Aunque se mantienen y cobran fuerza las tendencias gastronómicas del 2015, otras aparecen y despuntan para este nuevo año.

1. La dieta del no, no, no

Ya hemos hablado en varias ocasiones de la gran tendencia del momento: la cocina saludable -revisa nuestro post “11 tendencias de la comida healthy”-, que este 2016 continuará arrasando, aún más en su versión ecológica y artesana. Dentro de este fenómeno de la alimentación como estilo de vida y pilar de nuestro bienestar, hay una corriente que gana adeptos: la dieta “sin”. Cada vez más gente opta por una alimentación que excluye o proteínas animales (a veces solo carne), o productos con gluten, o azúcar, o lactosa, o cafeína o todos ellos juntos.

Solo ha faltado la publicación de la dieta de la top model Gisele Bündchen & family para reforzar esta tendencia; ellos comen un 80 % de verduras frescas ecológicas y granos enteros (quinoa, arroz integral…) y un 20% de proteína animal, mucho superalimento y nada de azúcares, harinas refinadas -gluten en general-, alimentos procesados, lactosa, cafeína o glutamato monosódico (solo usan sal rosa del Himalaya), entre otras cosas. ¿Te apuntarías a la “vida sin”? A nosotros es que nos tira mucho la cocina mediterránea de toda la vida… y  mojar pan.

Lo que sí es cierto es que los alimentos de origen vegetal ganan en protagonismo, aunque no por ello tengas que hacerte ni vegetariano ni vegano, fíjate en aperturas como Céleri de Xavier Pellicer en Barcelona o El Invernadero de Rodrigo de la Calle, en Madrid. A la vez las grasas pasan de ser demonizadas a ser aceptadas en su versión saludable, como es el caso del aguacate o el salmón.

4 libros sin - gastronomistas
Cuatro libros que le molarían a la Bündchen.

2. El concepto Delivery o entrega a domicilio.

Lo bueno de la cocina de tus restaurantes favoritos pero servida en la comodidad de tu casa. Desde páginas web especializadas como foodora.es, que en menos de 30 minutos te acercan los platos de buenos locales como Roig Robí o Petit Bangkok en Barcelona o Chifa y Picsa en Madrid, al servicio propio de restaurantes como Jaime Beriestain Café, en Barcelona, que te lleva los platos que elijas en menos de una hora y con el transporte incluido en pedidos superiores a 40 €. Este año nos acostumbraremos más a pedir a domicilio, gracias a que los mejores sitios se apuntan a esta tendencia.

Jaime Beriestain_Food Delivery Service - gastronomistas
El servicio Food Delivery de Jaime Beriestain en Barcelona, cuida el mínimo detalle.

3. Bebidas sofisticadas sin alcohol

La tendencia por la comida saludable alcanza el mundo del ‘drinking’ de lleno: cada vez pediremos más cócteles sin alcohol -o con muy baja graduación- y otras bebidas sofisticadas ‘sin’. En Spoonik Restaurant, del que os hablamos hace poco, tienen por ejemplo un maridaje con ‘sunnics’, bebidas infusionadas sin alcohol que tratan de maridar con el menú. Quédate con el término inglés ‘mocktail’ (cóctel sin alcohol), si quieres ser aún más sofisticad@ al pedirlo.

blue-cocktail-with-kiwi-1320954-639x424
Si eres abstemi@ no tienes porqué renunciar a cócteles sofisticados (sin alcohol).

4. El açaí

Cada vez oiremos hablar más y mejor de este superalimento brasileño, unas bayas muy ricas que tienen propiedades casi mágicas. Según la consultora Baum+Whiteman será el ingrediente hipster del año y protagonista de los smoothies y bowls más saludables. En el restaurante flexiteriano Flax & Kale lo sirven en bol junto con plátano, arándanos, crumble casero de castañas de Brasil, sirope de agave, cañamones y bayas de goji y el chef brasileño João Alcântara a través de su compañía FOgO lo prepara de diversas maneras, la más divertida en forma de gazpacho. Atención, por cierto, a la cocina brasileña en el año de las Olimpiadas de Río de Janeiro: tras la revolución de la cocina peruana y mexicana, puede que le haya llegado su momento.

bowl açai gastronomistas
Bowl de frutas con açaí, desayuno para hipsters.

5. La cocina de nuestros ancestros

En las próximas aperturas de alta gastronomía se busca echar la mirada atrás para ver cómo se comía hace siglos. Así, Noor Restaurant en Córdoba, de Paco Morales, pretende recuperar la cocina andalusí del siglo X. “Se trata de depurar la herencia árabe y norte africana en la cocina andaluza, porque fue resumen magistral del saber de todas las demás grandes culturas culinarias mediterráneas anteriores. También de investigar y aplicar esos conocimientos a la cocina más moderna. Sólo así podremos recuperar la cocina hispano-musulmana, junto a aquellas celtas, tartesas, griegas, fenicias, hebreas, romanas o visigodas”, explica el chef de su nuevo proyecto. Lo próximo de Albert Adrià en Barcelona, Enigma, buscará analizar por qué comemos como comemos: “igual vamos hacia atrás para ver cómo comía el hombre al principio, cómo evolucionó, y cómo cocinaba, sin preocuparnos tanto de vanguardias o de técnicas”, explicaba el cocinero a Efe.

Enigma_Project
Así será el nuevo restaurante de Albert Adrià, Enigma.

6. Bocatas y porrones

Las bocaterías gourmet han pegado fuerte en 2015 y en 2016 están dispuestas a arrebatarle el reinado a las hamburguesas. Algunos como El Porrón Canalla en Madrid, de Juanjo López, optan por acompañar sus bocatas con porrones de cerveza, vino o sangría, para darle un toque aún más divertido. En Barcelona, nos han encantado propuestas como la de Entrepanes Díaz. Vivan los bocadillos hechos con buen producto y combinaciones originales. En Estados Unidos parece que pegará fuerte el elaborado con pollo frito, ¿cuajará también aquí? Ya os contaremos.

el porrón canalla
Bocata de chorizo y cerveza en porrón de El Porrón Canalla.

 

Isabel Loscertales
Isabel Loscertales

Prueba nuevos restaurantes con la misma pasión con la que devora un buen libro o visita una expo. Responsable de la sección de cultura y ocio en la revista Woman Madame Figaro, trata de descubrir nuevas tendencias y de promulgar que lo culinario está de moda.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

PARTNER

imagen

Partner
imagen
Suscríbete a nuestra newsletter