Cuando nos enteramos que de la marca de patatas fritas Lay’s estaba promoviendo que el 19 de septiembre fuera el Día del Aperitivo, nos sumamos de inmediato. ¿Quién se resiste a una iniciativa como esta? Al fin y al cabo, celebra la parte más disfrutona de nuestra gastronomía. Esos vermús domingueros alargados hasta el infinito bien merecen que les dediquemos un día. O un mes. O un año. En el aperitivo, aparte de vermú (o cerveza o vino) y patatas caben muchas cosas. Sobre croquetas ya hemos hablado largo y tendido, así que hoy vamos a fijarnos en otra de nuestras debilidades: los torreznos. Por fin reivindicados tras décadas en el olvido, es el momento de recuperarlos a lo grande. A nosotros nos pirra el torrezno de Soria, el auténtico. Sabemos que hay muchas dudas a la hora de comprarlo y prepararlo en casa, así que hemos acudido a ellos, a la marca de garantía Torrezno de Soria, para que nos digan cómo prepararlo en el hogar.

Si queremos freírlo. Obtener una corteza crujiente al freír el Torrezno de Soria no es difícil pero necesita seguir unas pautas. En el caso de la panceta adobada, lo primero que tenemos que hacer es dejar secar bien la corteza sacándola 24 horas antes de la nevera y del plástico. Cuando más seca mejor subirá en la sartén y conseguiremos un crujiente óptimo. La mejor forma de secar la panceta es colgarla en un sitio fresco y seco para conseguir que se oree bien. Cuando hayamos secado bien nuestro producto podemos iniciar la fritura del torrezno. En una sartén pondremos alrededor de 2 milímetros de aceite de oliva virgen. Lo que queremos es cubrir el fondo y lo calentamos a fuego lento. Mientras calentamos el aceite procedemos a cortar la panceta en tiras. El grosor perfecto alrededor de 1,5 centímetros aproximadamente. Cuando ya las tenemos cortadas las pondremos en la sartén de pie. Es decir, con la piel hacia abajo. De esta forma lo primero que vamos a freír es la corteza. Seguimos manteniendo la sartén a fuego lento y freímos la pieza durante 20 minutos vigilando que no se caiga. Iremos viendo como la piel se va convirtiendo en corteza pues van apareciendo las famosas “burbujas” que caracterizan a este producto.Transcurridos estos veinte minutos y una vez que veamos que la piel se ha transformado completamente, pondremos la sartén a fuego vivo subiendo la temperatura y tumbaremos cada una de las piezas de la panceta para que ahora la zona de carne magra se fría bien y a nuestro gusto. Lo ideal es 10 minutos por cada lado. Tras esto ya tenemos listo el  torrezno de Soria listo para comer.

Si queremos hacerlo en el horno. Como en el caso anterior debemos dejar secar y orear la panceta durante 24 horas antes de preparar cada una de las piezas. Cortaremos la panceta en tiras de centímetro y medio. Pondremos el horno a 250 grados (tanto las resistencias superiores como inferiores). En la bandeja pondremos las tiras, en este caso, con la corteza hacia arriba. Tendremos la panceta unos 10 minutos. Pasado ese tiempo veremos como la piel ha pasado a ser corteza con sus características burbujas. Cuando esto haya sucedido sacaremos la bandeja del horno y en una sartén con abundante aceite bien caliente les daremos el último toque a cada una de las piezas para dorarlas a nuestro gusto. Hay que meter las piezas en la sartén sin que se hayan enfriado tras pasar por el horno.

Esto es en relación a la panceta fresca y adobada. Pero si lo que queremos es hacer un torrezno precocinado es más fácil y más rápido. Antes de freírlo lo dejaremos orear a temperatura ambiente entre media hora y dos horas. En una sartén con abundante aceite de oliva virgen bien caliente freiremos cada una de las piezas. También los podemos hacer en la freidora igualmente en aceite abundante a una temperatura de 180 grados. Durante los 5 minutos de fritura removeremos bien cada una de las piezas y buscaremos nuestro punto deseado. De cualquiera de las tres formas podemos obtener un buen Torrezno de Soria, de crujiente y dorada corteza y con un tierno y jugoso magro de carne entreverada. Ideal para el aperitivo, claro está.

Banda sonora. Eagle-Eye Cherry – Are you still having fun?

 

Javier Sánchez
Javier Sánchez

Lleva comiendo prácticamente toda su vida, así que sabe de lo que habla. Un hombre, un reto: conocer TODOS los restaurantes de Madrid. Sigue en ello y empeñado en descubrir las últimas tendencias gastronómicas como coordinador de Cocinatis.com junto a Laura Conde, en el blog de gastronomía Oído Cocina de Yahoo! y como colaborador en sitios como Dominical, VICE o distintos medios del Grupo Prisa.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

PARTNER

imagen

Partner
imagen
Suscríbete a nuestra newsletter