Nuevo usos para el vinagre de Módena, ¡échale imaginación! 

¿Te gusta el vinagre de Módena? Nosotros te soplamos algunos trucos que te convertirán en la estrella de la cena: con un toque de creatividad podrás reinventar las recetas más clásicas.

Caramelizar verduras

¡Muy fácil! Es tan sencillo que te volverás adicto a caramelizar, y no podrás dejar de idear platos de verduras multicolores con ese toque tan especial y original que les da el vinagre de Módena. Solo tienes que cortar las verduras que te gusten en rodajas y saltearlas en la sartén a fuego medio con aceite de oliva virgen extra. Pimientos, calabacines, zanahorias, berenjenas, puerros, cebollas, zanahorias, calabazas… ¡Que tu imaginación no tenga límites! Cualquier verdura es susceptible de ser caramelizada y constituir la guarnición ideal para una carne o un pescado, o incluso un plato principal acompañada de arroz, pasta o quinoa.

Una vez empiecen a dorarse las verduritas, baja el fuego y añade una cucharada de azúcar, una cucharada de vinagre de Módena y dos de agua por cada 100 g de verdura. Cocina durante cinco minutos a fuego medio-bajo y, a continuación, deja reposar durante otros cinco. ¡Ya tendrás listo, y en pocos minutos, un plato rico, divertido y saludable, bajo en calorías y ultranutritivo! ¿Se puede pedir más? 

Para acompañar una macedonia de frutas.

Corta en daditos las frutas que más te gustan y, como toque final, añade un chorro de vinagre de Módena. Verás qué maravilla. 

Con helado.

¿Eres fan del helado y siempre tienes en en congelador? Pues en lugar de tomarlo a secas, ya tardas en añadir a las bolas de helado un topping de almendras picadas y un chorrito de vinagre de Módena. Con el de vainilla es un escándalo. 

En compota de frutas.

¿Amas la tarta de queso? ¿Darías tu reino por un brownie? Pues toma nota de este truco hará más feliz, si cabe, la hora del postre. Si elaboras una compota de frutas de temporada con vinagre de Módena podrás añadirla a tus postres preferidos para darles un toque especial. Solo tienes que calentar las frutas en una sartén a fuego medio, bien troceaditas, e ir añadiendo una cucharada sopera de vinagre por dos de agua, hasta cubrirlas bien. Añadimos una cucharada de azúcar y, sin dejar de remover, dejamos que se reduzca a fuego lento evitando que se pegue. ¿Te ha sobrado bizcocho? Pues nada mejor para acompañarlo. 

Compota de manzana con vinagre de Módena
Compota de manzana con vinagre de Módena
Gastronomistas
Gastronomistas

Somos gastrónomos y periodistas. En una palabra: gastronomistas. Escribimos sobre gastronomía popular con lenguaje popular. Trabajamos en periódicos, en revistas de cocina y de tendencias, en plataformas digitales, en editoriales gastronómicas, en agencias de comunicación... Escribimos sobre restaurantes, cocineros, coctelerías, vinos, libros, recetas, exposiciones, rutas, viajes, hoteles con mesa y mantel… Nos gusta tanto comer y beber como contarlo.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.