4 vermuts para celebrar las Navidades por todo lo alto
Contenido patrocinado por:
Barcelona Beber Comer

4 vermuts para celebrar estas Navidades por todo lo alto

Se acercan las Navidades y, oye, siempre apetece sentarse en la mesa a probar algo especial. ¿A que sí? Pero qué pasa si se trata de un vermut navideño. Pensarás: eso no puede ser, eso es un vasito, dos tragos, alguna cosa que llevarse a la boca más o menos típica como unas bravas y pa’ casa. Pues no.

Hay vermuterías que se lo curran y sirven unas tapas que son para ponerse la corona de rey mago o el gorro de Papa Noel. Así de ricas, así de sorprendentes, según el caso. Es decir, así de navideñas.

Como somos de celebrar las fiestas tan señaladas incluso en la barra o en la terracita de un bar, hemos visitadocuatro vermuterías de Barcelona donde disfrutar de un buen vermut navideño. Un Cinzano, en este caso, y unos bocados que van de maravilla con este trago. Apunta porque fliparás. Eso sí, hazlo de manera responsable, que la bebida tiene 15 grados y entra tan bien…

Trencalòs

¡Madre mía!, qué bien le van los daditos de salmón ahumado al Cinzano que nos pimplamos en Trencalòs, una vermutería de barrio sin pretensiones pero con un trato muy familiar y un encanto único gracias a una decoración de alta montaña, la pasión de los dueños del local, Toni Legaz y Oriol López. Porque no nos negarás que el salmón ahumado es un ‘must’ de las Navidades.

Aquí lo sirven con un ahumado muy suave, y lo aderezan con un poquito de sésamo y otro poquito de aceite. Esta pareja pescado-vermut se entiende tan bien que debería pasar por el altar y convertirse en matrimonio de por vida.

Trencalòs está en Sants, al ladito de La Mundana. Y está claro que no pretende competir con el exitoso local de Alain Guiard. Con inteligencia, aquí proponen clásicos del vermut de principio a fin, con dos excepciones: las croquetas y las patatas bravas, que en este caso sustituyen por papas arrugás. Lo demás, de libro y de maravilla. Los boquerones, la sardina ahumada, las tablas de embutidos y quesos, los callos… También sirven platillos fuera de carta, como las citadas papas, el fricandó (melosísimo, extraordinario), la brandada de bacalao con aceite de trufa y parmesano, la butifarra esparracada con setas, las albóndigas con sepia…

La abuela de Toni Legaz, Maria, estaría orgullosa de él: suya era la tienda de baldosas y cemento que hace muchos años ocupaba el local; ahora el nieto, que tuvo la ayuda del abuelo Félix en sus inicios, pavimenta un camino al cielo a través del paladar. «Y no me quiero olvidar tampoco de mucha otra gente que ha formado parte del equipo de Trencalòs y la que lo forma actualmente por su trabajo y ganas que han hecho que hayamos ido creciendo poco a poco».

Trencalòs. Vallespir, 73. Teléfono: 93 016 31 15.

instagram.com/trencalos.vermuteria


Bar Alegria

Es verdad que el nombre de este establecimiento no puede ser más acertado, sobre todo cuando has probado su carta. Eso nos ha ocurrido con el vermut navideño que propone el equipo de Tomàs Abellan (quien no lo sepa aún, es hijo de Carles, fundador del mítico Tapas 24): rossinyols (rebozuelos) en escabeche de azafrán. Un platillo de temporada que usa una técnica milenaria de conservación de la cocina barcelonesa y con un producto, el azafrán, que en la ciudad fue muy usado durante siglos (en la época romana estaba lleno de campos que lo cultivaban).

Todo esto nos lo cuenta Tomàs antes de señalar que lo sirven a temperatura ambiente, que es un poco cítrico, que no es pesado ni empalagoso, y que va bien para abrir boca. Igual que el vermut. «Además, juntos se entienden bastante bien».

En Bar Alegria, que nació en 1899 y que este joven restaurador (sí, joven, 33 tacos) cogió en 2019, proponen mucho platillo, mucha media ración, con productos siempre de temporada. Este híbrido entre casa de comidas y bodega lo está petando, y lo vas a entender con estas cuatro razones: la melosa tortilla de patatas con trufa negra y cebolla confitada, las mollejas con puré de calabaza y setas de temporada, la tostada de mantequilla ahumada con sardina, anchoa o boquerón, y la alcachofa con una yema de huevo y trufa negra en su interior acompañada de parmentier de patata…

Mucho producto, mucho trabajo y mucho sabor. Mucha alegría, en fin.

Bar Alegria. Borrell, 133. Teléfono: 93 032 67 20.

instagram.com/baralegriabarcelona


La Guapa

El solomillo es una carne que siempre viste en cualquier mesa festiva. Y no veas si además le pones un poco de foie por encima. Tremendo, ¿verdad? Pues así han pensado en La Guapa cuando les preguntamos por un vermut navideño con Cinzano. Su respuesta no podía ser más ‘guapa’: un solomillo con foie y reducción de Pedro Ximénez. ¡Olé!

La Guapa es una vermutería canalla que tiene mucho rollo. Y, amigos que tenéis mascotas: es pet friendly. Basta leer el cartel que hay en la puerta: «Prohibido entrar sin decir hola». Te prohíben no saludar al llegar pero te irás de allí despidiéndote y casi con ganas de anunciarles que volverás más pronto que tarde. Y no solo por este vermut navideño, sino porque su carta y su ambiente es de las que te dan ganas de volver.

Bocados de aquí y de allá, clásicos y modernos, como las bravas, las fritas de boniato con allioli y salsa chipotle, la bomba con salsa picante, el edamame con salsa kimchi picante, las tablas de quesos y de paletilla ibérica de bellota, el tartar de atún con tomate y aguacate, las tiras de pollo al estilo cajún con salsa de mostaza y miel, los buñuelos de bacalao, las tiras de calamares a la andaluza con mayonesa de wasabi y lima, las berenjenas fritas con miel y queso de cabra, las croquetas al estilo Thai o de rabo de toro, las empanadas argentinas… Con tantos platillos viajados, ¡cómo no van a jurar que hablan ‘spanglish’ fluido! Oh yeah!

La Guapa. Urgell, 146. Teléfono: 93 678 62 93.

instagram.com/laguapaylamala


Palique

Los mejillones suelen funcionar muy bien en cualquier situación. Y en Navidades son una variante más económica frente al marisco más exclusivo. Así que, por qué no hacer una tapita tan y tan resultona y mucho más asequible. Y eso hace Carlos Ortiz en Palique: unos mejillones en salsa carnosos y picantitos que van de fábula con el Cinzano. No descubre la pólvora con este platillo tan habitual, por ejemplo, en Zamora, pero lo clava cuando luego hay que dar un trago al Cinzano. Llevan un sofrito de cebolla, tomate y ajo con pimentón de la Vera picante al que añade el caldito de los mejillones al vapor cocidos con ajo y laurel. Gran vermut navideño, sí señor.

Palique, primo hermano de Quillo Bar y Chico Bar, despunta en la zona alta de Barcelona con propuestas como esta y muchas otras. Por ejemplo, una tortilla de patatas con un punto cremoso y de gran altura, tanto física como de sabor (ya tardas en ir a probar la trufada, aderezada con trufa de verdad), que es el superventas de la casa. Otro hit es la ensaladilla rusa.

Pero no hay que dejar pasar la ocasión de hincar el diente a la maravillosa y agradable gilda, a la carrillera ibérica, al rabo de toro con parmentier de patata, al tataki de atún, a los callos al horno de carbón… En fin, que aquí encontrarás tapeo con un punto de elaboración que tu paladar agradecerá.

Palique. Mandri, 27. Teléfono: 93 141 58 41.
Disfruta de un consumo responsable 15º. Comparte el contenido sólo con mayores de 18 años.
Gastronomistas

Somos gastrónomos y periodistas. En una palabra: gastronomistas. Escribimos sobre gastronomía popular con lenguaje popular. Trabajamos en periódicos, en revistas de cocina y de tendencias, en plataformas digitales, en editoriales gastronómicas, en agencias de comunicación... Escribimos sobre restaurantes, cocineros, coctelerías, vinos, libros, recetas, exposiciones, rutas, viajes, hoteles con mesa y mantel… Nos gusta tanto comer y beber como contarlo.

MÁS SOBRE: Navidad | Tapas | Vermut | Vermutería |
PARTNER:
Recibe nuestras novedades cada jueves en tu buzón, sobre bla bla bla.

    He leído y acepto la política de privacidad