Afrontamos al vuelta al cole y a la normalidad (nueva o no) con ganas. Por eso seleccionamos tres restaurantes nuevos que merece la pena conocer en Madrid. Tomemos las calles (y las mesas).

Foto: Sergio Albert

MO de Movimiento. Este `proyecto va más allá de ser un restaurante. Se trata de una iniciativa de Proyectos Conscientes, empresa cofundada por los emprendedores Felipe Turell y Javier Antequera. Ambos cuentan con una amplia trayectoria en hostelería y restauración, impulsando negocios de impacto positivo. Dentro de esta filosofía, emplean a personas con difícil acceso al mercado laboral. También trabajan con una cuidadosa selección de materias primas y productos artesanales ecológicos. La finalidad de MO de Movimiento es apoyar y dar visibilidad al esfuerzo y compromiso de pequeños productores españoles. Con estos mimbres (y una terraza interior espectacular) ofrecen una cocina saludable. En la carta, encontramos pisto con huevo ecológico de Redondo (Ávila), burrata artesanal hecha en Valladolid y pizzas en horno de leña. Uno de los proyectos más llamativos de los últimos tiempos en Madrid.

 

China Crown. Maria Li Bao y Felipe Bao abren en Madrid un gemelo de su restaurante en Barcelona. La propuesta revive un recetario chino poco conocido, con platos como el dim sum de aleta de tiburón, el picantón crujiente con anacardos o el pepino de mar con reducción de cebolleta. Su plato estrella es el pato imperial Beijing, que se cocina siguiendo la receta original de las antiguas cortes chinas. Hay que destacar lo elegante del espacio, que sitúa este chino en la onda de otros restaurantes top de la capital como Don Lay o Tse-Yang. Sin duda, una apertura que es un notición para los amantes de la alta cocina china en la capital.

 

Fayer. Aunque abrió sus puertas hace unos meses, este restaurante que mezcla lo mejor de Argentina e Israel afronta ahora su puesta de largo con la llegada de septiembre. Ubicado en la calle Orfila, propone jugar con el fuego, un elemento central en la cocina de este espacio. El chef es Mariano Muñoz, un gran conocedor de las recetas israelíes tradicionales. También es un amante, como buen argentino, de la parrilla. Entre los platos, hummus clásico y falafel servido con salsa tahini y lebaneh. También hay khachapuri, un plato típico georgiano a base de masa crujiente con queso de cabra y huevo. En el apartado de parrilla, encontramos los cortes argentinos como el ojo de bife con chimichurri levantino o la molleja ahumada con ras el hanout. Aunque el gran protagonista de la carta es el pastrón con hueso. Este plato icónico se prepara con un costillar de novillo curado durante 10 días en una mezcla de sal, azúcar y 13 especias. La pieza está ahumada en frío durante 8 horas y, finalmente, cocinada al vacío a baja temperatura durante 24 horas.

Banda sonora. Little Boots – New in town

 

Javier Sánchez
Javier Sánchez

Lleva comiendo prácticamente toda su vida, así que sabe de lo que habla. Un hombre, un reto: conocer TODOS los restaurantes de Madrid. Sigue en ello y empeñado en descubrir las últimas tendencias gastronómicas como coordinador de Cocinatis.com junto a Laura Conde, en el blog de gastronomía Oído Cocina de Yahoo! y como colaborador en sitios como Dominical, VICE o distintos medios del Grupo Prisa.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

PARTNER

imagen

Partner
imagen
Suscríbete a nuestra newsletter