Xerta, en Villa Retiro: la estrella que viene del sur

Xerta, en Villa Retiro: la estrella que viene del sur

Villa Retiro, ubicado en la localidad de Xerta (en la comarca tarraconense del Baix Ebre), es más que un apacible hotelito con encanto en el que desconectar del mundanal ruido,  todavía (y esperemos que por mucho tiempo) felizmente alejado de los precios desorbitados de la Costa Brava.

Se trata de una antigua casa indiana del siglo XIX rodeada de vegetación tropical, que conserva todos sus elementos originales y cuenta entre sus principales encantos con un restaurante con estrella Michelin, Xerta, uno de los espacios más singulares de Cataluña tanto por su gastronomía como por su pintoresca puesta en escena.

Aquí el chef Fran López, junto a su hermano Quim al frente de la bodega, elabora una cocina arraigada al territorio, especialmente al mar que tan bien conocen: todo un homenaje por tierra, mar y aire a los diferentes paisajes y sensibilidades del Delta de l’Ebre. López, de hecho, es un viejo amigo de los comensales de Barcelona y alrededores, puesto que suyo es el restaurante Xerta del Ohla Hotel, en el Eixample barcelonés, y el recomendable Xalar, en Castelldefels, del que hablábamos en este post sobre restaurantes en los que comer buenos pescados en Barcelona y alrededores.

Villa Retiro es un hotel de apenas 19 habitaciones ubicado en un rincón prácticamente alejado de la civilización, en el que habremos desconectado de cualquier cosa apenas pasados diez minutos en sus instalaciones. El edificio, declarado Bien Cultural de Interés Local, está situado prácticamente en lo alto de un jardín y es un claro ejemplo de un estilo modernista-colonial que esconde tras sus paredes una historia convulsa: durante la batalla del Ebro el edificio fue empleado como hospital militar.

Desde hace unos años el hotel cuenta con un edificio anexo con habitaciones amplias y modernas, cálidas y nada estridentes, en sobrios tonos verdes que tan bien combinan con su exterior voluptuoso y ajardinado, repleto de árboles tropicales entre los que destaca el gran ficus, emblemático del lugar. Junto a este longevo árbol tienen lugar los desayunos bufé, que invitan a las largas sobremesas y que, probablemente, acabemos empalmando con un buen baño en la piscina cercana.

Nada mejor para conocer la idiosincrasia de las Terres de l’Ebre que darse un paseo por los menús degustación que proponen en Xerta López y su equipo. Son tres: el Menú Homenaje  (98€), el Más que un Homenaje (un poco más largo, a 125 €) y el clásico (66 €). Los dos primeros pueden disfrutarse con o sin maridaje de vinos. En todos ellos, se respira un profundo respeto por los sabores y tradiciones de la zona y por sus productos más representativos, tanto del huerto como de la montaña y el mar.

El viaje comienza con una serie de aperitivos representativos de las comarcas que forman las Terres de l’Ebre, desde la royale de anguila hasta la gamba blanca con guacamole y una original ostra con Moscow Mule (un gran acierto). Y es que la puesta en escena es una de las señas de identidad de un restaurante que no escatima en complementos que completen la experiencia gastronómica, como demuestra el plato principal, que llega a la mesa en una especie de bosque con una original bola que desprende los olores de la montaña a la que rinde homenaje, concretamente del Parc Natural dels Ports.

Un paseo por el territorio

Todo el menú se compone de pequeños bocados, que en este caso son, entre otros, un steak tartar de jabalí, una esferificación de tortilla líquida de espárragos salvajes, un ceviche de fresa acompañado de pico de gallo o un ssaam de espinacas a la catalana, un guiño a la tradición coreana que demuestra la amplitud de miras de un chef que conoce muy bien el producto que trabaja.

A partir de aquí, la sucesión de propuestas se caracteriza por ese carácter teatral (en uno de los pases llega a nuestra mesa incluso ¡un gallinero!) y por su planteamiento en forma de pequeños bocados que nos muestran desde homenajes a Francia, Italia, Argelia y Portugal, además de unas mollejas que rinden tributo al país con el que están hermanados: Argentina.

Bocabits de setas, chupito de crema de mejillones con aire de jengibre, albóndigas de ceps y un homenaje al atún rojo típico de L’Ametlla de Mar (desde la parpatana al taco) a base de diversos bocados son solo algunas de las numerosas propuestas que probaremos en este menú degustación que va y viene desde las Terres de l’Ebre al mundo para, finalmente, volver a instalarse en este rincón de Cataluña por el que parece que el tiempo no pasa.

Una pechuga de pichón con salsa de calçots y un kinder bueno relleno con pichón glaseado con chocolate son otros de los platos con los que nos encontramos, por no hablar de su arroz, uno de los platos para los que el chef ha demostrado un gran pulso (como podemos corroborar también en su propuesta de Castelldefels: Xalar).

Sus postres, a base de cítricos del Delta, completan una experiencia sensorial y gastronómica muy particular, que nos invita a recorrer el Delta sin movernos del bonito comedor rústico de un restaurante presidido por un gran caballo, que rinde homenaje a las caballerizas que ocupaban en su día este mismo espacio.

Para ver imágenes de los platos y el espacio, echad un ojo a este reel de Instragram que grabamos cuando estuvimos allí. ¡Buen provecho!

 

Villa Retiro
Molins, 2. 43592 Xerta (Tarragona).
T. 977 473 810

Precios:
Escapada Relax (dos noches con alojamiento, desayuno, menú Homenaje y visita y cata a la Catedral del Vi para dos personas): 598 €
Escapada Gourmet (una noche con alojamiento, desayuno, menú Homenaje y visita y cata a la Catedral del Vi para dos personas): 418 €
Escapada Romántica (una noche con alojamiento, desayuno, menú Homenaje, quiromasaje y visita y cata a la Catedral del Vi para dos personas): 458 €

Menús
Menú Homenaje: 98€
Más que un Homenaje: 125 €
Clásico: 66 €.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Laura Conde

Como directora de la revista Guía del Ocio BCN se recorrió gran parte de restaurantes de Barcelona y escribió sobre ellos durante siete años. Es autora del libro ‘La felicidad en una croqueta’ (Now Books, 2014) y de 'Hecho en casa' (Now Books, 2015). En la actualidad escribe y habla, las dos cosas que más le gusta hacer además de comer, en diversos medios.