Casa Ángela: sagradas tapas y sagradas paellas ante la Sagrada Família

Cuando te pones mojar pan en el caldito de los mejillones a la marinera (y no solo tú sino tus amigos), significa que ahí, en esa olla, en esa mesa, en ese restaurante, está pasando algo. Y ese algo es muuuuy bueno. Porque así son las tapas y arroces de Casa Ángela: de vicio. Por eso hay que dejar escrito que, junto a la Sagrada Família, ese microcosmos de guiris y restaurantes fast food de cadenas internacionales que tan poco invitan a acercarse a los nativos, se puede comer de maravilla.

Casa Ángela sirve platillos de toda la vida, clásicos, ‘sagrados’, pero muy bien elaborados, con sabores largos. El ejemplo de los mejillones es paradigmático, pero acaso no sea el más destacado si no te pirran los moluscos, porque sus patatas bravas te hacen temblar de placer (¡maldita sea!, ¿por qué mantienen la receta en secreto?) y lo flipas con las gambas al ajillo, tapa tan maltratada desde hace años.

Ojito con los buñuelos de bacalao, rellenos de bacalao y no de aire (no es una frase sin sentido: ¿cuántas veces te han vendido ese ‘aire’ en vez de pescado?). Pero ojito, sobre todo, mucho ojito, con las croquetas, sin duda, de lo mejorcito de la ciudad.

Las hacen de jamón ibérico, de carrillera de cerdo, de ‘ceps’ con trufa y de chipirones. Cremosas por dentro y crujientes por fuera, su relleno tiene sabores muy intensos. La verdad es que cuesta mucho decidirse por cualquiera de ellas, así que recomiendo pedir una de cada.

Casa Ángela es un dos en uno: tiene dos locales ubicados en los números 13 y 15 de la plaza de la Sagrada Família. Uno luce un aspecto más de restaurante y otro, más de bar de toda la vida.

En ambos sitios puedes pedir cualquier plato de la carta, sea una tapa o unos arroces, como el marinero (sensacional, con calamar, almejas, gambas y alcachofas), el de pulpo (divertido y logrado, con mejillones, pimentón dulce de La Vera y un toque de allioli), el campero (con butifarra de Calaf y espárragos trigueros), el negro, el de pollo, el de verduras… Así hasta siete variedades, más la fideuà de marisco.

Ah. Y para acabar, otra recomendación más allá de las croquetas, de los arroces y del propio restaurante: la terraza. En pocos sitios podrás disfrutar sentado al sol frente a la fachada del templo de Gaudí, justo ante tus narices. Qué lujo. Y ya no te digo si lo haces croqueta en mano…

Casa Ángela

Plaza de la Sagrada Família, 13-15. Barcelona.
Teléfono: 93 457 30 90.
Horarios: de domingo a jueves, de 10.00 a 18:00 horas: viernes y sábados, de 10.00 a 23.00 horas.
Precio medio: 25 euros (para San Valentín han preparado un menú de 35 euros con varios entrantes para compartir y un segundo a elegir, con vino blanco o tinto o cerveza o refresco, agua y cafés).

 

Mi ubicación
Cómo llegar
Ferran Imedio
Ferran Imedio

En los últimos dos años ha visitado más de 300 restaurantes, pero su colesterol sigue en niveles normales. Esta rareza sin explicación biológica le permite seguir escribiendo sobre gastronomía en El Periódico de Catalunya, donde antes fue responsable de la sección de Gente y ahora, de Cocina's de la revista 'On Barcelona'.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.