La Vinoteca Torres: el brunch de los vinos

Los brunch se pusieron de moda y aquí se han quedado. Tal es el poder de unos huevos benedict, o de un bloody mary, emblemas de este desayuno que es comida y viceversa. En España se ha adaptado en un formato que la mayoría de establecimientos ofrecen como bufet libre, con comida de mayor o menor calidad. En Gastronomistas hemos visitado muchos restaurantes y hoteles con brunch en Barcelona, pero ninguno como el de La Vinoteca Torres. Primero, porque son platos a la carta (hay 10 propuestas, postres aparte); y segundo, porque no hay otro igual con una oferta de vinos tan grande y variada.

Puedes pedirlos por botellas, a copas e incluso a medias copas. Y si eres inquiet@ y te apetece descubrir vinos o probar varios sin salir borrach@ de allí, puedes hacer lo que ellos llaman un ‘flight’, esto es, pedir alguno de sus packs de medias copas a precios cerrados que ya tienen preparados, como el de tres blancos o tres tintos por 10 euros o la selección de cinco hits como Milmanda, Mas La Plana y Grans Muralles, por 40.

Es tan descomunal el catálogo que casi te olvidarás de los zumos y cócteles del brunch (sí, hay bellini, mimosa y un bloody mary tuneado porque lleva brandy en vez de vodka).

Para comer, en la carta no faltan los imprescindibles huevos benedict (¡es un brunch!), que aquí saben potentes porque se sirven con panceta glaseada y salsa holandesa. Pero vale la pena probar las maravillosas y casi sutiles sardinas confitadas con causa de rocoto sobre una hoja de capuchina, que se comen como si fueran un taco; el impecable ceviche de corvina, puro equilibrio entre picante y acidez con muy buen pescado y un steak tartar con huevo de codorniz sensacional, con el picante y la melosidad exactos.

Lo bueno del brunch de La Vinoteca Torres es que los camareros saben recomendarte qué vino funciona mejor con cada plato y saben explicarte qué te están sirviendo. Probé cuatro blancos: X-15 de Jean Leon, un xarel·lo del 2015 con cuatro meses de crianza en lías con notas herbáceas y fruta blanca como pera y manzana y muy buena acidez; Camino de Magarín 2014, un blanco de Rueda más cremoso y con más cuerpo que la mayoría de los verdejos y los chilenos Santa Digna y Cordillera a base de sauvignon blanc.

Mientras comía en la barra iba catando vinos: los tintos La Causa 2014, un chileno afrancesado y delicioso elaborado con cinsault; Purgatori 2014, elaborado con garnacha, cariñena y syrah en Costers del Segre, con 18 meses en barrica de roble francés y 12 en botella que le dan cuerpo y acidez y recuerdos de frutos rojos como grosella y mora; y Secret del Prioratm un vino goloso que llegó con el postre.

También di cuenta de los espumosos Esplendor de Vardon Kennett (chardonnay, pinot noir y xarel·lo con 30 meses de crianza elaborado en Catalunya) y Estelado, un rosado chileno elaborado con la variedad país, que solo crece en aquella zona de Sudamérica (ganador de varios premios al mejor espumoso hecho con variedades no tradicionales como pueden ser la chardonnay, la pinot meunier y la pinot noir).

Como ves, se bebe muy bien y se come casi mejor, lo cual ya resulta complicado con esa bodega, pero el trabajo del chef Carlos Londres es de traca. Hemos ido otras veces a La Vinoteca Torres desde que se puso al frente de los fogones bajo el paraguas de la empresa de catering Mercès y siempre ha bordeado el excelente. La última visita, con motivo de este brunch, volvió a reafirmar su buen hacer.

En otros brunch puedes jalar sin parar como si no hubiera un mañana. En La Vinoteca Torres, también podrías beber sin parar como si no hubiera un mañana, pero necesitarías días, meses, años, para probar todos esos vinos. Así que mejor despacito y buenos alimentos, que aquí también los hay.

La Vinoteca Torres

Paseo de Gràcia, 78. Barcelona.
Teléfono: 93 272 66 25.
Horarios: de 12.00 a 16.30 horas.
Precio medio: 35 euros.

 

Ferran Imedio
Ferran Imedio

En los últimos dos años ha visitado más de 300 restaurantes, pero su colesterol sigue en niveles normales. Esta rareza sin explicación biológica le permite seguir escribiendo sobre gastronomía en El Periódico de Catalunya, donde antes fue responsable de la sección de Gente y ahora, de Cocina's de la revista 'On Barcelona'.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.