Dónde tomar una 'relaxing cup' of café con leche - Gastronomistas

Dónde tomar una ‘relaxing cup’ of café con leche

13789288779351A algunos gastronomistas nos pilló, justamente, relajándonos con una taza de café (con o sin leche) en la mano. Nos quedamos ante la pantalla con los ojos abiertos como si fueran dos aros olímpicos. Ahí estaba Miss Bottle* en Buenos Aires recomendando a los miembros del COI las «relaxing cup of café con leche» de Madrid. Oh my god! Obviously, nos faltó time para ponernos de acuerdo y escribir un collective post en el que desvelamos cuáles son nuestras favourites places para disfrutar de un buen coffee, sea del tipo que sea. Son estas.

 

CAFÉ TURÓ

Relaxing no lo sé, pero distraído e instructive, ya te digo yo que sí. Así me resulta cualquier  mañana de festivo al sol mi particular café au lait en la terracita del Café Turó. Porque de igual forma que veo a la beautiful people de este enorme corner del upper Diagonal posturearse con grace entre las mesas, me saco unas clases de free French por unos 3 euros, que es a lo que suele ascender la factura de un fast sitting. Me ha ocurrido ya los tres contados times que he ocupado una round table en este histórico place con vistas a uno de los green pulmones de la city. Un Café con capital letter que nada tiene que envidiar al most estiloso café de París. Y es así, sin salir de my Barcelona, como corroboro que mi comprensión oral del French sigue en ese punto muerto en el que todo lo entiendes pero virgin-mía, ¡que nadie me pida retorcer las ‘r’ como tan bien lo hacen a cuantos escucho a mi alrededor! Ya me gustaría a mí pronunciar como canta la Bruni y justificar mis cinco years de French en la Escuela Oficial de Idiomas pero mira, teniendo near a la colega Laia Zieger igual no es cuestión de lamentarse sino de ir mejor acompañada on the next visit y ‘forzar’ mi integración. Laia… ¿te hace un relaxing café au lait junto al Turó Park? Por Belén Parra.

Café Turó. Tenor Viñas, 1. Tel. 93 200 69 53. Barcelona.

 

satan

SATAN’S COFFEE CORNER

Algún día tenía que llegar: he aquí el post de mis guilty pleasures y mis miserias existenciales. Me gusta mucho, mucho (demasiado) el café. Si reduzco la dosis me sobreviene un señor síndrome de abstinencia: estoy irritable, triste, me duele el cuerpo, se me quitan las ganas de vivir. Desconfío de la gente que bebe té a todas horas en grandes tazones que sostiene con ambas manos, y más de quienes empiezan el día con esa especie de pis aromatizado en ayunas. El infierno es, en mi opinión, una tetería de las que afloran como setas en Barcelona, con velitas y gente razonable que habla bajito. Y ahí va lo peor, algo que sé que en este país está casi tan mal visto como asesinar y posteriormente descuartizar a tus víctimas: me gusta tomármelo por la calle. Y diré aún más: me gusta tomármelo por la calle sosteniéndolo con una mano MIENTRAS hablo por el móvil con la otra. Pero no, estas no son las únicas evidencias de mi fracaso como ser humano: también me gusta comprar objetos inútilesperomonos para mi casa, de jarroncitos a pósters, tarros, cajitas… En definitiva, ir en pos de la manera más absurda de invertir mi dinero. También me gusta perder el tiempo, y una de las mejores maneras de hacerlo es, para mí, pasear por el Raval porque sí, perderme por sus calles que por desgracia ya conozco demasiado bien.

Como me gustan tanto todas estas cosas adoro Satan’s Coffee Corner, el rincón del coffee to go de Barcelona, que ofrece un café estupendo, sin duda uno de los mejores de la ciudad (palabra de ultracafetera), servido en vaso de cartón tipo Starbucks de manos de un equipo que sabe muy bien lo que se hace. El local se encuentra en una callejuela del Raval y cuenta, además, con una tienda vintage donde encontramos todo tipo de objetos decorativos. Como es de suponer, es un hervidero de modernos, pero algo tenía que tener Satan’s para hacer honor a su nombre y ser adorablemente imperfecto. Por Laura Conde.

Satan’s Coffee Corner. Peu de la Creu, 25. Tel. 666 22 25 99. Barcelona.

 

xana XANACUK

Pese a las recomendaciones de la alcaldesa, yo no soy de los que van a la Plaza Mayor a tomar un café. Más que nada por el precio y porque, de ahora en adelante, te pelas de frío. Sorry, Ana Bottle, yo me voy a Xanacuk. Portátil en ristre, entro por la puerta, saludo a Nick Lucie-Smith, ese australiano afable que parece haber nacido para trabajar de cara al público. No sólo es dinámico y atento, sino que sabe de lo que habla: más de una década sirviendo comida rápida pero saludable lo contemplan. En Xanacuk, el término relaxing se eleva a otro nivel, lo que en Malasaña y alrededores se agradece, ahora que hay muchos cafés de nuevo cuño con la música a todo trapo como si aquello fuera una rave. Aparte de trabajar (cómo se puede ver en la foto, siempre Gastronomistas como página de inicio), se puede hojear la prensa, desde el Vice hasta el (ay) On Madrid. Si a todo esto unimos la irresistible oferta de acompañamiento para nuestra taza de café, la saliva comienza a brotar a borbotones. Trenzas de nuez pecana, bizcocho vegano de plátano, cookies de chocolate… mmm… Quizá hasta demasiado relajante… Mucha clientela internacional, a los que Nick habla en inglés, que vien en busca de repostería de primer nivel y un trato al cliente excelente. Quizá a la Botella no le vendría mal pasarse por aquí, relajarse de verdad y aprovechar para mejorar su english level. Por Javier Sánchez.

Xanacuk. Augusto Figueroa, 13. Teléfono 915 21 22 70. Madrid.

 

café

FEDERAL CAFÉ

¿Por qué everybody se mete con Miss Bottle*? Las campañas de Vueling también mezclan idiomas y son the bomb. En fin, dejémonos de polemics. Belén Parra, ¿y si nos tomamos este relaxing café au lait (como las palabras ‘mamá’ o ‘papá’ siempre se menciona en el idioma materno) en el Federal Café del lower Barcelona? Así, mientras observamos a los hipsters en su hábitat natural, tendrás una funny clase de francés by the face. Por Laia Zieger.

Federal Café. Carrer Parlament, 39. Tel. 931 87 36 07. Barcelona.

 

foto

LA PRINCIPAL

Recuerdo que cuando, en mi ya lejana pubertad, tuve la autorización materna para probar mi primer café con leche (en mi familia no eran de dárselo a los niños, como sí pasaba en otras), me sentí mayor. Estoy ahora en pleno proceso inverso: confieso que, desde hace un par de años, la bebida de mis mañanas vuelve a ser leche con Colacao (dije la marca, pero había que dejar claro que lo mío no es el Nesquick: toma ya otra marca). Un día me afirmaron muy convencidamente que la digestión de un café con leche duraba dos días. Supongo que era mentira, pero me afectó. Incapaz, como con tantas otras cosas de mi vida, de dejar abandonar lo construido en mi pasado, opté por el ni chicha ni limoná: cada media mañana me preparo un entremedio de café con leche y cortado que no sirven en ningún bar. Pero he aquí que lo de que una cup of café con leche es relaxing —y más cuando lo pronuncia una alcaldesa— me afectó igual que lo de las digestiones largas. Así que el último día que me senté en La Principal a leer mi revista favorita —que, por la cuenta que me trae, bien podría ser también la vuestra—, en lugar de pedir mi clásica mediana, opté por un relaxing. La verdad es que el bullicio hipster del local, los ventanales abiertos en la esquina Sepúlveda/Muntaner y el camarero, que respondió literalmente «eing» cuando le pedí un «cafè amb llet» en lengua vernácula, de relaxing tuvieron más bien poco. El café con leche espumosa, todo hay que decirlo, estaba mejor que en la mayoría de locales. Aún así, no he abandonado mi leche con Colacao matutina. Y, el próximo día que me siente en La Principal, volveré a pedir una mediana. Por Josep Sucarrats.

La Principal. Sepúlveda, 186. Barcelona. Tel. 933 25 30 89.

 

giulietta

GIULIETTA CAFÈ

Estilosa, confortable, luminosa, bonita, babyfriendly… ¿Anne Bottle? No, Giulietta. Así se llama mi último descubrimiento y uno de los nuevos locales de la ciudad. Yo sí soy cafetera, sin llegar a la adicción, y detesto el café mal hecho. No es el caso. Al contrario. Me citaron aquí hace un par de días por cosas del working y me enamoré. Me gustó la decoración, el trato, la atención y su café au lait. Perfecto. Confieso que lo del relaxing no está hecho para mí. No suelo sentarme tranquilamente a tomar un café pero me encantaría verte de nuevo, dulce Giulietta. Volveré con tiempo y con hambre para probar tus pasteles. Y me traeré unas amigas estilosas, luminosas y bonitas como tú. ¡Chicas! ¿Cuándo quedamos? Por Carme Gasull.

Giulietta Cafè. Plaza Tetuán, 4. Barcelona. Tel. 932 50 97 90

 

ortunoUSAGUI

Uno de mis favourite sitios para tomar un relaxing café con leche o, mejor aún, a cup of green tea, es la cafetería Usagui. En esta mezcla de pastelería japonesa y tetería tienen uno de los best melonpans de Barcelona. Regentado por la simpática Jun, la pequeña cafetería Usagui tiene un ambiente muy cosy y es el punto de encuentro más in de toda la comunidad de expats japoneses de Barcelona. Los wagashi o dulces japoneses que sirven suelen ser dulces de por sí, así que podéis dejar de lado el azúcar cuando lo acompañéis de vuestra relajante cup of coffee. Os recomiendo que no dejéis de probar su variedad de matchas, pasando por sus flanes, o unas deliciosas tartaletas de mousse de té verde y el melonpan. Otras opciones para acompañar vuestro coffee son los daifuku mochis o los mochis de fresa y nata, las mousses de té verde, artemisa, judía roja o sésamo negro. Si buscáis un rollito cool, os recomiendo que deis buena cuenta del yuzu cha, una bebida refrescante a base de soda y confitura de yuzu, un cítrico muy utilizado en la cocina japonesa. Por Roger Ortuño.

Usagui. Santjoanistes, 28. Barcelona. Tel. 93 200 55 41

 

mitte

MITTE

First of all. Yo no soy very cafeter (like Josep Sucarrats, I am more fan of a relaxing cup of leche con chocolate). But… sometimes I go to Mitte Café, al lado of my job, El Periódico de Catalunya. Es un very special local. Very big. Very nice. Mitte is fuuuun, like Madrid (por poner an example cualquiera). Not only dan a cup of relaxing café con leche (well, I always pido un café solo). También hacen expositions very chulas every mes. And presentations of books. And conciertos. And (attention my friends!) in Mitte you can encontrar groups of conversation in inglish!! Por eso I speak inglish very well. ¿A que sí? Next time me llevaré a my friends gastronomistas to this place. I think that they necesitan mejorar su inglish, como Miss Bottle. Ou yeah! Por Ferran Imedio.

Mitte. Bailén, 86. Tel: 93 265 28 61.

 

 

Gastronomistas

Somos gastrónomos y periodistas. En una palabra: gastronomistas. Escribimos sobre gastronomía popular con lenguaje popular. Trabajamos en periódicos, en revistas de cocina y de tendencias, en plataformas digitales, en editoriales gastronómicas, en agencias de comunicación... Escribimos sobre restaurantes, cocineros, coctelerías, vinos, libros, recetas, exposiciones, rutas, viajes, hoteles con mesa y mantel… Nos gusta tanto comer y beber como contarlo.