Casadonna o el refugio para el culto ‘gastro’ de Niko Romito

©BarbaraSantoro

¿Resultó todo como esperabas?“, me inquiere Niko Romito una vez reposada la última cena que disfruté en Casadonna en septiembre de este mismo año. Como si supiera de la desilusión que suelen generarme los restaurantes italianos del nivel de su Reale, la pregunta es atinada y oportuna. Tanto como su cocina certera en tiempos de incertidumbre.

Todo en Niko Romito es sentido y consecuente. Nítido. Transparente incluso. Por eso cuanto escuches o leas sobre él, verás cómo se materializa en Casadonna. O muy especialmente en Casadonna. Aunque llene cada Spazio -en Milano y Roma, por el momento- y ALT pueda llegar aún más alto -y más lejos-, nada es comparable a Casadonna.

©AlbertoZanetti

En este antiguo monasterio del siglo XVI en el pueblecito interior de Castel di Sangro (Los Abruzos) es donde Niko Romito profesa su culto gastronómico. El mismo que le rendimos cuantos admiramos su determinación para con el oficio artesano.

Casadonna es hogar, restaurante, Academia y hotel para soñar con repetir pronto la experiencia. Es la representación de la italianidad culinaria. La esencia que define a los Romito, pues la fulgurante trayectoria de Niko no se entendería sin su hermana Cristiana.

©BarbaraSantoro

Juntos creyeron en el camino emprendido por su difunto padre y juntos decidieron reseguirlo hasta nuestros días. La pandemia ha trastocado sus planes de celebrar los 20 años de Reale –triestrellado por la Michelin y 51 mejor restaurante del mundo– de la forma más brillante posible: acercando su cocina a todos. Italianos y extranjeros; veteranos y jóvenes; profesionales y aficionados.

Su ya histórico menú 20reale20 ha supuesto también el tributo a una trayectoria de éxito. 15 platos para el recuerdo de hitos culinarios como su Absoluto de cebolla con azafrán local, sus Capellini lacados con (agua de) tomate o su Pan, obviamente casero, como plato único. Un flashback memorable a 150€ el cubierto, ya fuera verano que otoño. Con vegetales como la alcachofa, la coliflor o la berenjena bajo los focos, trampantojos conmovedores, pastas desnudas y dulces cada vez más livianos.

El menú que hubiera cerrado el año apenas se pudo disfrutar unos días debido al cierre de restaurantes decretado por el gobierno italiano. Un hecho inesperado que ha impedido a Niko, Cristiana y demás equipo seguir despertando emociones en las mesas. También en las del desayuno que prolonga el ‘sueño Casadonna’.

La celebración quedó por tanto inconclusa para todo el complejo. Sin duda el más completo de Italia a nivel gastronómico. Veremos si apenas pospuesta… La bodega de las 2.000 referencias custodiada por Gianni Sinesi en uno de los más bellos rincones de la Casa, seguirá pues sin descorchar auténticas joyas por un tiempo.

La sencillez expositiva de Niko Romito está por ahora en suspenso. Cuando menos hasta un 2021 en el que ya no sólo nos queda confiar en su regreso sino también en el nuestro (a sus mesas).

Casadonna~Ristorante Reale. Contrada Piana Santa Liberata, 67031 Castel di Sangro AQ, Italia.
www.nikoromito.com


*La foto de Portada es de ©BarbaraSantoro. 

Belén Parra

La primera vez que se sentó a una mesa para contarlo en las páginas de El Mundo aún no se comía bien en los hoteles. Ha probado las mieles del oficio en una editorial gastronómica y en congresos especializados. Mata el hambre y la sed con las historias que encierran restaurantes, cocineros y emprendedores del buen vivir.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

PARTNER

imagen

Partner
imagen
Suscríbete a nuestra newsletter