Las 10 mejores aperturas del año en Barcelona

Las 10 mejores aperturas del año en Barcelona

Este 2021 ha sido otro año prolífico en cuanto a aperturas se refiere en Barcelona. Restaurantes que han sabido (y querido) apostar tanto por el oficio como por la ciudad en uno de los momentos más difíciles para la Hostelería debido a la pandemia.

Meritorio es el esfuerzo de todos, entre los que destacamos especialmente estos 10 por razones varias. Son nuestras mejores aperturas de este año en Barcelona:

 

Adobo

Nos gustaría que éste fuera el restaurante definitivo del empresario y cocinero Enrique Valentí, al que ahora encontrarás en la zona alta.

Adobo está hecho a su medida y en la cocina vuelve por sus fueros. Con recetas de toda la vida que Valentí actualiza y reinterpreta con el (buen) gusto que le caracteriza.
Toda su carta es ideal para disfrutones, desde el aperitivo puntual en la terraza a la cena de sobremesa larga, si las restricciones lo permiten.

Aquí entiendes el valor de salir a comer fuera y sentirte como en casa. Ya no sólo por el ambiente que propicia el local o el servicio, sino por cómo saben realzar cada sabor para tu disfrute.
Prepárate para cierto do it yourself, deléitate con el cuchareo y descuida si dejas el mantel hecho unos zorros.

Milanesat, 19.
935950001


Al Grano

De todas las cocinas habidas y por haber que podemos encontrar también en Barcelona, quizá sea la italiana la que más nos convenza a todos. Por eso celebramos este nuevo “pasta bistro” allá donde en su día Albert Adrià ideó el bar Inopia.

El también chef en el Lasarte de Martín Berasategui, Gabriele Milani, presenta aquí una carta de antipasti, pastas -fresca y seca- y postres que no te dejará indiferente por su relación calidad precio.
El producto (italiano) es excepcional y lo evidencian propuestas de apenas dos o tres ingredientes como la mortadela de pistacho con focaccia o sus arancini fritos rellenos de pasta en lugar de arroz.

Menos suele ser más, también para provocar el apetito y convencer en boca.

Pídete varios entrantes para compartir y una pasta, o prueba su menú de 13€ al mediodía. Te gustarán tanto los condimentos como las salsas para cada una de las pastas (al dente), que aquí saben combinar de fantásticamente.

Tamarit, 104.
931 749 137


La Balabusta

La última apertura de la chef Ronit Stern, a quien conocemos por fundar Crustó e idear el vecino Autorosellón, ha sorprendido a propios y extraños con un local que lleva la cocina israelí de vocación saludable a un lugar más creativo y sofisticado del que nos tiene acostumbrados.

La Balabusta es un bonito restaurante minimalista y acristalado, donde nos reciben con el aroma de un pan recién horneado que se puede también adquirir para llevar.
Los platos típicos de la cocina de Oriente Medio, con Israel como estandarte, están elaborados con ingredientes de temporada y proximidad de la máxima calidad. Te mostramos en nuestro Instagram una muestra de sus propuestas.

Es el lugar perfecto, pues, para disfrutar de una cocina sana y a su vez sofisticada, con platos que apuestan por la verdura sin renunciar a carnes y pescados en un ambiente de lo más contemporáneo.

Rosselló, 180.
630 08 22 02


Besta

Es la taberna con aires de bistro y aguas del Mediterráneo y el Atlántico en la que los chefs Manu Núñez y Carles Ramon Aguilar pisan por fin tierra firme. Se trata de un proyecto bestial en lo culinario. Porque arriesgan que da gusto sin escatimar al cliente el mejor producto.

Platillos fresquísimos donde predomina el marisco -de profundidades cercanas y lejanas-, el aderezo de contraste, la fritura justa y poquísimo(s) dulce(s), junto a destilados de cosecha propia.

Aribau, 106.
930 19 82 94

 


Fishølogy

Riccardo Radice y Giulia Gabriele, pareja finalista del premio Cocinero 2021 Gastronomic Forum Barcelona, están dando mucho que hablar en la ciudad. Y más que darán. Por su juventud, inquietudes y talento desbordante.

Afincados en Barcelona desde hace 5 años, donde han pasado por cocinas de la talla del Disfrutar (dos estrellas Michelin) comparten proyecto, laboral y personal, y dos pasiones, la cocina y el mar, que plasman de manera sólida y líquida en su Fishølogy.

Un «restaurante de pescado» lo definen. Pero no uno cualquiera. Y no por su precio, que podría, sino por lo que en él se cuenta. Pescado de temporada —que también tiene, no lo olvides—, salvaje y de piscifactoría, pero siempre sostenible. Cocina que no derrocha el alimento, al contrario. Porque de los abuelos —de las abuelas, en su caso— mantienen la tradición de hacer conservas, mejorada y actualizada. Conservas, salazones, ahumados… técnicas que profesionales como ellos están recuperando y actualizando en algunos restaurantes. Bravo.

Pescado, isla, logia. Una filosofía, un concepto y una oferta tan pensada como bien estudiada y ejecutada.

Diputació, 73.
936 339 858

 


Le Grand Café Rouge

Romain Fornell sigue ampliando su red de buenos restaurantes (Caelis, Joel’s Oyster Bar, Café Turó…). Esta vez, en un edificio de súper lujo del Fòrum.
Le Grand Café Rouge es una ‘brasserie’ donde prepara los platos franceses que ejecuta el chef Franck Radiu.

Chapeau por el pâté en croûte la bullabesa de pescado de roca -con su capa de hojaldre en homenajea a Paul Bocuse-, la sopa de cebolla, las ostras, los mejillones de bouchot con salsa poulette y patatas fritas, el entrecot con puré de patatas y salsa bearnesa

Y todo ello en un espacio espectacular, desde la sala del restaurante a la mesa del chef y el comedor privado del altillo.

Rambla de Prim, 6-8.
932 78 04 23

 


 

GoXO

Supone el primer pie y a la vez el primer local hasta la fecha del crack madrileño, Dabiz Muñoz en Barcelona. Ojalá vengan pronto más.
Porque su gochismo ilustrado es puro gozo. Ya lo escribimos por aquí cuando llegó en plan take away y delivery para apenas unos barrios de la ciudad. Ahora aplaudimos que llegara para quedarse, o lo que es lo mismo: plantarse justo al ladito de l’Illa Diagonal.

La estética del local se corresponde con la atracción -en plan amusement– que produce su cocina con sólo verla y olerla.

Pocos chefs tienen tal muestrario de sabores en la cabeza como ideas para combinarlas con tanto criterio, tiento y contraste. Cuánto umami…

No puedes irte de aquí sin probar su haute -pronúnciese más bien hot– cuisine vestida de forma casual: desde su cocido “Hong Kong – Madriz” a la lasaña Mumbai, pasando por los udon a la carbonara Singapur. Todo requiere de tu complicidad y de un (mínimo) esfuerzo para llevártelo a la boca…

¿Merece la pena la (más que posible) cola para pedir? Rotundamente, SÍ.

Déu i Mata, 69-98.

 


Savia

La aventura más consciente de Tomàs Abellan, propietario del Grup Alegria -también Bar Alegria y Casa Luz-, es un espacio que quiere cuidar al máximo los dos estómagos de sus clientes.

La naturalidad, la temporalidad, la trazabilidad, el sabor y el bienestar son objetivos prioritarios en su Savia.
Por eso, los platos tienen nombres y apellidos -los de sus proveedores- y relatos -que no necesitan ser inventados- que se plasman en una carta que por oferta y aspecto no pasa desapercibida.

La dedicación del restaurante al asunto líquido es la misma. La propuesta -creada por la sumiller del grupo, Ximena Arce- sigue fielmente el propósito de sostenibilidad y respeto por los productores y los productos. Así los vinos, sin sulfitos, obtenidos con la mínima intervención, muy escogidos, de diferencias procedencias pero con rasgos en común y estrechos lazos entre el establecimiento y las bodegas.

Amor por el alimento, por el origen y por el servicio. Muy ‘Savios’.

Casanova, 211.
931 303 247


 

Ultramarinos Marín

Sus dueños estaban ya un pelín “hartos” del fine dining, así que optaron por idear un bar de barrio con cocina deluxe.
Lo del lujo lo decimos nosotros porque se come mejor que bien cuando uno se pone en manos del chef Borja Garcia, siempre a lo suyo. Esto es, metido en cocina para elaborar platos de fondo (y fondos) memorables. Mayoritariamente a la plancha o a la brasa, en este último caso aún en plan backstage.

A ver si se acaban de una vez las restricciones a la Hostelería y podemos disfrutar de todo el espacio como merece. Mientras tanto, hazte con un taburete en la barra y prueba un poco de cada platillo de su vitrina. Apuesta también por el caldo al Jerez, el guiso de alcachofas con berberechos, o cualquier pieza entera de pescado, que puedes acompañar incluso de un ingenioso surtido de salsas.

Las raciones son generosas y los precios contenidos. Los postres, tan caseros como notables. El servicio, corregible.

Balmes, 187.
932 17 65 52


Xuba

No se hable más. Xuba es, sin discusión, la mejor taquería de Barcelona. Y eso que acaba de llegar. Tendrás toda la información en un post que publicaremos el 9 de enero. Pero te hacemos un poco de spoiler: la lleva el bueno, buenísimo de Antonio Sáez, que dirigía el restaurante Lasarte, de Martín Berasategui, cuando tenía dos estrellas Michelin. Luego ejerció de director gastronómico de todo el Hotel Arts. Su socio es Raúl Salcido, que fue director general de un hotel de superlujo en Barcelona.

Elaboran las tortillas se elaboran con maíz azul: son elásticas y muy finas pero a la vez muy densas, de manera que no se te desharán en la mano con la salsa del relleno. Tienes los tacos clásicos (como los de pollo, al pastor, de ternera asada, de langostino y uno vegano), los de temporada y los de autor en los que Sáez saca a pasear su inconmensurable talento para crear piezas como el de setas y hongos, el de lubina, el de bogavante, el de solomillo Rossini

Mallorca, 194.
931 14 25 72

 

 

Gastronomistas

Somos gastrónomos y periodistas. En una palabra: gastronomistas. Escribimos sobre gastronomía popular con lenguaje popular. Trabajamos en periódicos, en revistas de cocina y de tendencias, en plataformas digitales, en editoriales gastronómicas, en agencias de comunicación... Escribimos sobre restaurantes, cocineros, coctelerías, vinos, libros, recetas, exposiciones, rutas, viajes, hoteles con mesa y mantel… Nos gusta tanto comer y beber como contarlo.