¡Pero qué flow tiene Anita Flow!

Tras Anita Flow, un nuevo restaurante situado en las inmediaciones del Passeig Sant Joan, se encuentra el Grupo Pantea, viejo amigo de los amantes del ocio playero que seguramente han ocupado mesa en más de una ocasión en Vai Moana o Can Fisher, ambos referentes, cada uno en su estilo, del buen comer a pie de playa. Con una filosofía similar –ese local contemporáneo y trendy capaz de poner de acuerdo a todos los paladares y juntarlos en una misma mesa– pero una carta y una ubicación totalmente diferentes, Anita Flow tiene mucho pero que mucho flow y una carta variada y profusa que hará felices a carnívoros, veganos, raritos, clasicazos, hipsters, maniáticos, sibaritas, estonomegustas, amantes de la comida saludable y otras tipologías de comensal que podrán confluir sin problema alrededor de una mesa en este bonito local.

Aquí no vamos a encontrar grandes alardes gastronómicos, pero ni falta que hacen: nos meteremos entre pecho y espalda un menú variado y divertido, para todos los gustos, por un precio de carta que en ningún caso va a superar los 20 € por persona. Y es que tras la criatura encontramos un valor seguro: Jordi Samper, responsable de la oferta gastronómica de todo Pantea Group y nieto de pescadores de la Barceloneta que ha trabajado junto a cocineros de la talla de Carles Abellan, Oriol Balaguer o Sergi Arola.

anita_flow_restaurante

El ambiente es el que nos viene a la cabeza cuando imaginamos uno de estos grandes locales de nuevo cuño con mobiliario de madera, una gran barra central, lámparas de diseño, techos altísimos, suelos originales, flores frescas en las mesas y una gran cristalera que deja ver un exterior siempre ajetreado. Todo ello hace de Anita el lugar perfecto para ocupar mesa a mediodía y disfrutar de su comedor de diseño siempre agradable y luminoso y de ese aire de que siempre pasan cosas con que nos reciben a cualquier hora del día; o a la hora de la cena, en su interior iluminado por neones, perfecto para preceder una noche de fiesta; o tal vez en su rincón más solicitado, el pequeño y agradable patio que comunica la entrada con la calle.

anita_flow_pollo
Pese a que es un lugar interesante para parejas o familias, si en algo destaca Anita Flow es por ser un buen restaurante para grupos, ya que su carta es amplia, transversal y todoterreno y tiene siempre ese aire informal, tan alejado de los encorsetados restaurantes de mantel, que hará que todo el mundo se sienta cómodo.

Celiacos, vegetarianos, veganos, carnívoros, alérgicos, sibaritas, los que están a dieta, los amantes de la cocina internacional, los que quieren probar cosas nuevas, los que no salen de los tres platos de siempre, los que solo comen pollo con patatas, los que disfrutan cenando con cócteles o los que prefieren seleccionar un buen vino, los que darían su reino por un vermut con tapas o los que prefieren el brunch, los que quieren un plato para ellos solitos o los que disfrutan como niños metiendo los dedos en platillos para compartir dispuestos por el centro de la mesa… Todos ellos pueden confluir en Anita y todos, sin duda, saldrán satisfechos.

Platillos que pueden ir desde un pollo asado que llega flamante a la mesa acompañado de patatas –uno de los hits de la carta–, que puede acompañarse de ostras, papas arrugás con salsa de huancaína y chipotle, cecina del Bierzo, falafel de lentejas rojas, tostada con hinojo y alioli de ajo negro, bowl de quinoa con tataki de atún, espinacas, alga wakame, setas shiitake y aliño de soja y sésamo y muchas otras propuestas en la misma línea.

Todos ellos demuestran que la versatilidad es una de las bazas de este local que está muy en la onda de lo que nos depara el Passeig Sant Joan y alrededores, donde podemos encontrar también buenas opciones para compartir, perfectas para reuniones de grupo, que pueden ir desde el Mezze Platter (un consistente platazo que lleva baba ganoush, hummus de remolacha, zanahoria asada, tomates cherry, pimiento escalivado, nueces y pan de pita), los nachos con guacamole, los mejillones tikka masala o la hamburguesa de ternera de 180 g, un clasicazo imprescindible que más de uno querrá para él solo.

Anita_Flow
Los tallarines de calabacín con hinojo, champiñones y parmesano, uno de los hits de Anita.

Cafés, tés, infusiones, diferentes opciones de brunch para los sábados, domingos y festivos, kombucha, zumos cold pressed y naturales y postres como los pasteles de la semana completan la oferta de un restaurante en el que no, no hay nadie que responda al nombre de Anita Flow. En algún momento, sin embargo, es probable que creamos que sí, cuando veamos en acción, caminando risueña entre las mesas, a Nati Lapelosa, alma mater del local y viva imagen de esa Anita Flow con flow que imaginamos al mando de este local tan versátil como vibrante. A ella se debe, probablemente, esa energía que desprende siempre el establecimiento y esa variedad de platos procedentes de todos los rincones del planeta que nos cuentan que Anita ha llegado a Barcelona para hacernos la vida más fácil.

Anita Flow
Consell de Cent, 413. T. 93 504 57 04.
De lunes a jueves, de 10 h a 24 h. Viernes y sábado, de 10 a 2 h.
www.anitaflow.com

 

 

 

Laura Conde
Laura Conde

Como directora de la revista Guía del Ocio BCN se recorrió gran parte de restaurantes de Barcelona y escribió sobre ellos durante siete años. Es autora del libro ‘La felicidad en una croqueta’ (Now Books, 2014) y de 'Hecho en casa' (Now Books, 2015). En la actualidad escribe y habla, las dos cosas que más le gusta hacer además de comer, en diversos medios.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.