Un paté de gallo, unos vinos del Penedès y otros maridajes de interés
Descubrir

Un paté de gallo, unos vinos del Penedès y otros maridajes de interés

Vais a perdonarme el título que ha salido un poco en plan ‘Pepi, Luci Bom y otras chicas del montón’, pero refleja bien de qué va este post. Es tiempo de vendimia, y supongo que eso siempre invita a abrir una botellita de vino y echar un trago, que siempre es de agradecer. Si lo haces combinando la copa con algún bocado que le venga de perlas, imagínate el gustazo. En este post recojo maridajes de productos y vinos del Penedès que propone la bodega Albet i Noya, que organiza visitas guiadas a sus viñas y una posterior cata de sus elaboraciones.

Como atractivo, se puede hacer la cata acompañada con ‘gall’ del Penedès, un producto con la etiqueta de IGP (Indicación Geográfica Protegida). Este maridaje, llamado Picatast, se puede degustar en su jardín cada día de 10.00 a 14.30 horas. Un lujazo que cuesta 10 euros y que incluye la cata-maridaje, dos copas de vino Lignum! y un bote de paté con tostadas para dos personas. Vamos a por los maridajes explicados por la sumiller Núria Martí, que puedes adaptar en casa con otros vinos o tapas parecidos.

Con paté de ‘gall’ del Penedès

«Este paté es un producto inédito y exclusivo, 100% natural, cocinado a la catalana (con orejones, pasas y piñones), cuyo sabor recuerda a los asados ​​de fiesta. Su textura es melosa pero con cuerpo. Está elaborado por Mallart, un obrador histórico que forma parte del proyecto social de la Fundación Mas Albornà. Lo podemos combinar con los Lignum!, que están pensados, al igual que el paté, para compartir entre amigos y familiares.

® Associació Gall del Penedès

El tinto Lignum! Negre 2018, elaborado con garnacha, cabernet y merlot, luce unos taninos muy finos que maridan a la perfección con la textura rugosa del paté. A la vez, sus aromas de fruta madura y el punto especiado de la crianza, conjugan muy bien con los recuerdos de asado y gallo de la fiesta mayor. Si prefieres una armonía más exótica y veraniego, opta por el Lignum! Blanc 2020. Elaborado con las variedades xarel.lo, chardonnay y sauvignon blanco, aporta un toque tropical a la comida. Al tener algo de crianza también le dará una textura más carnosa, ideal para maridar con este paté rústico».


Con alitas de ‘gall’ del Penedès en escabeche

«Este platillo va muy bien con el xarel·lo El Fanio 2020, que tiene crianza y una textura muy untuosa que funciona a la perfección con la parte más oleosa del escabeche».


Con confit de ‘gall’ del Penedès

«Lo tomaría con un espumoso, el Brut 21 Barrica 2015, porque el confit tiene mucha intensidad y muchos aromas a hierbas y el aceite propio y este vino le aporta intensidad. No queríamos limpiar la boca sino crear con el confit y el vino y superplato de fiesta mayor.


Con queso

«Otro de los maridajes chulos. Nos gusta mucho proponer el xarel·lo El Fanio con quesos cremosos tipo brie o de cabra como el Flor de Neu porque así jugamos mucho con la textura cremosa del vino. También el espumoso L’Efecte Ancestral, que al ser un xarel·lo 100% con un final amargo nos ayuda a limpiar la boca y le da un punto salino al queso muy interesante».


Con tapas vegetarianas

«También hicimos maridajes con platillos de la cocina vegetariana de Sombò (Sant Bon de Llobregat). Eran estas:

Cremoso de anacardo a la provenzal con Marina Rion 2020 porque es un vino muy fresco que con el cremoso y las provenzales logra una combinación muy refrescante y verde.

Falso fuagrás de champiñones con L’efecte Brut Nature 2017 porque el bocado era fuerte por sí mismo y la burbuja ayudaba a limpiar la boca y no molestaba mucho la intensidad del falso fuagrás de champiñones.

Sobrasada vegana con Syrah Col·lecció 2017 porque no tiene muchos taninos y queda muy bien con esta sobrasada hecha con tomate.

Paté rústico de Oporto con Dolç Adrià 2016, un contraste muy chulo que junta la fuerza del paté con el punto dulce del vino que está hecho a la manera de los vinos de Oporto. ¡Es muy chulo!».


Con melocotón (si es de l’Ordal, mejor)

«En julio, hicimos unos maridajes con tapas de melocotones de l’Ordal elaboradas por el restaurante Cal Pere del Maset (Sant Pau de l’Ordal) una tapa con gazpacho de melocotón con langostino con 3 Macabeus, dos productos frescos y de acidez alta; un carpaccio de bacalao con melocotón con Blanc XXV, un vino de guarda un poco experimental que le da mucho volumen al bacalao, y un magret de pato con melocotón macerado con tomillo con La Milana, un vino tinto cuya crianza da unas notas especiadas que se complementan a la perfección con la fruta y las hierbas aromáticas del plato».

Ferran Imedio

En los últimos dos años ha visitado más de 300 restaurantes, pero su colesterol sigue en niveles normales. Esta rareza sin explicación biológica le permite seguir escribiendo sobre gastronomía en 'Cata Mayor', el canal especializado de 'El Periódico de Catalunya', y en 'On Barcelona', la sección de ocio del mismo diario. Antes, había sido responsable de la sección de Gente, donde ya contaba qué se cocía y qué se comía por ahí.

MÁS SOBRE: Maridaje | Vinos |
PARTNER:
Recibe nuestras novedades cada jueves en tu buzón, sobre bla bla bla.

    He leído y acepto la política de privacidad