Cinco recetas para celebrar el Día Internacional del Pistacho

Cinco recetas para celebrar el Día Internacional del Pistacho

El próximo día 26 de febrero se celebra el Día Mundial del Pistacho y la asociación American Pistachio Growers nos ha pasado estas cinco recetas ricas y saludables para rendir homenaje a este ingrediente tan saludable y rico a nivel gastronómico.

Bolas de risotto salado de pistacho y pato, con gremolata tibia de pistacho y sultana

Chef Nathan Hood

Ingredientes para el risotto «Arancini»:

450 gramos de mozzarella (en cubos de 225 gramos)

225 gramos de mantequilla entera

3 huevos

3 tazas de pistachos

2 muslos de pato confitado

2 tazas de panko (hilado fino)

2 cucharadas de aceite de oliva

2 dientes de ajo picados

1 taza de arroz Arborio

1 taza de vino blanco seco

1 litro de caldo de pollo

1 taza de queso parmesano

1 taza de leche

½ cebolla picada

Sal y pimienta (al gusto)

Ingredientes para la gremolata de pistachos y sultanas:

1 taza de pistachos tostados, picados

1 taza de aceite de oliva virgen extra

⅛ taza de corteza de limón en conserva, picada

¼ de taza de pasas de uva, picadas

½ taza de perejil picado

Sal al gusto

Elaboración:

Para las bolas de risotto «Arancini» sofreír la cebolla y el ajo en aceite de oliva hasta que estén translúcidos. Añadir el arroz y tostarlo hasta que sea muy aromático. Introducir el vino y cocinar removiendo con una cuchara de madera a fuego medio o alto, hasta que el vino casi se acabe o seque. Añadir el caldo, cucharón a cucharón, durante 24 minutos, o hasta que el arroz esté al dente, removiendo todo el tiempo. Retirar del fuego y añadir el queso parmesano, la mantequilla, el confit (recogido), 2 tazas de pistachos, sal y pimienta. Colocar en una bandeja forrada con dos trozos de papel pergamino. Dejar enfriar. Cuando se enfríe, tomar 56 gramos de arroz terminado y colocar el cubo de mozzarella en el centro. Con las manos, formar una bola del tamaño de una pelota de golf con el arroz. Preparar el empanado en un bol con harina de uso general, otro con huevos y leche (batidos juntos), un bol con el panko y una taza con los pistachos. Dejar caer la bola en cada uno de ellos en el mismo orden, asegurándose de cubrir completamente. Freír hasta dorar y enfriar en frigorífico durante 5 minutos.

Para la gremolata de pistacho sultana, mezclar todos los ingredientes. Servir la gremolata junto con las bolas de risotto.

 

Ensalada de rúcula, fresas marinadas, pistachos americanos confitados y queso azul

Una creación del chef Michelle Bernstein.

Ingredientes:
2 cucharadas de azúcar granulado

2 cucharadas de agua

1 taza de pistacho sin cáscara

1 cucharadita de sal marina

1 cucharada de azúcar moreno

1/4 taza de vinagre balsámico

1 hoja de laurel

2 tazas de fresas, talladas y cortadas en cuartos

4 tazas de rúcula

1/4 taza de queso azul desmenuzado

1/2 taza de aceite de oliva

1 cucharada de vinagre balsámico (para servir)

Sal y pimienta

Elaboración:
Precalentar el horno a 180 °C. Calentar el azúcar y agua juntos. Añadir los pistachos a la mezcla. Esparcir en un papel de galletas. Hornear durante 5 o 10 minutos. Retirar del horno y sazonar inmediatamente con sal marina. Dejar enfriar. Retirar de la sartén, picar en trozos pequeños. Calentar el azúcar moreno y 1/4 de taza de vinagre balsámico con una hoja de laurel. Poner las fresas en un bol encima de otro recipiente lleno de hielo. Añadir la mezcla de vinagre caliente encima de las fresas y dejar enfriar. Retirar las fresas del vinagre.

Para la presentación, combinar la rúcula, el queso y las fresas con aceite de oliva, una cucharada de vinagre balsámico, y sal y pimienta al gusto. Agitar hasta cubrir. Disponer en cuatro platos y cubrirlos con los pistachos americanos confitados.

 

Salmón asado con pistachos y un ligero glaseado de miel

Un creación del chef Jesse Brune

Ingredientes:

280 gramos de salmón fresco

1 cucharada de miel cruda

⅛ taza de pistachos, finamente triturados y picados

½ cucharadas de aceite de oliva (opcional)

Sal y pimienta

Elaboración:

Precalentar el horno a 190° C. Cortar el salmón por la mitad para conseguir dos piezas de 140 gramos. Si el salmón se presenta con piel, mantenerla para aprovechar la humedad. Rociar suavemente el aceite de oliva sobre el salmón, dejando una capa muy ligera. Sazonar ligeramente con sal y pimienta. Verter la miel sobre las mitades de salmón y frotar suavemente la miel en la carne con el dorso de una cuchara.

Extender los pistachos picados sobre la superficie plana del plato y colocar la parte glaseada del pescado sobre los pistachos, cubriendo generosamente la superficie. Colocar el salmón cubierto de pistachos en una fuente apta para el horno o en una bandeja para galletas, forrada con papel de aluminio. Meterlo en el horno caliente durante 10 minutos o hasta que esté hecho (no debería tardar más de 12 minutos como máximo).

 

Tarta de pistacho

Una creación del chef Lauren Mitterer

Chef Lauren Mitterer

Ingredientes para la masa: 
1/4 taza de agua muy fría

1 1/3 taza de harina

3/4 cucharadita de sal

3/4 cucharadita de azúcar

78 gr de manteca, en cubos y muy frio

42,5 gr de mantequilla sin sal, en cubos y muy fría

Ingredientes para el relleno:

1 1/3 taza de granos de pistacho tostados y sin sal

2 cucharadas de harina

¾ taza más 1 cucharada de azúcar

170 gr (1 ½ barra) de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente

2 huevos

½ cucharadita de sal

¼ taza de granos de pistacho asados y sin sal, picados a mano, se deja a un lado

Elaboración:
Para la masa, en el recipiente de una batidora eléctrica, combinar los ingredientes en el orden en que aparecen en la lista, comenzando por verter el agua en el primer recipiente. Mezclar todos los ingredientes con una cuchara hasta formar una buena masa. Retirar la masa de la batidora, envolverla en plástico transparente y dejar enfriar en la nevera durante al menos una hora. Una vez enfriado, rodar la masa sobre una superficie bien enharinada formando un círculo para obtener un molde para pastel de 22 cm.

Para el relleno, presionar los pistachos en un procesador de alimentos hasta que estén muy picados (parte del pistacho estará harinoso y el resto será grueso). Convertir los pistachos en un tazón para mezclar, agregar todos los demás ingredientes y combinar con una espátula hasta que esté completamente incorporado. Rellenar un molde para pastel sin hornear con la mezcla de los pistachos; alisar la parte superior con una espátula y hornear a 190o C durante 60-70 minutos en la parte inferior en el horno, rociando los pistachos restantes sobre los 2/3 del proceso de cocción. Probar la cocción insertando un cuchillo limpio o un palillo de dientes en el centro (debe salir limpio). La parte superior será de oro profundo. Si la corteza comienza a dorarse antes de que se fije el relleno de la tarta, cubrir con papel de aluminio y hornear hasta que esté listo. Servir ligeramente caliente con crema batida o helado.

 

Dátiles de chocolate y pistacho

Ingredientes:
⅓ taza de pistachos escaldados, picados

10 ciruelas secas sin hueso

10 dátiles sin hueso

1 cucharada de cacao puro en polvo para postres

1 pizca de sal

¼ de taza de pistachos triturados (polvo)

Elaboración:
Con una batidora eléctrica, mezclar los pistachos, las ciruelas secas, los dátiles, el cacao y la sal. Combinar durante dos minutos hasta que formar una masa pegajosa. Si no hay suficiente masa para formar bolitas, añadir un par de dátiles más. Con la ayuda de una cuchara formar las bolas (más pequeñas que una nuez). Presionar la masa hasta formar un círculo aplanado. Disponer los bombones en una bandeja cubierta con papel pergamino. Dejar enfriar. Una vez que estén frías, pasar por el polvo de pistacho y servir. Refrigerar las sobras en un recipiente hermético.

Gastronomistas

Somos gastrónomos y periodistas. En una palabra: gastronomistas. Escribimos sobre gastronomía popular con lenguaje popular. Trabajamos en periódicos, en revistas de cocina y de tendencias, en plataformas digitales, en editoriales gastronómicas, en agencias de comunicación... Escribimos sobre restaurantes, cocineros, coctelerías, vinos, libros, recetas, exposiciones, rutas, viajes, hoteles con mesa y mantel… Nos gusta tanto comer y beber como contarlo.