Dos hoteles en los que comer muy bien en Barcelona

Dos hoteles en los que comer muy bien en Barcelona

Son muchos los hoteles de Barcelona en los que se puede comer muy bien. Lugares agradables, elegantes y abiertos al público donde compartir comedor con huéspedes y locales y disfrutar de propuestas más que interesantes de cocineros de renombre. Aquí van dos que hemos probado últimamente y en los que pensamos volver a reservar mesa bien pronto:

Contraban – Hotel Wittmore

Llegar al hotel Wittmore deambulando por las serpenteantes callejuelas del Gòtic es una experiencia que ya nos va preparando para lo que nos vamos a encontrar en este pequeño hotel-boutique exquisito, escondido en un rinconcito de este barrio mágico.

El hotel reabrió sus puertas el pasado 10 de febrero, dando un leve giro a su filosofía pero manteniendo intacto un equipo de cocina capitaneado por el chef Alain Guiard (artífice de conceptos como Santa Burg, a restaurant y La Mundana), que crea en esta nueva etapa una cocina más libre, con muchas menos etiquetas pero igualmente sutil y evocadora.

En la planta baja del hotel, con aires de speakeasy del siglo XXI, encontramos el nuevo Contraban, un restaurantito sofisticado a rabiar, cuyo patio interior es un regalo en el que se respira de forma intangible pero evidente eso que algunos llaman la marca Barcelona.

Contraban no tiene opciones de primero y de segundo, sino una carta abierta en que el comensal escoge lo que le apetece, repleta de opciones saludables y vegetales que llegan siempre a la mesa con un punto de exquisitez marca de la casa, en un restaurante perfecto para veladas íntimas (y más teniendo en cuenta que, tras el festival gastronómico, nos aguarda su barra de cócteles, repleta de opciones creativas de autor).

HOTELES_WITTMORE_CONTRABANAsí pues, en este flamante Contraban –que, como todo el hotel, está inspirado en los salones creativos del siglo XXI, donde la cultura y el lujo bien entendido se dan la mano en una simbiosis perfecta– podemos comenzar la aventura con unas crudités de verduras con condimentos, seguir con unas croquetas de bacalao i alioli de ajos asados, y pasar a unos puerros asados o una remolacha cocinada con costra de arcilla (que nos presentan directamente en la mesa).

La cocotte de lubina o el canelón de rustido con trompetas de la muerte son otros platos que demuestran el buen pulso del chef para la cocina tradicional con acento creativo, aunque no podemos abandonar el local sin hincar el diente a uno de sus buques insignia, un plato que se mantiene desde la etapa anterior: los fantásticos macarrones del cardenal con secreto ibérico y bechamel de parmesano.

Entre los postres, destaca su emblemático recuerdo del polo Drácula. que convive con otros más ligeros e igualmente solventes, como el milhojas de crema de maracuyá  y mango. El precio de carta ronda los 60 € por cabeza.

Contraban. Riudarenes, 7. T. 93 737 81 59

Nobu- Nobu Hotel

Mientras que el hotel anterior, Wittmore, tiene un aire muy barcelonés que se siente en los pequeños detalles, Nobu Hotel es ese lugar grandilocuente y magnético que nos hará sentir en cualquier capital del mundo, con la ciudad a nuestros pies y esa elegancia clásica, anacrónica, que caracteriza a los grandes hoteles.

Ubicado en la planta 23 del hotel del mismo nombre, Nobu es un restaurante japonés felizmente alejado de la ortodoxia, donde el chef Nobu Matsuhisa y su equipo ofrecen los que ellos llaman una cocina japonesa joven y renovada, que no duda en beber de diversas fuentes de inspiración y en maridarse con unos cócteles de autor sensacionales.

Como Wittmore, esta cadena internacional también ha retomado recientemente su actividad en Barcelona –cosa que a muchos nos hace ver más cerca ese ansiado retorno a la normalidad que ya se respira por todos los rincones– y, pese a los nuevos aires, sigue manteniendo algunos de los platos emblemáticos de Matsuhisha, ahora en manos del chef español Sergio Martínez. El yellowtail jalapeño, el black cod con miso, la pasta de calamar o el sushi de caballa son algunos clásicos del restaurante que los fans podrán degustar de nuevo en esta nueva andadura.

Nobu_hoteles_barcelona

Todos ellos son platos ambiciosos y delicados, una cocina de altos vuelos que, pese a las raíces japonesas, se elabora en su mayor parte con productos locales. El. precio medio de carta es de unos 85 € y el menú degustación, llamado Omakase, tiene un precio de 95 €.

Nobu. Avda. Roma, 2-4. T. 93 642 88 88

Laura Conde

Como directora de la revista Guía del Ocio BCN se recorrió gran parte de restaurantes de Barcelona y escribió sobre ellos durante siete años. Es autora del libro ‘La felicidad en una croqueta’ (Now Books, 2014) y de 'Hecho en casa' (Now Books, 2015). En la actualidad escribe y habla, las dos cosas que más le gusta hacer además de comer, en diversos medios.