¡Llega San Valentín! 6 restaurantes en Madrid y Barcelona para celebrar el amor

Pocos creen en él, muchos abominan de su tarea de celestino pero, al final, todos caen (caemos) en el tópico cada 14 de febrero de buscar donde celebrar el día del amor. Con la llegada de San Valentín, hay muchos restaurantes que aprovechan para sacar tajada con trucos tan cutres como una copa de lambrusco, una rosa en la mesa o un hilo musical a base de -horror-baladones de Céline Dion o versiones ñoñas de clásicos del rock. No es el caso de los restaurantes que te traemos en esta lista. Aquí puedes disfrutar de una velada de San Valentín digna, sin la sensación de que te vas a bañar en almíbar.

1. Windsor. La cocina catalana contemporánea no se entiende sin la elegancia y saber hacer de este restaurante, lo que lo hace ideal para San Valentín. Windsor ocupa los bajos de un elegante edificio modernista al que se accede a través de una portería señorial. El comedor, sofisticado y cálido, es el escenario perfecto para disfrutar de un carpaccio de alcachofas, rape con calçots escabechados o una sobrecostilla de buey cocinada durante 22 horas. La carta de vinos es de nivel y el final, delicioso con un corazón de San valentín con frutos rojos.

2. La cocina de Maria Luisa. Febrero es el mes de San Valentín, sí, pero también el de un producto que nos enamora más que algunos seres humanos. Estamos hablando de la trufa negra, que en casa de la portentosa cocinera María Luisa protagoniza platos y platos como el carpaccio de trufa -sí, sí, un plato entero de esta delicia de la tierra a la
que tan solo añade un poquito de sal y aceite-; la sopa de trufa o unos clásicos huevos de corral con su puntillita y… trufa. La mejor fragancia posible para el 14 de febrero.

3. Casa Ángela. Cerquita de la Sagrada Familia se encuentra este restaurante que hace del compartir y disfrutar su razón de ser. ¿Hay algo más apropiado para San Valentín? Entre lo más destacable de la carta, rabas de verdad, croquetas adictivas, gambas al ajillo, ensaladilla rusa de traca, arroces de escándalo… Una opción fantástica para hacer del 14 de febrero un día consagrado al amor, pero también al placer gastronómico.

4. Rubaiyat. Este restaurante echa el resto con motivo de San Valentín. Además de podes disfrutar de sus clásicos cortes de carne o de sus pescados, las parejas que reserven rematarán la cena con un corazón de chocolate diseñado para la ocasión y una copa de cava, ambos cortesía de la casa. Cacao puro traído desde Brasil, frutos rojos y helado de vainilla para terminar a lo grande una noche especial. 

5. Línia. Un pack de cena más noche romántica en el Almanac de Barcelona puede ser el plan ideal. La velada comienza en el restaurante Línia, que ha preparado un menú especial donde nos encontramos maravillas como un tartar a base de atún rojo, tomate y remolacha de un tono todo pasión o un foie gras con anguila ahumada y Pedro Ximénez. La noche sigue después del menú… pero eso ya sucede en la habitación y ahí no hay nada preparado…

6. Lobo 8. En el muy estimulante restaurante del maravilloso Gran Hotel Inglés nos encontramos con un seductor menú ‘valentiniano’ donde caben un plato que mezcla cigala y plátano macho, un carabinero con col china y consomé o el cordero en roulade con castañas, nabo y zanahorias. Para terminar, chocolate especiado, café con leche y mezcal. Mezclas maravillosas para una velada única. Para prorrogar el plan, las habitaciones del hotel son una grandísima opción.

Banda sonora. Paul McCartney – My Valentine

 

Gastronomistas
Gastronomistas

Somos gastrónomos y periodistas. En una palabra: gastronomistas. Escribimos sobre gastronomía popular con lenguaje popular. Trabajamos en periódicos, en revistas de cocina y de tendencias, en plataformas digitales, en editoriales gastronómicas, en agencias de comunicación... Escribimos sobre restaurantes, cocineros, coctelerías, vinos, libros, recetas, exposiciones, rutas, viajes, hoteles con mesa y mantel… Nos gusta tanto comer y beber como contarlo.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.