7 mitos sobre el vino rosado que se deben aclarar a la de ya

El vino rosado ha gozado de mala fama durante mucho tiempo en España. Por suerte, desde hace algún tiempo esto está cambiando: cada vez los rosados son más apreciados y están más de moda. Ya no son el niño feo de la enología. Aprovechando que ahora en verano es cuando más apetece tomarlos, bien fresquitos, nuestros amigos de la bodega de la Provenza francesa Domaines Ott, famosa por elaborar los mejores rosados del mundo, nos desmonta algunos falsos mitos sobre este vino:

¿El rosado se elabora mezclando blanco y tinto?

Mucha gente piensa que sí y la realidad es que no. «El proceso de elaboración del rosado nunca ha residido en la mezcla entre vinos para rebajar su sabor y color. No obstante, sí se permite la mezcla de vinos blancos y tintos en champagne, aunque no todas bodegas lo realizan», nos aclaran.

¿Se produce con uvas rosadas?

Para nada. «La mayoría del vino rosado se produce a partir de una maceración ligera de uvas tintas. En este sentido, al tratarse de vinos más delicados, los rosados requieren de uvas de la máxima calidad y mayor higiene posible en su proceso de elaboración», explican desde Domaines Ott.

¿El rosado es menos que el vino tinto o blanco?

Claro que no. Cada vino tiene su momento y, además, entre los rosados se dan grandes vinos, muy apreciados por crítica y público. Es el caso de los legendarios Domaines Ott, Ch. d’Esclans o el extraordinarios champagnes Louis Roederer Cristal Rosé (primer champagne en obtener los míticos 100 puntos de Robert Parker). En algunas zonas como por ejemplo en Francia, cuna del vino de calidad, se consume más vino rosado que blanco. Y en los últimos años, el rosado está cada vez más de moda, especialmente en los ambientes más glamourosos.

¿Podemos conocer su calidad según la intensidad del color?

Desde la prestigiosa bodega francesa son rotundos: no, no y no. «Esta discriminación es causada, como otros muchos aspectos del sector, a los prejuicios y falsas creencias. De hecho, los vinos más apreciados son los asalmonados».

¿El rosado es un vino sin personalidad?

Erróneamente muchos lo creen y desde Domaine Ott quieren erradicar este falso mito: «El rosado es el vino de la noche de verano, de la copa entre amigos, incluso de la copa después de cenar o de media tarde en un entorno similar a la de la copa de champagne», opinan.

¿Es un buen vino para maridar?

Por supuesto. No es cierto ese mito de que el rosado no es un vino para comer. «Pocos vinos acompañan mejor una ensalada, una pasta ligera o una paella que el rosado, ideal con arroz y marisco o pescado a la brasa. Sus propiedades y frescor le permiten maridar con una amplia variedad de platos».

¿Es lo mismo rosado y clarete?

Son vinos que se producen de forma diferente y con uvas distintas. Los rosados son vinos que se elaboran con uvas tintas, mientras que el clarete pasa por mezclar uvas tintas y blancas en diferente proporción.

Gastronomistas
Gastronomistas

Somos gastrónomos y periodistas. En una palabra: gastronomistas. Escribimos sobre gastronomía popular con lenguaje popular. Trabajamos en periódicos, en revistas de cocina y de tendencias, en plataformas digitales, en editoriales gastronómicas, en agencias de comunicación... Escribimos sobre restaurantes, cocineros, coctelerías, vinos, libros, recetas, exposiciones, rutas, viajes, hoteles con mesa y mantel… Nos gusta tanto comer y beber como contarlo.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.