Mama Shelter La Défense o el hotel más gastronomista de París

Mama Shelter La Defénse: el hotel más gastronomista de París

Cada Mama Shelter promete hacer de tu alojamiento una estancia “inolvidable”. O eso augura el grupo al recibirte en el nuevo Mama Shelter París La Défense.
Y vaya si lo consiguen…

Es el tercer hotel del grupo en la capital francesa y a la vez, el más gastronomista. Porque la gastronomía preocupa y ocupa aquí como nunca antes en otro Mama Shelter parisino.
Prácticamente todo gira en torno a comer y beber en un ambiente tan ‘cool’ como informal.
Casi festivo.
Sí; te tiene que gustar su estilo.

Los espacios comunes de esta novedad hotelera son a la vez sus espacios gastronómicos.
Esto es: 
un Ático con vistas a la Torre Eiffel, un Diner y un Sports Bar.
Cada uno con una gastronomía diferenciada, pero todas a cargo del mismo cocinero.

 

 

El fichaje del Topchef francésPierre Choumet permite dotar a este Mama Shelter de una cocina de producto local, pero muy viajada. 
El prolífico periplo del chef por Asia le permite ahora incorporar la influencia culinaria de ese continente a sus cartas. En especial a la del Penthouse, donde presenta su cocina más “libre”.
Parecida a la que desarrollará junto a su mujer en su primer proyecto juntos, también en París.


En ese mismo restaurante panorámico se desarrolla el surtidísimo brunch de los domingos
y otros festines, siempre amenizados con cócteles de la casa y música también dj.
El próximo evento reseñable es el del próximo jueves 23 de junio.

El Diner de estética retro a pie de calle es ya un punto de encuentro para cuantos recalan por el barrio de La Défense, alejado aunque muy bien comunicado con el centro ciudad.

En el Diner con jukebox incluido de este Mama Shelter te sentirás como en Grease.
Preparan una Burger buenísima, acompañada de sus salsas y fritas caseras; también un sándwich de pastrami notable, huevos Bénédicte, opciones veggie como la sopa de maíz de entrante, y postres ultra dulces.

 

El Sports Bar, alojado justo en el lobby repleto de divertidas máquinas de juego, presenta asimismo propuestas de comida rápida.
Lo que apetece mientras se departe con amigos en mitad de la retransmisión de un partido, sea del deporte que sea.
Esto es: un hot dog, arancini e incluso churros.

El acento español se deja notar también en el restaurante de la última planta del hotel. El chef, casado con una cocinera latina, conoce bien nuestra gastronomía.
Y eso se refleja en una carta que entre semana ofrece gazpacho de tomate y cerezas, e incluso melón con jamón.

El room-service sirve propuestas tan variadas como el conjunto de la oferta gastronómica. Y además, con una calidad de servicio excepcional.

Mama Shelter La Défense es sólo la última apertura del grupo en París. En el mismo país ya proyecta nuevos hoteles, entre ellos el primero con spa en Niza.

Mientras en España tendremos que seguir esperando para alojarnos en un Mama, este mismo año ya han abierto también en Lisboa y Luxemburgo.
Hungría, Suiza y hasta Dubai -con las primeras residencias- están a la vuelta de la esquina de un modelo de alojamiento tan urbano como rompedor.

De hecho, en sus habitaciones no encontrarás gel y champú al uso sino que deberás conformarte con una pastilla de jabón para todo.
Mama Shelter practica el plastic free en sus distintas localizaciones.

En su manera de concienciar también al huésped sobre la preservación del planeta.

 

Belén Parra

La primera vez que se sentó a una mesa para contarlo en las páginas de El Mundo aún no se comía bien en los hoteles. Ha probado las mieles del oficio en una editorial gastronómica y en congresos especializados. Mata el hambre y la sed con las historias que encierran restaurantes, cocineros y emprendedores del buen vivir.