Los nuevos "nuevos" (gastronómicamente hablando) - Gastronomistas

Los nuevos «nuevos» (gastronómicamente hablando)

Qué pesados somos. La humanidad entera. Por repetir una y otra vez en un bucle sin sentido idénticas expresiones, palabras y gestos absurdos. El postureo lo abarca todo, también el lenguaje. ¿Por qué hay gente que pone su estado de Facebook en inglés cuando ni uno de sus amigos es guiri? ¿Por qué seguimos usando esa odiosa palabra que empieza por ‘hips’ y acaba por ‘ter’? ¿Qué quiere decir exactamente «eso no, lo siguiente»? ¿Por qué ahora nadie dice «me encanta» y mola más decir «muy fan»?

Dentro de esta serie de expresiones de moda, hay una muy extendida y divertida: cuando algo es el nuevo algo. «Los miércoles son los nuevos jueves», «Los cuarenta son los nuevos treinta»… Total, que al final te has hecho tanto lío que ya nos sabes si es miércoles o es jueves o si era los miércoles que tenías que salir porque tú ya has cumplido cuarenta. A la gente que habla de la gastronomía parece que se le ha contagiado la dichosa frasecita, así que aquí os traemos algunas verdades, mentiras y tendencias en forma de nuevos «nuevos» para que os entre mejor:

1. La gastronomía es el nuevo fútbol. Que los temas gastronómicos arrastran cada vez a más gente, sí. Que los que se dedican a esto están muy lejos de cobrar las cifras astronómicas de Neymar, también.

bar viejuno2. Los bares de viejos son los nuevos bares modernos. Todas las aperturas están tan cortadas por el mismo patrón que al final acabas buscando lo diferente en los bares Manolo de toda la vida, con su caña a un euro, su decoración rancia y su tele encendida. Sí, lo nuevo es lo viejo, para muestra un botón: De bares de viejos por Malasaña.

3. Las pizzas son las nuevas hamburguesas. La hegemonía de las ‘burger’ aún tiene cuerda para un rato pero es verdad que ya empiezan a aburrir un poco. Se habló de que los hot dogs eran las nuevas hamburguesas, y es cierto que se han abierto un camino en su versión catalana (con butifarra), pero no con la fuerza suficiente. Se oye, se dice, se comenta, que las pizzas gourmet sí las desbancarán definitivamente. Para los que se quieran ir adelantando pueden probar el nuevo local de Fabián Martín.

cafe latte art4. Los baristas son los nuevos cocteleros. Si antes nos fascinaban los profesionales de la coctelería con sus mezclas, sus movimientos teatrales y sus virguerías, ahora lo hacen los profesionales del café. Especialmente cuando nos traen esos dibujitos tan artísticos en el café con leche, como el del post Una ‘artistic cup of café con leche’.

5. El vermut es el nuevo gin tonic. Mucho se habló de que si el vodka tonic acabaría con el gin tonic pero era mentira. Ha sido una bebida popular y viejuna como es el vermut el que se ha alzado como el licor de moda de nuestros días. Uno de los promotores de esta renovación: Casa Mariol. Algunos creen ver en el Spritz Aperol el nuevo vermut, pero eso habrá que verlo.

6. Los dónuts son los nuevos cupcakes. Hemos acabados empalagados de tanta maleni, tanto azúcar y tanta cobertura de color pastel, así que también en el sector dulce estamos viviendo un revival hacia lo viejuno. Léase churros como los de Comaxurros y dónuts en versión más ligera y premium como los de Chök (Carme, 3. Barcelona), de los que pronto os hablaremos más y mejor.

7. Los cócteles son el nuevo vino. Vamos a ver si se afianza o no esta incipiente moda en la que las cenas se maridan con cócteles en lugar de con vino. A nivel internacional está cobrando bastante fuerza.

Isabel Loscertales

Prueba nuevos restaurantes con la misma pasión con la que devora un buen libro o visita una expo. Responsable de la sección de cultura y ocio en la revista Woman Madame Figaro, trata de descubrir nuevas tendencias y de promulgar que lo culinario está de moda.