La Ruta del bacallà en Hofmann es más Ruta de bacallà

Siempre hay que volver a Hofmann. Y no porque el legado que dejó nuestra añorada Mey Hofmann sea impresionante ni porque seamos tan fans de su cocina (celebramos nuestro quinto aniversario de gastronomistas en Casagrand con una cena elaborada por sus cocineros), sino porque es un clásico moderno que nunca falla. Jamás. Es como un reloj suizo. Y la Ruta del bacallà, hasta el 14 de abril, es una buena excusa para cruzar la puerta del restaurante y volver a descubrirse ante su discreto pero impecable trabajo. En manos de su profesionales, la Ruta del bacallà es más Ruta del bacallà. En su caso, solo hasta el 13 de abril porque cierra los domingos.

Allí puedes llorar de gusto por cinco euritos, los que cuesta la tapa que han elaborado para la ocasión y que se acompaña de una cerveza Inedit de Damm, o soltar 39 pavos y acabar con los lagrimales secos después de haber probado el menú. Un menú, por cierto, que sigue la misma estructura que el de la Insider Week y que versiona el que ofrecen los mediodías laborables, que vale lo mismo: aperitivo, primero, segundo, postre, petit fours, y una cerveza Inedit de Damm. Una birra, además, que parece hecha a medida de este pescado tan versátil y rico.

La tapa, que está a la venta los días laborables solo en Racó Hofmann, la sala que hay a la entrada del restaurante donde también hacen desayunos y platos del día, es un montadito de bacalao confitado con muselina de ajo y espinacas a la catalana con un sofrito picante. Contundente y sabrosa, tiene un precio de risa. Así que esos llantos de los que hablaba pueden responder a una mezcla de emociones: placer y risa.

Vayamos al menú. Comienza con un aperitivo, que en el caso de mi visita fue un huevo de codorniz sobre un pan de queso y bañado en una crema de cebolla.

Sigue con una ensalada de brandada de bacalao. Un mézclum de hojas verdes, guisantitos, zanahoria, espárragos, tomatitos y otras delicias vegetales esconden una brandada que parece un corte de rulo de queso de cabra y que es densa y sabrosa.

Le sigue el bacalao confitado con gazpacho de naranja y adornado con crujiente de la piel del pescado. Jamás había probado el gazpacho de naranja. Si tú tampoco, ya tardas. Ahí lo dejo.

De postre, sale de la cocina un babá con chantilly de vainilla y frutos rojos impecable, que demuestra que la pastelería está en el adn del restaurante.

El menú de la Ruta del bacallà se remata con unos petit fours: unos bomboncitos de chocolate y de naranja. Un detalle más que hace de Hofmann un restaurante tan especial. Igual que el pan blanco y el de frutos secos, servido con aceite de oliva arbequina y sal maldon para mojar como un poses; igual que el servicio, tan profesional como cercano. Detalles que hacen que, sí o sí, siempre quieras volver.

 

Hofmann

Calle de la Granada del Penedès, 14. Barcelona.
Teléfono: 93 218 71 65.
Horarios: de lunes a viernes, de 13.30 a 15.30 y de 20.30 a 23.00 horas; sábados, de 20.30 a 23.00 horas.
Precio medio: 70 euros (hay dos menús degustación de 70 y 95 euros, sin bebidas).
Precio del menú de la Ruta del bacallà: 39 euros con una cerveza Inedit Damm..

Racó Hofmann

Calle de la Granada del Penedès, 14. Barcelona.
Teléfono: 93 218 71 65.
Horarios: de lunes a viernes, de 8.30 a 17.30 y de 20.00 a 23.00 horas.
Precio medio: 8-20 euros.
Precio de la tapa de la Ruta del bacallà: 5 euros con una cerveza Inedit Damm.

 

Mi ubicación
Cómo llegar
Ferran Imedio
Ferran Imedio

En los últimos dos años ha visitado más de 300 restaurantes, pero su colesterol sigue en niveles normales. Esta rareza sin explicación biológica le permite seguir escribiendo sobre gastronomía en El Periódico de Catalunya, donde antes fue responsable de la sección de Gente y ahora, de Cocina's de la revista 'On Barcelona'.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.