5 ‘bouchons’ que deberías probar en Lyon

Lyon, la ciudad para mi gusto más gastronómica de Francia, queda apenas a 5h en tren desde Barcelona. Un trayecto centro a centro en alta velocidad casi tan plácido y delicioso como la auténtica cocina lionesa. Ésta es la que ofrecen los bouchons lyonnais, restaurantes tradicionales que encontrarás casi puerta con puerta en el Viejo Lyon, su barrio más céntrico.

Mantel típico que cubre las mesas de un ‘bouchon’, tal y como se muestra en la Cité de la Gastronomie.

Los distinguirás rápido porque desde su asociación en 2012 lucen todos su propio logo junto a la entrada o en la fachada. Es el mismo que ilustra la portada de este artículo. Señal inequívoca de que ahí podrás degustar los platos que ponen en valor la tradición culinaria lionesa. Con productos km.0 de los que también podrás conocer su procedencia. Y todo en un emplazamiento histórico y bajo un ambiente sumamente familiar.

Lyon tiene una veintena de bouchons y casi en todos los barrios hay más de uno. Destaco aquí unos cuantos para recorrer también la ciudad de norte a sur y llegar con hambre a cada mesa:

Las tartas de Daniel et Denise. Caseras y espectaculares.

Daniel et Denise

Es el tercer bouchon con la misma marca que el chef Joseph Viola tiene en la ciudad. Aconsejo el del barrio Croix-Rousse para así subir a lo más alto de la ciudad. Me gusta la calidez de su interiorismo, el bullicio durante las horas de servicio y, cómo no, sus guisos. En especial, el de pollo y cangrejo de río flambeados con cognac. Ideal para rematarlo con su tarta tatin casera.
8 rue de Cuire.

Les Lyonnais

Lo veréis a lo lejos porque ocupa toda una esquina del Viejo Lyon y está todo pintado de un azul muy lionés. Está además súper bien comunicado y es prácticamente vecino del nuevo Food Traboule, la última sensación gastro de la ciudad.
Aquí hay que pedirse su ya mítico Pâté croûte de conejo con foie gras y trompetas de la muerte, mi seta favorita.
19 rue de la Bombarde.

La bonita fachada azul del ‘bouchon’ Les Lyonnais.

Le Café du Peintre

Pese a que también querrás curiosear entre las fotografías que cuelgan de sus paredes, todas con comensales ilustres, pide una mesa en su tranquila terraza. Si vas en grupo, es igualmente el bouchon apropiado.
Una de sus recetas más célebres son los enormes caracoles en salsa de vino tinto, que aquí sirven incluso con tostaditas, champiñones y beicon. Ahí es nada.
50 Boulevard des Brotteaux.

Los vinos son uno de los puntos fuertes de Le Café du Peintre.

Chez Fred

Techos altos, lámparas lágrima y gorros de chefs de los que ya no se ven en las cocinas.
En el bouchon de Hubert Aviles tienes sí o sí que llegar al postre para apreciar su Cremoso de chocolate con el típico bugne lionés, una pasta frita espolvoreada con azúcar glas para mojar y mojar.
190bis Boulevard Pereire.

La Cuisinière Lyonnaise

Con este nombre, cómo no fiarse de este bouchon lionés... Lo encabeza Fabrice Brossard, principal valedor de que todo cuanto llega a las mesas es de proximidad y de la máxima calidad. Así es la materia prima que trabaja en cocina, de donde salen por ejemplo unos pies de cerdo estofados y acompañados con trufa negra en temporada y buenísimas patatas.
37 rue Saint-Ferdinand.

Belén Parra
Belén Parra

La primera vez que se sentó a una mesa para contarlo en las páginas de El Mundo aún no se comía bien en los hoteles. Ha probado las mieles del oficio en una editorial gastronómica y en congresos especializados. Mata el hambre y la sed con las historias que encierran restaurantes, cocineros y emprendedores del buen vivir.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

PARTNER

imagen

Partner
imagen
Suscríbete a nuestra newsletter