3 recetas de risa para negados en la cocina

Por mucha revolución culinaria que estemos viviendo, los hay que serán siempre unos negados en la cocina. Por torpeza o por no tener interés, por falta de tiempo o por pereza máxima, sea cual sea la razón, cocinar no es lo suyo. Nunca les falta una pizza en su congelador, le deben la vida -literalmente- a los macarrones con tomate y atún y es fácil encontrarles en la sección de precocinados o en los locales de comida para llevar. Pero hasta ellos (masculino genérico en el que también caben ellas, claro), necesitan cocinar de vez en cuando. Con estas tres recetas ultrafáciles incluso “le pillarán el gustillo”.

Nivel “no cocino ni que me maten”: Endivias con guacamole y salmón ahumado

Ingredientes:

2 endivias

1 bote de guacamole

1 paquete de salmón ahumado

aceite de oliva virgen extra, vinagre, mostaza, sal y pimienta

eneldo

Elaboración:

Si la cocina te produce alergia, este plato no precisa ni de fogones, ni de hornos. Su elaboración, además, se reduce a un simple montaje y a la necesidad de únicamente tres ingredientes. Claro que los más atrevidos pueden animarse a preparar su propio guacamole (una receta sencilla que podrás encontrar en el post “El home made guacamole de Eva Longoria”). Los que no, lo encontrarán ya preparado en el supermercado (haz el favor al menos de leer la etiqueta y de comprobar que la presencia del aguacate tenga el máximo porcentaje).

En un bol prepara una vinagreta de mostaza, con aceite de oliva, vinagre, un poco de mostaza, sal y pimienta y emulsiona.

La idea de montaje del plato es bien fácil de adivinar: “deshojas” las endivias y en cada hoja, aprovechando la forma de barquito, aplicas un poco de vinagreta de mostaza, añades una cucharada de guacamole y, encima, una porción de salmón ahumado. Acabar espolvoreando eneldo.

Nivel “me atrevo con el horno”: Coca de escalivada con queso feta y anchoas

Ingredientes:

1 hojaldre de mantequilla

2 paquetes de escalivada (o 1 pimiento rojo, 1 berenjena y 1 cebolla)

1 trozo de queso feta

1 lata de anchoas

Elaboración:

En esta falsa coca sustituimos la masa por un hojaldre, que además le da un toque crujiente, diferente y también muy rico. Lo extenderemos en la bandeja del horno con el propio papel vegetal con el que se vende y la pincharemos repetidamente con un tenedor para evitar que el hojaldre suba.

Si tienes tiempo, vale la pena hacer la escalivada casera. Solo hay que meter en el horno una berenjena, un pimiento rojo y una cebolla, previamente untados con un poco de aceite de oliva que puedes extender con las manos. Tardarán aproximadamente una hora en hacerse (cada tanto les debes dar la vuelta) y luego solo tendrás que pelarlos y preparar las tiras de escalivada. Si solo pensar en este proceso te entra urticaria nerviosa, hazte con unas de esas bandejas de escalivada ya preparada.

Ponemos la escalivada sobre el hojaldre. Posteriormente añadimos queso feta desmenuzado y unas anchoas. Metemos en el horno -previamente calentado- durante unos 15-20 minutos a 180º y ya estará lista.

Nivel “quiero perder el miedo a los fogones”: garbanzos con bacon y espinacas

Ingredientes:

1 bote de garbanzos pedrosillanos precocinados

1 paquete de espinacas congeladas

1 cebolla

1 diente de ajo

bacon al gusto

pimentón de la vera

tres cucharadas de tomate frito

aceite de oliva, sal y pimienta

Elaboración:

Escurre los garbanzos y reserva. Descongela las espinacas y reserva.

Pica una cebolla y un diente de ajo, no te herniarás. Sofríe en una sartén con un chorrito de aceite de oliva. Añade el bacon cortado en trocitos -o ya a la venta cortado para aún mayor comodidad-. A continuación, echa una cucharadita de pimentón de la vera y revuelve. Echa el tomate frito (es mucho mejor preparar el sofrito con tomate natural pero no queremos que te eches atrás) y revuelve otra vez. Haz lo mismo primero con las espinacas y, al fin, con los garbanzos. El resultado no será como el guiso que te prepara tu abuela pero te sabrán a gloria. Los has “cocinado” tú.

 

Foto apertura: Toa Heftiba on Unsplash

Gastronomistas
Gastronomistas

Somos gastrónomos y periodistas. En una palabra: gastronomistas. Escribimos sobre gastronomía popular con lenguaje popular. Trabajamos en periódicos, en revistas de cocina y de tendencias, en plataformas digitales, en editoriales gastronómicas, en agencias de comunicación... Escribimos sobre restaurantes, cocineros, coctelerías, vinos, libros, recetas, exposiciones, rutas, viajes, hoteles con mesa y mantel… Nos gusta tanto comer y beber como contarlo.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.