No se puede decir que los hoteles vayan a hacer su agosto este 2020 porque no todos han retomado la actividad este verano. Pero los hay abiertos desde finales de junio, primeros de julio y otro tanto vuelve en apenas unos días, como el nuevo Kimpton Vividora de Barcelona.

En la ciudad o en el campo; ’boutique’, corporativo o ‘resort’; hay oferta suficiente como para incitar y confiar en la escapada. Porque en los que han vuelto a esta (a)normalidad, uno se siente seguro.

Seas huésped o cliente ocasional de sus restaurantes, verás como todos cumplen con los protocolos de seguridad sanitaria. Por eso también hay espacios comunes que, según cada comunidad, se mantienen cerrados o sólo funcionan bajo cita previa.

El Terrat del Mandarin Oriental Barcelona.

Entre los que han optado por reanudar su actividad a través de la gastronomía están el Hilton Diagonal con Aürt y el Mandarin Oriental con El Terrat, ambos en Barcelona. Dos honrosas excepciones en el segmento del lujo. Un lujo que estén abiertos también para el cliente local.
En la misma ciudad, el Arts propone a los barceloneses pasar un día en su piscina con vistas, hamacas, refrescos y párking incluido por 60 euros.

En Bilbao, en cambio, la reserva en el espléndido Miró incluye la entrada al museo Guggenheim. Son maneras distintas de seducir e incluso de fidelizar en estos momentos de tanta incertidumbre.

Los precios adaptados a los tiempos que corren se dan en todos lados, por lo que éste es un buen momento para redescubrir lugares que teníamos olvidados o que aún no habíamos pisado. Sobre todo esos que están en enclaves privilegiados en los que no existen agobios para el viajero. Lo digo en especial por el hotel Alma de Pamplona, donde reside la esencia del exquisito de Barcelona, pero en un entorno completamente distinto. Calma 24h, desayuno en la cama y la cocina de Leandro Gil para devolverte a la vida.

La sentida cocina de Leandro Gil en el Alma Pamplona.

Las vías para la desconexión también se encuentran en la ciudad. De ahí la apuesta del Duquesa de Cardona por la coctelería de autor que ejecuta el afamado Marc Álvarez en su azotea. Una carta de tragos largos, a cuál más creativo y mejor presentado. Me gustaron especialmente el Colibrí y el Bellucci; queda pendiente el Poliehedric ‘sin’.

No muy lejos de ahí, el funcional Yurbban Passage supone un oasis en pleno casco antiguo. Lo acaban de distinguir como uno de los 25 mejores hoteles de España, sobre todo por fomentar un turismo sostenible y por su spa vegano. Mientras replantea su restaurante, se sirve del vecino Flax & Kale para el ‘room service’ y presenta unos prácticos ‘kits’ de desayuno, según las preferencias de cada uno: ‘healthy’, goloso, ‘native’…

Kits individuales de desayuno en el Yurbban Passage. ©barcelona_barcelona

Olvídate por ahora de los bufés de hotel como los conocimos antes del confinamiento y disfruta de las atenciones mucho más personalizadas de los establecimientos reabiertos hasta la fecha.

Una de las que me parecen más oportunas y genuinas es la SiR Explore que propone el hotel que The Entourage Group tiene en Ibiza. Su SiR Joan programa experiencias con gente local para conocer en primera persona el estilo de vida ibicenco. Una manera sin duda diferente de acercarse a la isla en su verano más atípico.

Vistas a Dalt Vila desde el SiR Joan de Ibiza. ©SteveHerud

Y estos días en que Madrid parece formar parte de la España vaciada, aprovecha para probar el brunch del Urso cualquier domingo de agosto. Una propuesta con piano de fondo que combina su habitual desayuno con platillos de Media Ración. Si lo prefieres, opta sólo por sus tardes de té porque espacio y ambiente lo merecen.

Domingos de ‘brunch’ y piano este agosto en el Urso.

Si lo tuyo es en cambio la vanguardia, entonces decántate por DiverXO, en el NH Collection Eurobuilding y déjate llevar por el ingenio y las artes de todo su equipo.

La foto de portada es del ©KimptonVividora, que reabre el 10 de agosto con sus opciones de degustación ya reformuladas.

Belén Parra
Belén Parra

La primera vez que se sentó a una mesa para contarlo en las páginas de El Mundo aún no se comía bien en los hoteles. Ha probado las mieles del oficio en una editorial gastronómica y en congresos especializados. Mata el hambre y la sed con las historias que encierran restaurantes, cocineros y emprendedores del buen vivir.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

PARTNER

imagen

Partner
imagen
Suscríbete a nuestra newsletter