“Todos los bufés viejunos se construyeron sobre cimientos de huevos cocidos, verdadera argamasa de la civilización debido a su doble personalidad de continente y contenido”, escribía nuestra colega y amiga Ana Vega Pérez de Arlucea, más conocida como Biscayenne, en su delicioso y divertido libro ‘Cocina Viejuna’ (Larousse Editorial, 2018).

“El metahuevo lo tenía todo: era barato, pintón y cómodo de sujetar y comer en un solo bocado”, añadía. Finger food de antaño, vaya. Y cómo añoramos algunas el poder disfrutar de esos sabores de siempre alrededor de una mesa intergeneracional bien (dis)puesta.

¿Nunca faltan huevos en tu cocina? ¿Guardas bajo llave una receta familiar con huevos cocidos que te reconcilia con el mundo? La mía es caliente y reconfortante, lleva carne y bechamel, convirtiéndose así en un plato de fiesta, único si le precede un aperitivo o una ensalada. Receta sencilla y sabrosa que pide pan porque siempre triunfa. Y porque un mundo con huevos siempre es mejor.

Huevos rellenos de carne

Ingredientes (para 4 personas):
6 huevos (cuanto más felices las gallinas más feliz tu cocina)
200 g de cabeza de lomo de cerdo sin hueso
200 g de pechuga de pollo
2 cebollas
Aceite de oliva virgen extra
Sal
Pimienta
Coñac
Harina
Leche
Mantequilla
Queso rallado suave

Preparación:
– Precalentar el horno a 180ºC.
– Cocer los huevos con agua y sal de 10 a 12 minutos. Escurrir y dejar enfriar.
– Cortar las cebollas en juliana, trocear la carne, salpimentar y sofreirlo todo en una sartén. A media cocción, añadirle un chorrito de coñac. Cocinar hasta que el alcohol reduzca y el conjunto esté bien rustido. Reservar el relleno por una parte y un poco del aceite sobrante por otra.
– A continuación, pelar los huevos duros, partirlos por la mitad, vaciarlos y separar las yemas de las claras.
– Seguidamente, mezclar la mitad de las yemas con la carne sofrita y picar la mezcla en un túrmix o similar. Reservar las yemas que no hemos utilizado.
– Volver a pasar el relleno un par de minutos por el aceite del rustido que hemos reservado.
– Cuando la mezcla haya enfriado un poco, amasarla con las manos y llenar las mitades de los huevos duros.
– Preparar una bechamel ligera con 2 cucharadas soperas de harina, 2 cucharadas de mantequilla y 2 tazas de leche.
– Disponer las mitades de los huevos en una bandeja e introducir en el horno previamente calentado.
– Cubrir los huevos con la bechamel, las yemas restantes desmenuzadas con los dedos y queso rallado suave al gusto.
– Cocer entre 15 y 20 minutos, hasta que estén dorados.

Carme Gasull
Carme Gasull

Se inició como periodista en la radio y con el gastrónomo Jordi Estadella en las cosas del comer. Hoy, modera ponencias y demostraciones culinarias en ferias y congresos, colabora en el programa 'Àrtic' de betevé y comparte experiencias en blogs diversos. Comisaria del proyecto 'Catalunya Regió Europea de la Gastronomia 2016', es autora de los libros 'Catalunya en el paladar' (Austral Media, 2004), 'Petita història de la Festa de la Ratafia' (Editorial Mediterrània, 2016) y 'El Safrà. Com preparar-lo 10 vegades' (Sd Edicions, 2018).

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

PARTNER

imagen

Partner
imagen
Suscríbete a nuestra newsletter