La #NoMona de David Seijas y Lluc Crusellas... ¡solo para adultos!

La #NoMona de David Seijas y Lluc Crusellas… ¡solo para adultos!

Todo empezó cuando a David Seijas le hicieron padrino. El cofundador de Gallina de Piel Wines, popular por su etapa de sumiller en elBulli, empezó a darle vueltas al tema de la mona de Pascua, un presente ineludible para los ahijados y ahijadas catalanes. «¿Por qué, con el tiempo, se dejan de regalas las monas? ¿Por qué dejamos de ser niños?», se preguntó.

Así nació la idea de inventar una mona para adultos, incorporando una botella de vino en su interior. Necesitaba un experto en chocolate, y quien mejor que su paisano de Osona Lluc Crusellas, mejor maestro chocolatero de España y próximo representante español en el World Chocolate Masters 2022. Lluc no dudó en unirse al proyecto, bautizado como #NoMona. «A los dos se nos va un poco la cabeza a nivel creativo. Nos gusta pensar en nuevas experiencias, es lo que la gente busca», nos cuentan divertidos.

Para poder esconder una botella de vino, tenía que ser un señor huevo. Cada uno está fabricado con dos kilos de chocolate negro Madagascar 65%, con notas de frambuesa, café y trufa negra. El acabado final emula una barrica de vino: un bonito detalle.

En el interior del huevo hay una botella de Roca del Crit 2017, un tinto de la D.O. Empordà, elaborado con dos variedades al 50%: Garnacha y Cariñena y firmado por David Seijas y su Gallina de Piel, claro. Ni que decir tiene que marida estupendamente con el huevo preparado por Crusellas y, creednos, tanto el vino como el chocolate son increíbles y juntos, orgásmicos.

¿Y cómo funciona? Esa es la parte divertida. «Queremos que sea una experiencia, que los comensales «peten» el huevo al inicio de la comida para descubrir el vino y descorcharlo y que el chocolate se deje encima de la mesa a ver si aguantan hasta el postre o si la gente se va dejando tentar y cogiendo trocitos. Nos gustaría que forme parte de la liturgia de la comida y que todo el mundo lo pase bien», nos explican.

Lo malo de todo esto -siempre hay un pero- es que la #NoMona es una edición limitadísima a cien unidades. Cada una de ellas numerada. Ya os podéis dar prisa si os queréis hacer con una: cuestan 99 € y están a la venta en la El Carme Pastisseria de Vic, la de Lluc Crusellas, y en la web de Gallina de Piel. «Ojalá el próximo año podamos hacer más», nos dicen David y Lluc. Ojalá.

 

 

Isabel Loscertales

Prueba nuevos restaurantes con la misma pasión con la que devora un buen libro o visita una expo. Responsable de la sección de cultura y ocio en la revista Woman Madame Figaro, trata de descubrir nuevas tendencias y de promulgar que lo culinario está de moda.