Da Luca: un italiano bueno, bonito y barato

Hubo una época en Madrid en la que los italianos que había eran buenos, pero caros. Hablamos de Don Lisander, Don Giovanni, etc. Luego llegó una nueva generación de restaurantes transalpinos más asequibles como Aió, donde el ticket medio se rebajaba considerablemente. Sin embargo, Madrid siempre anda sediento de italianos que tengan un punto chic y en los que se coma razonablemente bien, sin que la factura se desboque.

Da Luca cumple esas expectativas. En un pintón local en dos alturas de la calle Prim, zona noble, nos encontramos con una trattoria bonita y acogedora, perfecta para quedar bien con la familia o para cenas románticas. Del concepto se encarga Luca Bosi, un italiano de Emilia Romagna que hace cinco años llegó a Fuerteventura para montar una pizzería. Aquel local sigue abierto con gran éxito, pero él ha decidido trasladarse a Madrid para ofrecer recetas iguales a las que se puedan encontrar en una trattoria romana de la mano del chef Moreno Ciccolitto. La idea es que, al cerrar los ojos, nos sintamos en el Trastevere.

Hay que decir que los platos de pasta tienen un tamaño más que generoso, por lo que se puede comer perfectamente con uno como plato único. En algunos casos, incluso cuestra terminárselos. Es el caso de los espaguetis a la carbonara, que vienen en una cesta de pecorino romano: una bomba bien ejecutada, con guanciale y no con bacon, pero que impide hacer frente a ningún otro plato. No obstante, es una de las pastas que hay que probar sí o sí.

Recorremos el resto de la carta y nos encontramos sabores bastante fieles a la tradición italiana. Podemos pedir un plato de embutidos, que se preparan con una cortadora Berkel que data de 1910 y que ocupa un lugar privilegiado en el comedor. La burrata, claro, es otro de los antipasti recomendados, junto a una selección de ensaladas donde hay desde una caprese hasta otra a base de alcachofas rematadas con lascas de parmiggiano reggiano. Vamos entrando en materia.

Además de la carbonara, hay paccheri agli scampi (con cigalas), tagliatelle con ragú de jabalí o tagliolini al tartufo. También clavan las recetas más básicas como unos soberbios rigatoni alla sorrentina, donde la pasta se acompaña de tomate, albahaca y mozzarella de búfala. También hay pizzas, de masa esponjosa y sabrosa, donde sobresalen las que incorporan productos con carácter como el queso gorgonzola, el jamón de Parma o el speck.

La carta la rematan cuatro risottos resultones (uno de ellos al vino Nebbiolo) y una selección de carnes y pescados, quizá con precios un poco subidos, pero es que hay cosas serias aquí y en raciones de buen tamaño. Desde un solomillo, con boletus y crujiente de guanciale, a filetes de lenguado en salsa de limoncello.

En los postres, clasicismo: pannacotta, cannoli, tiramisú, semifreddo al ron, etc. Para beber hay vinos italianos, con una interesante selección por copas para adentrarse en la bodega de Italia. Quota 29 Primitivo, Montepulciano d’Abruzzo Hieron, Ross Spumante Rosato… Todo pensado para que la cuenta se quede en los 25 euros. Lo dicho: un viaje a Italia para todos los bolsillos.

Da Luca. Prim, 7. Teléfono 914 541 660. www.dalucamadrid.es. Abierto de martes a sábado en horario de comidas y cenas (no cierra por la tarde, hora de afterwork). Domingo y lunes, abierto solo a mediodía.

Banda sonora. Giorgio Moroder – Chase

Javier Sánchez
Javier Sánchez

Lleva comiendo prácticamente toda su vida, así que sabe de lo que habla. Un hombre, un reto: conocer TODOS los restaurantes de Madrid. Sigue en ello y empeñado en descubrir las últimas tendencias gastronómicas como coordinador de Cocinatis.com junto a Laura Conde, en el blog de gastronomía Oído Cocina de Yahoo! y como colaborador en sitios como Dominical, VICE o distintos medios del Grupo Prisa.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.