AIÓ, el italiano de Malasaña se reinventa con pizzetas y frégula

No ha pasado ni una década desde que AIÓ abrió sus puertas, pero por Malasaña parece que ha pasado casi un siglo. Si hace 10 años la sofisticación del barrio daba sus primeros coletazos, ahora la transformación se ha completado. Un dia cualquiera, cientos de turistas pasean por sus calles echando fotos a diestro y siniestro. Ante este panorama, AIÓ ha decidido hacerse un lavado de cara para seguir en la brecha. En su momento, se convirtió en uno de nuestros italianos favoritos gracias a su apuesta por una oferta más accesible y popular que la media de los restaurantes transalpinos de la capital.

Ahora, sigue en esa línea, aunque con algunos cambios. El más evidente en un primer vistazo es su nueva imagen, a cargo del estudio Lab Matic, en la que los colores del Mediterráneo y las tonalidades pastel han tomado el espacio para trasladar a la clientela la luz de Cerdeña. Pero esto va acompañado también de una nueva carta, en la que  las típicas pizzetas de Cerdeña cobran todo el protagonismo.

Las pizzetas cuentan con una masa de 120 gramos y 20 centímetros de diámetro, un tamaño que facilita poder disfrutarlas doblándolas por la mitad para comerla con las manos, como si de un bocadillo se tratase. Destacan por su singularidad La Sarda, con mozzarella Fior di Latte, salsa de tomate, longaniza aromátizada con anís, patatas y boletusLa Speciale (blanca sin tomate) de mozzarella Fior di Latteburrata, guanciale, espinacas y trufa negra.

Pero no todo son pizzetas en el AIÓ, ya que en su carta se incluyen otros platos representativos de la gastronomía sarda como  la “paella” con salsiccia fresca, funghi porcini e pecorino sardo: una frégula sarda con longaniza fresca, boletus y queso de oveja curado o los Malloreddus a la campidanese con pecorino sardo: una sabrosa pasta típica sarda con boloñesa al estilo sardo (longaniza aromatizada al anís y azafrán en salsa de tomate) y queso de oveja curado. Mención aparte merecen los postres, entre los que el tiramisú della Nonna sigue siendo el éxito de la casa junto con la irresistible pizzeta de Nutella.

Para beber, una cuidada selección de vinos sardos seleccionados por los propios artífices del proyecto, así como una reseñable oferta de cervezas artesanas entre las que destacan la lager de Cerdeña Ichnusa (¡buenísima!). Además, el restaurante también ha incorporado una extensa carta de coctelería clásica para disfrutar a partir del mediodía. Entre sus tragos más especiales destacan el Long Island Ice Tea, el Moscow Mule, el Negroni Sbagliato o el Espresso Martini, entre otros. AIÓ se renueva para seguir en la cresta de la ola. Por mucho tiempo, esperemos.

Restaurante AIÓ. Corredera Baja de San Pablo, 25, Madrid. Horario: lunes de 13.00 a 17.00 horas y de 19.00 a 01.00 horas. Martes, miércoles y jueves, de 13.00 a 01.00 horas. Viernes y sábado, de 13.00 a 02.00 horas Domingos, de 13.00 a 01.00 horas. Precio medio: 18 euros. Menú de mediodía por 9 euros.

Banda sonora.  Jovanotti – L’ Estate Addoso

Javier Sánchez
Javier Sánchez

Lleva comiendo prácticamente toda su vida, así que sabe de lo que habla. Un hombre, un reto: conocer TODOS los restaurantes de Madrid. Sigue en ello y empeñado en descubrir las últimas tendencias gastronómicas como coordinador de Cocinatis.com junto a Laura Conde, en el blog de gastronomía Oído Cocina de Yahoo! y como colaborador en sitios como Dominical, VICE o distintos medios del Grupo Prisa.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

PARTNER

imagen

Partner
imagen
Suscríbete a nuestra newsletter