Valientes han sido todos y cada uno de los restaurantes y bares que se han atrevido a abrir sus puertas en este año aciago.

Nos encantaría citar a todos los que son, se lo merecen; pero como hacemos cada año, seleccionamos ahora los que más nos han gustado. También los que hemos tenido la oportunidad de probar, que tampoco han sido todos los que han abierto este 2020 en Barcelona.

Sirvan los destacados como homenaje a un sector que las está pasando canutas y que ojalá empiece a salir de ésta en 2021.

Hemos llorado muchos cierres, hemos sufrido sus restricciones e incluso la situación límite que vive la mayoría. Pero a la vez, nos hemos alegrado por cómo han sabido adaptarse a la ‘nueva normalidad’ y cómo han hecho frente a las circunstancias.

Confiamos en que el Año Nuevo suponga un respiro para todos ellos. También para comensales como nosotros. Porque queremos volver a disfrutar de nuestros amados bares y restaurantes. Lugares como los que destacamos en este post. Esto es, nuestra modesta y ya tradicional selección de las mejores y más valientes aperturas del año en Barcelona:

 

Arigato Barcelona

Dicen que no son un restaurante, si no un café de inspiración japonesa y heladería artesanal. Pero qué café. Detrás de este proyecto están Sebastián Mazzola y Sussie Villarico (aka Cooking in Motion, iniciativa surgida tras su paso por las cocinas de Albert Adrià), y en su pequeña cocina a la vista elaboran delicias que entusiasman a pesar de su sencillez.
Una de sus últimas propuestas para este invierno: la sopa Miso-Strone, su particular versión de la Minestrone con miso, parmesano y verduras de temporada. Bajo ningún concepto hay que perderse sus helados (ya os comentamos que era una de nuestras heladerías favoritas) ni sus cócteles.

Roger de Lluria 114.
931 05 49 03

 

 

 

Taberna Noroeste

Javier San Vicente Carro es de A Coruña. David López Sánchez, de Salamanca. Ambos coincidieron en las cocinas de Carles Abellan y desde allí volaron juntos para montar esta «taberna de cocina popular contemporánea con producto de temporada, vinos naturales y un toque de brasa», según definen ellos mismos. Sus respectivos lugares de origen no solo marcan el nombre del restaurante, sino también el ADN de su cocina, muy inspirada en recetas y productos de sus regiones. «Aunque llevamos 13 años viviendo en Barcelona, así que sentimos que pertenecemos a esta ciudad y trabajamos también el fantástico producto catalán», matizan.
Te contamos más hace unos meses en este otro post.

Radas, 67.
931 15 09 11

 

 

 

 

Parking Sótano

El grupo de Parking Pizza y Parking Pita se han hecho con un local estupendo, con el que esperamos que por fin se rompa su mala racha -lo ocuparon previamente el Céleri de Xavier Pellicer, Hetta e Hijo de Méndez-. De hecho, tiene todos los puntos para hacerlo.
Se trata de un restaurante monoproducto, especializado en entrecot, que sirven en formato de medio kilo para compartir entre dos personas por 35€. Sugieren acompañarlo con diversas guarniciones, mayoritariamente vegetales, y salsas a elegir.
La relación calidad-precio es excelente y el ambiente intimista, también. Además, su interiorismo industrial tiene mucho encanto.

No acepta reservas.
Passatge de Marimon, 5.

©Lekuonastudio

 

 

 

Bodega Bonay

La última reinvención del restaurante a pie de calle de nuestra admirada Casa Bonay es su Bodega. No ya sólo la de vinos, con joyas naturales y espumosos de esos con los que brindar por el Año Nuevo, sino la de luces bajas, barra larguísima y cocina a cargo del chef Giacomo Hassan.
Seguimos a este italiano desde que lo descubrimos guisándoselo todo él solo en el extinto Bar Alegría y, francamente, nos alegra verle desenvolverse de nuevo tan bien entre platillos para el tapeo rápido, pero también para el menú degustación a la carta.
Nos gusta esa dedicación para el fatto in casa, que el chef ofrece sobre todo en propuestas de pan y moja, pastas y postres.
Te sugerimos que las marides incluso con los cócteles del Libertine de la misma Casa.

Gran Via de les Corts Catalanes, 700.
685582314

 

 

 

 

Palo Verde

Su “cocina al carbón pinchada en un palo” nos sedujo desde el minuto uno. Desde la primera visita, a la que siguieron afortunadamente otras tantas pese al año que llevamos… Porque apuesta por la estricta esencia del producto de temporada. Con la caricia justa de las brasas y el aderezo necesario para realzar cada sabor.
El proyecto del diseñador que ha puesto e ‘interiorizado’ el local junto con el chef de origen francés, Ludwig Amiable resulta una de esas perlas que seguir de cerca. Sobre todo porque actualiza constantemente su corta carta de platillos para así contentar a sus fieles.
No dejes de probar el pimiento escalivado, los ñoquis o el suquet de gambas y ñoras con níscalos, mientras éstos aún se encuentren en el mercado.

Còrsega, 232.
932 37 69 98

 

 

 

Maleducat

Bendecimos el arrojo del chef y propietario de esta “Casa de Menjars”, Víctor Ródenas, por establecer en el barrio de Sant Antoni una cocina de fondo que anda en muy buena forma. Sobre todo fuera de carta, donde según la temporada encontrarás platos para rebañar largo y tendido. Con el particularísimo toque personal que aporta cada combinación de productos o aderezo de contraste.
Platos de cuchara para repetir cucharada tras cucharada. Propuestas de apenas dos bocados que también sirven para llevar, y postres muy bien planteados conforman sus principales bazas.

Manso, 54.
936 04 67 53

 

 

 

Croma by Flash

Flash Flash, a sus 50 añitos, ha tenido un hijo llamado Croma by Flash. Se le parece, pero no es igual. Tiene su misma estética (vale, con matices, porque no todo es exclusivamente en blanco y negro), pero su carta cuenta con platos distintos, como el omnipresente y ‘moderno’ ceviche, y tapas clásicas. Eso sí, no te faltarán sus míticas hamburguesas ni sus legendarias tortillas (menos variedad y distintas que en la casa madre). En nuestra visita nos gustaron la ‘burger’ Pulp Fiction, de carne de lomo alto madurada 42 días, y la tortilla de escalivada, de textura babeuse y sabor ahumado. ¡Flashazos!

Avinguda Diagonal, 640.
663 96 42 61

 

 

 

Bodega Pasaje 1986

Esta aventura hostelera de dos buenos amigos en el barrio de su vida nos ha proporcionado algunos de los mejores momentos en torno a una mesa de este 2020. Del desayuno de tenedor a la comida, la Bodega que defiende en primer término el jefe de sala, Xavi Alba está llamada a convertirse en otro templo para la cocina de la memoria en Barcelona. Ésa que engrosa nuestro patrimonio culinario, se transmite entre generaciones y triunfa siempre. La que representan también guisos y platos de cuchara elaborados a fuego lento. Ya lo comentamos tras nuestra primera visita, a los pocos días de abrir en plena canícula. Aquí te lo recordamos.

Gran Via de les Corts Catalanes, 162.

937 76 44 91

©BodegaElPasaje1986

 

 

 

Green Leka Can Valldaura

Leka, en el Poblenou, ha subido a la montaña de Collserola, donde Iván Enríquez y Arleny Medina pueden desarrollar todos los conceptos de sostenibilidad gastronómica habidos y por haber. En Green Leka Can Valldaura (está en la carretera de Horta BV-1415, km. 7, Cerdanyola del Vallès) exploran con el fuego usando diferentes tipos de maderas, elaboran jabones con aceite de cocina usado, usan descartes de la cocina para hacer snacks para mascotas (comparten la receta si te interesa) y con el agua que recogerán de la lluvia regarán el huerto que comenzará a dar sus frutos a mediados del año que viene y cuyos excedentes irán a parar a la residencia de estudiantes de los Valldaura Labs. Muy interesante todo, de acuerdo, ¿pero qué comer allí? Pues carnes a la brasa, arroces de montaña y vegetales, cazuelas de huevos, postres… Además de desayunos de ‘forquilla’, platos vegetarianos y veganos. Siempre con productos de proximidad máxima. El futuro está aquí, sin duda.

BV-1415, Km 7.080, 08290 Cerdanyola del Vallès, Barcelona.
699 67 96 92

 

 

 

Dumbo

Tras este restaurante de estética contemporánea y aire desenfadado, abierto el pasado mes de septiembre, encontramos el buen hacer del Grupo San Telmo y, tras los fogones, un nombre que por sí solo es señal de garantía: Gonzalo Rivière.

Suyos fueron los platos de vocación healthy que enamoraron al personal en aquel Zero Patatero que tanto nos gustaba, tras haber pasado por cocinas como la de Els Garrofers, en Alella. Durante todos estos años, el cocinero se ha curtido en una cocina de producto, en la que priman los sabores, sencilla a la vez que sofisticada (sí, en cocina esto es posible pero solo unos cuantos logran hacerlo bien). En esta ocasi´ón, la propuesta de Rivière y su equipo se traduce en dumplings, bowls, ensaladas, (el de verduras al dente con puré de coliflor es riquísimo y saludable a rabiar) y unos arroces grandísimos (no se vayan sin probar el chaufa, uno de los hits de su carta equilibrada y divertida).

La oferta de postres caseros va desde un tiramisú de té verde, que aún no hemos tenido el gusto de probar, a un carrot cake o cheesecake caseros, entre otras opciones. Todo ello en un ambiente siempre urbanita e informal, en un local acristalado con pequeñas mesas redondas.

Buenos Aires, 60.
934 391 709

 

Gastronomistas
Gastronomistas

Somos gastrónomos y periodistas. En una palabra: gastronomistas. Escribimos sobre gastronomía popular con lenguaje popular. Trabajamos en periódicos, en revistas de cocina y de tendencias, en plataformas digitales, en editoriales gastronómicas, en agencias de comunicación... Escribimos sobre restaurantes, cocineros, coctelerías, vinos, libros, recetas, exposiciones, rutas, viajes, hoteles con mesa y mantel… Nos gusta tanto comer y beber como contarlo.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

PARTNER

imagen

Partner
imagen
Suscríbete a nuestra newsletter