La Torre by Marañón, sorpresa gastronómica en el paraíso cántabro - Gastronomistas

La Torre by Marañón, sorpresa gastronómica en el paraíso cántabro

Aviso a navegantes: el que no conozca la zona cántabra de Ribamontán al Mar puede experimentar un súbito enamoramiento. Es imposible no caer rendido ante el encanto de las playas de la zona, a tan solo media hora de Santander. Está la de Langre, con un espectacular acantilado, o la de Galizano, que enlaza con la desembocadura de la ría de La Canal. Esta última parece hecha para hacer un picnic para pasar allí todo el día. Uno se pregunta, ¿habrá algún sitio por la zona en el que alojarse y disfrutar a la altura de semejante despliegue natural?

Y entonces uno se topa con La Torre de Galizano, un hotel abierto en un palacio de indianos del siglo XIX, que esconde más de lo que se ve a primera vista. Tras su fachada de piedra se esconde un establecimiento pensado desde criterios únicos de sostenibilidad y respeto al medio ambiente. Se usa la geotermia como fuente de energía principal o la recogida de aguas pluviales. Un hotel concienciado que, además, cuenta con habitaciones con jacuzzi y unas camas, ojo, comodísimas. Al frente del proyecto están los hermanos Marcos y Javier Marañón.

Una propuesta gastronómica

Pero la mayor sorpresa es quizá el restaurante La Torre by Marañón. Javier, en este caso. El cocinero, formado con un tridente de ensueño de la gastronomía nacional –Hilario Arbelaitz, Eneko Atxa y Martín Berasategui– está al frente de un restaurante de autor con recetas en las que todo funciona como un engranaje perfecto. Son ricos los pequeños bocaditos que sirve de aperitivos, desde la croqueta melosa de vaca hasta el taco de maíz de carne guisada, pasando por el capuchino de crema de morcilla y espuma de patata. La técnica de Javier aflora en la emulsión de almendras braseadas con la que sirve la navaja. Son finas las ostras francesas con granizado de pomelo. Javier no esconde sus influencias, algo que le honra, y ejemplo de ello es el milhojas de foie y mango con zanahoria cítrica y brioche, que presenta explicando que es un homenaje a Berasategui. Si tomamos el referente del milhojas clásico del chef vasco de foie, anguila y manzana y el que se sirve aquí dejaríamos la cosa en empate técnico y eso dice mucho de lo que bien que cocina Javier.

También hay inspirados guiños a la temporada. Un ejemplo es la riquísima alcachofa confitada con vieiras y carbonara de setas. También tiene buena mano el chef con los arroces melosos y se nota en el rico mar y montaña con rabo de vaca, anguila ahumada y citronella. Otro plato de notable alto es la lubina de acuicultura sostenible que llega presentada a la sal con salicornia y una reducción de pimientos de Isla asados a la leña, pegalabios y melosísima. Por encima, un crujiente de tinta de chipirón para aportar texturas. El plato de carne cumple. Es un lomo de corzo con crema de frutos rojos y setas de temporada que es un correcto broche a la parte salada.

Quesos, prepostres frescos y postres golosos

En los postres vuelve el apego a la tierra. Tienen un carrito de quesos con variedades de un pequeño productor de Torrelavega que merece la pena probar. Es muy fresca y muy rica la sopita de albahaca con frutas de temporada y helado casero de yogur. También hay un postre basado en el chocolate en distintas texturas para los que quieran acabar con un punch de azúcar. En cuanto a los vinos, cuentan con sus propios blancos y tintos embotellados para ellos y también con las burbujas de Juvé & Camps, marca de la que Javier es embajador.

La Torre by Marañón puede disfrutarse a la carta o con alguno de los menús de autor. Hay uno más corto, el llamado Degustación, por 48 euros y con un maridaje de vinos por solo 19 euros más. El denominado Gastronómico añade tres platos más (68 euros) y el maridaje se pone en 25 euros. Recomendamos este último para probar todo lo que tiene que ofrecer este discípulo aventajado de los grandes nombres de la gastronomía vasca. Y luego, a quemar calorías con algún paseo por los alrededores. Merece la pena.

Hotel Gastronómico Torre de GalizanoBarrio La Iglesia, 37. Galizano (Cantabria) Teléfonos: 942 50 53 84 / 699 795 798. Precio medio habitación doble: de 120 a 190 euros.

Restaurante Gastronómico La Torre by Marañón. De viernes y sábados, de 13.30 a 15.30 horas y de 20.30 a 22.30 horas; domingo de 13.30 a 15.30 horas. Temporada alta, abierto todos los días en horario de comidas y cenas, excepto domingos noche y lunes. Precio medio a la carta: 55 euros. Menús: Degustación (48 euros); Tradición (55 euros) y Gastronómico (68 euros).

Banda sonora. Gerry Rafferty – Right Down the Line

Javier Sánchez

Lleva comiendo prácticamente toda su vida, así que sabe de lo que habla. Un hombre, un reto: conocer TODOS los restaurantes de Madrid. Sigue en ello y empeñado en descubrir las últimas tendencias gastronómicas como coordinador de Cocinatis.com junto a Laura Conde, en el blog de gastronomía Oído Cocina de Yahoo! y como colaborador en sitios como Dominical, VICE o distintos medios del Grupo Prisa.