Tiendas
Farinetes Baltà. Calle de Sants, 115. Barcelona. Tel. 93 3 9 54 84.
J. Renobell. Paseo de Picasso, 34. Barcelona. Tel. 93 319 76 36.
Casa Perris. Plaza Comercial 2. Barcelona. Tel. 93 319 55 48.

Talleres
Bons Focs. Art, s/n (el Guinardó). Barcelona. Tel. 934 56 57 83.

Panaderías
Baluard. Baluard, 38. Barcelona. Tel. 93 221 12 08.
Crustó. València, 246. Barcelona. Tel. 93 487 05 51.
Turris. Aribau, 158. Barcelona. Tel. 93 217 96 06.
Turris. Calvet, 7. Barcelona. Tel. 93 414 76 49.
Turris. Gran de Gràcia, 34. Barcelona. Tel. 93 237 82 23.

Josep Sucarrats
Josep Sucarrats

Lo más fácil es que os lo encontréis comiendo, escribiendo o hablando, tres de las actividades que más le gustan practicar. Director de la revista gastronómica Cuina, también es colaborador habitual de Catalunya Ràdio, de la revista Time Out Barcelona y de varios medios más. Es coautor del libro ‘Històries de la Barcelona Gormanda’ (Angle Editorial, 2014) y de 'Teoria y práctica del vermut' (Now Books, 2015).

1 Comment
  1. ¡Nos ha encantado el reportaje de la revista CUINA! Vernos en un artículo tan bueno y dentro de una revista que nos encanta, a sólo unas páginas de distancia de Carme Ruscalleda o Jordi Roca, nos proporciona un gran subidón. Con este post nos sentimos todavía más contentos porque complementa fenomenal lo que ha salido en las páginas impresas. ¡Un abrazo muy fuerte!

Leave a Reply

Your email address will not be published.