Dejemos de ver al helado como un producto estacional. Al igual que podemos hacer con el turrón, disfrutémoslo todo el año. También en invierno. También sin salir de casa.
Porque ahora la mayoría de helados de autor ya se sirven incluso a domicilio. Para los que nos gustan tanto, resultan el complemento necesario de cada sofá-manta.

De ahí esta pequeña selección de los que nos han dejado más ‘helados’ o impresionados por su sabor y textura. También por su creatividad:

 

Esneu

Lo del pastelero Rubén ´Álvarez es pura artesanía. Desde su estudio-obrador de Novelda (Alicante) idea y elabora helados a la carta con producto mediterráneo para cuantos saben apreciar el oficio artesano.
Sus helados se sirven al plato en algunos de los mejores restaurantes del país, para los que crea texturas bajo cero que se funden en el paladar. Combinaciones como la de calabaza asada, yogur y jengibre ideada junto a Ricard Camarena; o la de ras el hanout con turrón de Alicante, en colaboración con Paco Morales (Noor).
Gracias a su impecable delivery ya puedes degustarlas en casa. Como también helados tan potentes como el de café para la sobremesa; el de vainilla con auténtico sabor a vainilla; el de chocolate negro, tan puro como amargo; el de almendra marcona con turrón de Jijona… Éste último es justo el que ilustra la portada de este artículo.

 

Gelats d’Angelo



El hijo del maestro Angelo Corvitto, una eminencia de la cocina helada, está detrás de esta firma de producción artesanal establecida en el Empordà.
Heredero de su legado gastronómico, Hervé Corvitto responde ahora de un catálogo ilimitado de helados para honrar la tradición familiar e innovar como pocos.
Sabores genuinos conviven en el obrador de la marca con propuestas de siempre. Esto es, con helados que forman parte de la memoria palatal de cada uno. Gusti como dirían los italianos, que valoran esencialmente la calidad de producto.

En Gelats d’Angelo renuevan su stock a diario, en especial para dar salida a helados de temporada desde su tienda que a la vez es museo o tributo al gran Corvitto en Ullà (Girona).

Sandro Desii

Una de las especialidades culinarias de esta empresa familiar, de la que ya te recomendamos aquí sus packs de producto de cara a estas Fiestas, son los helados artesanales.
La adictiva cremosidad de texturas como la de manzana ácida, la de mandarina “exprimida”, la de limón con albahaca, o la de kéfir con lima; resulta ideal al término de una comida o cena, o incluso como prepostre.
En su tienda online el surtido es tal, que encuentras hasta helados bajos en calorías. En estas fechas y pensando especialmente en Fin de Año o Año Nuevo, prueba el de panettone italiano, una creación dulce que esta familia conoce ampliamente y de la que se surte para uno de sus helados más creativos.

 

Gelats de Territori

Idea y obra original del chef televisivo Marc Ribas, estos helados contribuyen a la divulgación y el reconocimiento de la cocina catalana en todo el país, a través de su riquísima despensa.
Helados de elaboración artesanal que ponen en valor al productor para subrayar también su origen. De cada territorio pues, su ingrediente más característico.
Esta Navidad, el cocinero ha ido más allá en sus distintas colaboraciones con empresas del sector para desarrollar cuatro nuevas propuestas heladas. Se trata de tres helados y un sorbete: tronco navideño, turrón de Sant Esteve, Doce campanadas y roscón de Reyes. Todos disponibles en su nueva venta online, pero también en supermercados L’Esclat, Valvi, Cal Fruitós, Caprabo y Ametller Origen.

 

 

Belén Parra
Belén Parra

La primera vez que se sentó a una mesa para contarlo en las páginas de El Mundo aún no se comía bien en los hoteles. Ha probado las mieles del oficio en una editorial gastronómica y en congresos especializados. Mata el hambre y la sed con las historias que encierran restaurantes, cocineros y emprendedores del buen vivir.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

PARTNER

imagen

Partner
imagen
Suscríbete a nuestra newsletter