En verano apetecen las sopas frías, un entrante saludable, refrescante y muy sencillo de preparar. La crema de pepino se hace en un plisplás y puedes customizarla a tu gusto. Nosotros le hemos puesto un dressing de crujiente de jamón que le da un toque muy sabroso y crunchy, pero le puedes poner taquitos de verduras, trocitos de mozzarella, picatostes…. Lo mismo que la crema en sí, nosotros hemos hecho la básica pero le puedes añadir muchas otras hierbas e ingredientes como por ejemplo un par de anchoas. Aquí tienes la que hemos preparado hoy.

Ingredientes (para dos)

2 pepinos

1 yogur griego natural

1 cebolleta pequeña

medio diente de ajo

hierbabuena al gusto

vinagre de manzana

sal

aceite

pimienta

para el dressing: una loncha de jamón serrano

Elaboración:

Pela mal el pepino. Es decir, depende del pepino no hace falta ni pelarlo. Los nuestros tenían la piel un poco gruesa, así que hemos decidido pelarlos pero dejándonos un poco de piel para que le dé color a la crema.

Corta la cebolleta y añade todo a la batidora: pepino, yogur griego, cebolla, ajo, hierbabuena, un chorro de vinagre, sal, aceite y pimienta. Batir bien.

Para el crujiente de jamón coge la loncha y ponla entre dos láminas de papel vegetal para horno. Ponlo en el microondas con un plato encima y calienta a máxima potencia durante dos minutos.

Echa la crema en el plato o en el bol y adereza con AOVE y pimienta recién molida. Deshacer el crujiente de jamón en trocitos pequeños y poner un montoncito en el centro. Servir bien fría.

Isabel Loscertales
Isabel Loscertales

Prueba nuevos restaurantes con la misma pasión con la que devora un buen libro o visita una expo. Responsable de la sección de cultura y ocio en la revista Woman Madame Figaro, trata de descubrir nuevas tendencias y de promulgar que lo culinario está de moda.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

PARTNER

imagen

Partner
imagen
Suscríbete a nuestra newsletter