Nuestros restaurantes ‘valor seguro’ en Barcelona

Cuando decides ir a cenar por ahí, están aquellos locales a los que vas a probar cosas nuevas, a descubrir otras culturas culinarias o bien a disfrutar de alguna especialidad que sabes que encontrarás allí. Y luego están aquellos restaurantes que son un valor seguro, que sabes que nunca fallan, en los que siempre habrá algo de la carta que te gustará, y a los que igual puedes ir con tus padres, tus hijos, tus colegas o tus compañeros de trabajo, sea para un día cualquiera  o para una celebración. Algunos los llamarán clásicos, pero este término no tiene que ver con su estética, sino que tan solo hace referencia a que se trata de lugares en los que confiamos, nos sentimos a gusto y sabremos que lo pasaremos bien tanto por el servicio como por la comida. Estos son los nuestros:

 Para una comida-cena más copiosa:

Barcelona-Milano. Esta institución del Eixample reabrió hace unos años estrenando look más contemporáneo y acogedor. El restaurante es grandioso, con mucho espacio y cómodas mesas tanto para una pareja como para grandes grupos. Por ello es ideal para celebraciones familiares, por ejemplo, o comidas de empresa. Nos encanta que su carta sea mitad cocina catalana, mitad cocina italiana. Un mix, en definitiva, de lo mejorcito en recetas y en productos de ambos lados del Mediterráneo. Nos encantan especialmente sus croquetas negras de sepia, su burata (foto de portada), el tartar de atún, el pulpo tierno con tomate, la berenjena a la parmigiana y cualquiera de sus postres caseros. Otro must de Barcelona-Milano es su barra de ‘antipasti’ (entrantes varios) en la que, a modo de bufet, cada uno se puede servir lo que se le antoja. Y para acabar, una copa en la terraza os hará sentir de lujoCalle de Villarroel, 190.

restaurante barcelona

 

Para tapas:

El Tiet. Para tapeo tradicional, casero, bueno y barato, nada como esta tasca de Gràcia, muy frecuentado por grupos de amigos que vienen aquí a degustar platillos sin parafernalias pero con excelente materia prima. Hacen un pulpo a feira de vicio, mejillones de rechupete y patatas bravas adictivas, y suelen tener fuera de carta una excelente rubia gallega a la parrilla que hace salivar solo al pensar en ella. Calle de Còrsega, 382.

restaurante barcelona

 

Para un vermut:

El Senyor Vermut. Este bar no ha cumplido ni un lustro de vida pero ha conseguido casi lo imposible: convertirse en un clásico de la ciudad a la hora del vermut, lo que a otros establecimientos les ha costado generaciones y generaciones detrás de la barra. Su fama se la ha ganado a base, sin duda, del carisma de su dueño, Jordi Miralles (un experto en copas de las que os podría hacer una tesis doctoral), su buenísimo vermut de la casa (procedente de Murcia), sus bravas -siempre entre las mejores de la ciudad- y su larga carta de tapitas frías y calientes de muy, muy buena calidad. Somos muy fan. Calle de Provença, 85.

restaurantes barcelona

 

Para pasta y pizza:

Da Raimondo. Un pequeño local sin pretensiones en el que mobiliario sesentero de madera másica recubierto con manteles de cuadros rojos aportan un toque de autenticidad involuntaria, ideal para el ambiente familiar que le caracteriza. De hecho, este es precisamente el público que suele acudir a esta trattoria 100% italiana en la que los dueños, una pareja siciliana, recibe a sus clientes con buen humor y un acento llamativo. Excelente la pasta de elaboración casera (brutales las de marisco y las de berenjena a la parmigiana), el risotto de setas y las pizzas (nos encantan especialmente la de rúcula fresca, burrata y tomatitos cherrys; y la Vesuvio, el calzone de la casa). Productos de calidad muy bien cocinados. Calle del Putget, 36.

 

 

Para una paella:

Ca La Nuri Platja. Parece mentira pero, ¿verdad que cuesta nombrar un restaurante donde comer buenos arroces en Barcelona y que no sea ‘guirilandia’? Nosotros lo tenemos claro: si queremos disfrutar en un ambiente marinero de una deliciosa paella, pescados y mariscos frescos y cualquier arroz de temporada, no hay mejor elección que Ca La Nuri Platja. Una de nuestras opciones favoritas en la carta de este establecimiento hotspot en la ciudad es el arroz cremoso de gamba y sepia. A disfrutar en primera línea de mar. Paseo Marítim de la Barceloneta, 55.

restaurantes barcelona

 

 

 

Laia Zieger
Laia Zieger

Una periodista francesa ‘expatriée a Barcelona’ que ha trabajado en El País y El Periódico de Catalunya, colabora con medios de ambos lados del Pirineo, y coordina el portal www.vinacora.com. Es autora del libro ‘Portraits de Barcelone’ (Hikari Editions, 2016).

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.