Da igual el tiempo que lleves sin volver a Toledo. Te embrujará como siempre. Da igual cuando leas esto. Ocurre así siempre.

Especialmente en otoño. De ahí que te proponga ahora escaparte a Toledo. Por su luz del amanecer a la noche, su riqueza histórica, sus tres culturas y, cómo no, su gastronomía.

Para ir a la raíz culinaria de la capital manchega, paso a enumerar las que son a mi juicio las paradas imperdibles en la ciudad judía, musulmana y a la vez cristiana.

Como comprenderás, todas se argumentan con razones gastronómicas. Lo digo para que no dejes tampoco de visitar el Museo del Greco, El entierro del conde de Ordaz y la Catedral, a la que deberías dedicar por lo menos una mañana entera.

 

Obrador de Santo Tomé.
“Almendra, azúcar y miel” a toneladas. Hasta las 40 de mazapán que despachan al año en este obrador del siglo XIX.
Con la mitad de personal en este 2020, pero con la misma delicadeza artesanal que distingue a sus piezas.
Se pueden comprar en su tienda y degustar también en el hotel Eugenia de Montijo, el único cinco estrellas con córner propio que, además, te recibe con estos mazapanes.
Es el souvenir que deberías llevarte de Toledo.

 

Iván Cerdeño.
El embajador con michelin que el colectivo Raíz Culinaria tiene en Toledo exhibe su singularidad gastronómica en el restaurante homónimo, que dispone de una sala sobre un entorno natural que envuelve también su cocina.
Cada menú -ofrece hasta cuatro, según apetito y bolsillo- da continuidad a esa manera tan suya de servir a su tierra con la recuperación e interpretación de recetas olvidadas.
Sus platos trascienden a la tradición con ‘ropajes’ modernos. Con texturas y emplatados que aligeran propuestas de toda la vida. Elegantes y equilibradas en boca.
No te lo pierdas.


Víctor Sánchez Beato.
Tiene mérito lo que hace este chef frente a sus ocho comensales por servicio.
Una sola barra con cocina vista, un menú degustación único para todos y unas dos horas por comida o cena. El proceso de producción es clave para que todo salga según lo esperado. De forma dinámica y armoniosa.
El menú puede variar a diario, a veces por un solo enunciado, y se sustenta tanto en el producto de temporada como en el “menos-es-más”. Vale francamente la pena probarlo.

 

Casa Elena.
Está en Cabañas de la Sagra, a menos de media hora del centro de Toledo, y es un slow food en toda regla. Así lo contamos hace ya unos años, pero entonces el chef era otro y ahora defiende sus clásicos el valenciano Àlex Vidal.
Éste ha sabido retomar la tradición que distingue a la Casa, aportando también los toques justos de creatividad en un menú degustación de excelente relación calidad-precio, que incluye verduras, frutas y hierbas de la huerta anexa; así como conservas de cosecha propia.
Mención aparte para su sala, joven aunque sobradamente preparada, y liderada aún por César Martín, nieto de la fundadora.
Ideal para nostálgicos y amantes de “aquellas-pequeñas-cosas”.

 

Copeo de lujo.
En pleno casco antiguo y al cobijo del citado hotel Eugenia de Montijo, se encuentra un bar sin vistas pero con los méjores combinados.
Los puedes tomar de un trago o sorbo a sorbo, mientras das también algún bocado a sus platillos de neotaberna.
El espacio es imponente y el servicio, atento y diligente.
La difunta emperatriz optaría seguramente por un Martini que la acabaría por llevar derechita a su alcoba. Puedes hacer lo mismo si te subes la copa a cualquiera de sus habitaciones ‘de época‘.
En la suite presidencial, dicho sea de paso, la ‘fiesta’ sería completa.

*La foto de portada está tomada desde la suite 321 del hotel Cigarral el Bosque. 

 

 

Belén Parra
Belén Parra

La primera vez que se sentó a una mesa para contarlo en las páginas de El Mundo aún no se comía bien en los hoteles. Ha probado las mieles del oficio en una editorial gastronómica y en congresos especializados. Mata el hambre y la sed con las historias que encierran restaurantes, cocineros y emprendedores del buen vivir.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

PARTNER

imagen

Partner
imagen
Suscríbete a nuestra newsletter