3 templos de la buena carne en Barcelona

¿No puedes resistirte ante un buen chuletón? ¿El olor de una entrecot a la brasa te hace salivar al más puro estilo del reflejo Pavlov? ¿Entre carne y pescado, no lo dudas? ¿El corazón te palpita cada vez que pronuncias la palabra ‘solomillo? Con estos síntomas, no cabe duda de que eres un/a carnívoro/a de pura cepa. Así que toma nota y no te pierdas estos 3 templos de la buena carne en Barcelona.

Solomillo. C/ Mallorca, 251 – www.restaurantesolomillo.com

Ya hace unos años que este restaurante elegante y tranquilo, con aires de brasería de lujo, es todo un referente de la mejor carne en Barcelona. La carta se divide en 5 razas bovinas (salers, charolesa, frisona, rubia gallega y buey), que también son de edades y maduraciones distintas, lo que repercute tanto en su textura como en la intensidad de su sabor. Esta se elabora en horno Josper, que permite la preparación a brasa real con carbón 100%, y con el gramaje solicitado por el cliente (entre 125 gramos y 1 kilo); se sirve con la salsa (no os podéis perder la café de París, que cuenta con nada más y nada menos que 35 ingredientes secretos), y la guarnición elegida (verduras variadas salteadas o a la parrilla, patatas fritas o… ¡el exquisito gratin dauphinois!, receta francesa a base de patatas, bechamel y queso, gratinada al horno). Otra especialidad indiscutible de la casa es el tartar, que al estilo ‘franchute’ más purista elaboran en la misma mesa: bueno a rabiar, por cierto. Si tenéis suerte, como remate -e incluso si ya no tenéis hambre- el postre del día será el exquisito baba au rhum: un cake borracho que sirven con crema y helado de vainilla. Simplemente delicioso.

¿Qué más? Las noches de primavera-verano, Solomillo tiene una preciosa terraza-jardín interior que abre por las noches. Ideal para una cena romántica.

 

3 Lucas. C/ Jerusalén, 30 – www.3lucas.es

Estás por el centro y te entra antojo carnívoro. ¡Ya tienes dirección! 3 Lucas es un recién inaugurado restaurante donde seleccionan su carne con mucha cuidado y expertise y, además, en el caso de alguna pieza la maduran ellos mismos hasta 45 días gracias a una cámara de frío especial. También cuentan con horno Josper de carbón para garantizar el perfecto punto de cocción. ¿Su objetivo? Ni más ni menos que homenajear la cultura carnívora de Latinoamérica, pero sin perder de vista la tradición culinaria local. En 3 Lucas, la ternera es la gran protagonista (el chuletón de Girona, el wagyu de Chile, el novillo de Uruguay y el holandés) en cortes nada convencionales como la arrachera o el ojo de bife. Ojo a las cantidades: 250 gramos para la entraña, 280 gramos para el entrecot y 500 gramos para el lomo alto. Además, la carta de vinos cuenta con alrededor de 25 referencias muy bien seleccionadas de bodegas tradicionales, biodinámicas o naturales.

¿Qué más? Si quieres picar algo más que carne, también hay pescados de lonja, como la merluza al estilo Santurce o platos al carbón como las almejas gallegas al Josper.

 

Sagardi. C/ Argenteria, 62 – www.gruposagardi.com

La cocina vasca, ya se sabe, tiene muy en cuenta todo lo que tiene que ver con la carne. Y si andas por el Born, encontrarás en Sagardi un buen lugar donde disfrutar de ella, además de pintxos y de pescado fresco que llega de la lonja de la Barceloneta. Pero, sobre todo, claro, de unos chuletones de vaca vieja que merecen ser citados en este reportaje.

Aquí se entregan tanto al arte de las carnes a la brasa (en este caso de encina) que, desde hace muchas temporadas, celebran cada año unas jornadas gastronómicas del buey, un animal dificilísimo de encontrar y que asan en este y otros restaurantes del grupo Sagardi, donde manda la cocina directa, tradicional y de temporada. Así que tienen pasión y experiencia sobrada y contrastada con este producto. Lo demuestran en detalles que parecen tontos pero que no lo son en absoluto, como el hecho de que inclinan un poco la parrilla para que la grasa no caiga sobre las brasas (de manera que hace imposible que el humo contamine la carne), ponen la sal gruesa marina una vez sellada la carne (si lo hicieran cuando está cruda absorbería los jugos y se endurecería) y, como dicen allí, a cada chuletón le dedican “paciencia y cariño”. No es casualidad que comenzaran en 1996 y que sigan, más de dos décadas después, atrayendo a carnívoros de pro.

 

Laia Zieger
Laia Zieger

Una periodista francesa ‘expatriée a Barcelona’ que ha trabajado en El País y El Periódico de Catalunya, colabora con medios de ambos lados del Pirineo, y coordina el portal www.vinacora.com. Es autora del libro ‘Portraits de Barcelone’ (Hikari Editions, 2016).

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.