Las Muns: empanadas de todos los colores y sabores

Hoy me he puesto nostálgico. Encarna y sus empanadillas quedan ya tan lejos que los millennials no sabrán ni de qué estoy escribiendo. Que busquen aquel gag de Martes y 13 en Youtube. Pero ya les avanzo que aquella Encarna habría dejado de cocinar empanadillas para zamparse las empanadas de Las Muns.

De los años 80 paso a los 90. Paco Pil cantaba aquello de “A mí me gustan las pastillas, rojas, verdes y amarillas”. Tampoco los millennials saben de que hablo. Que la escuchen en Youtube. Pero si hubiera existido Las Muns, habría cantado lo mucho que le gustan las empanadillas (en realidad, empanadas), sean rojas, verdes o amarillas.

Porque en Las Muns -y vuelvo a la época actual- las hay de todos los colores. Y sabores. El otro día pasé por el local que tienen en la Via Augusta, 149 de Barcelona y su calidad y variedad me convencieron lo suficiente para escribir este post. Y para no tener dudas de que los millennials disfrutarán con ellas, por sabor, por color… y por precio.

Empecemos por la vista, pues las empanadas lucen distintos colores, tal si fueran pastillas de Paco Pil. Para lograrlo, tiñen la harina de la masa (de trigo, integral y de espelta) con zumos vegetales naturales (zanahoria, tomate y espinacas). Para hacerlas más tentadoras, llevan el nombre del relleno grabado en la masa.

Después, por los sabores. Las rellenan en su obrador, sin conservantes. Hay multitud: de jamón y queso, de tofu ahumado y quinoa, de tomate seco y provolone, de pollo ‘thai’, de espinacas y queso emmental, de paté de aceituna y mozzarella; de manzana y canela, de Nocilla y plátano…

Yo probé la de cebolla caramelizada (con queso de cabra, nueces y queso fior di latte), la de ternera (solomillo cortado a cuchillo, cebolla, huevo duro y especias sudamericanas), la de solomilo al cabernet (carne de ternera, cabernet sauvignon, puerros, champiñones, zanahorias, especias, romero y orégano fresco) y la dulce de manzana y canela (manzanas verdes caramelizadas con canela, uvas pasas y especias árabes). Cuestan entre 2,5 y 3,5 euros y sacian que da gusto.

En realidad, es más un take away que un restaurante (si decides comerlas en casa, puedes calentarlas en el horno o en la sartén pero jamás en el microondas). En Via Augusta, 149 hay una mesita para cuatro personas como mucho, así que mejor llevártelas contigo. Pero si te quedas allí puedes echarte las salsas de chimichurri, picante y chamoy (una mexicana con albaricoque) que ponen a disposición de los clientes. En cambio, en Las Muns de la Illa Diagonal, Poblenou y Diagonal Fluvià tienen ensaladas porque los locales son más grandes y pueden albergar a comensales.

De postre, tienen cookies de chocolate con dulce de leche, brownie, carrot cake y bites (alfajores de maizena), que parecen un macaron y llevan dulce de leche y coco rallado. Los postres cuestan entre 2,5 y 3 euros.

No hay menús, pero sí fórmulas más económicas, como el 3×2 de 12.00 a 13.00 horas y el combo de 2 empanadas con bebida por 6,95 euros y de 3 con bebida por 9,45.

Las Muns

Varios locales en Barcelona y Madrid.
Teléfono: 93 309 63 20.
Horarios: consultar web.
Precio medio: 10 euros.

Ferran Imedio
Ferran Imedio

En los últimos dos años ha visitado más de 300 restaurantes, pero su colesterol sigue en niveles normales. Esta rareza sin explicación biológica le permite seguir escribiendo sobre gastronomía en El Periódico de Catalunya, donde antes fue responsable de la sección de Gente y ahora, de Cocina's de la revista 'On Barcelona'.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.