El mar se ha convertido en objeto de deseo. Cada año lo es, pero éste aún más si cabe, después de tantos días de confinamiento en sus distintas fases. En la ‘nueva normalidad’ apetece comer mirando al mar y hacerlo bien, además.

Por ello sugerimos ahora cuatro restaurantes que tienen mucho en común. Lo principal es que todos ofrecen una experiencia culinaria de alto nivel mientras ves las olas romper. Tres en Andalucía y uno en Asturias.

La Milla Marbella (Playa de Nagüeles – Urbanización Los Verdiales, Marbella). La fórmula de este restaurante no tiene más secreto que un producto superlativo y una localización imposible de mejorar. Está a pie de playa entre los hoteles Marbella Club y Puente Romano. En su sexta temporada, nos encontramos clásicos de la casa como los langostinos pil-pil o el carabinero a la brasa con patatas chips, huevo frito y caviar. Hay también sitio para elaboraciones en crudo, frituras tradicionales de boquerones de la Bahía de Málaga o salmonetitos fritos. Además, carnes, arroces y postres como una tarta fina de manzana ideal para poner el colofón a una gran comida. Y con el mar tan cerca que se puede tocar.

Atenas Playa (Novo Sancti Petri, Playa de la Barrosa, Chiclana de la Frontera, Cádiz). En Novo Sancti Petri se encuentra este rincón hecho en madera y situado a pie de playa. Dispone de camas balinesas y hamacas para disfrutar del mar desde primera línea con la arena fina bajo los pies. Aquí se sirve cocina mediterránea a base de producto de primera. Este año hay novedades como el ceviche de corvina y langostinos, el calamar entero de potera con salsa tártara o la original poleá chiclanera con espuma de hierbabuena y crumble de galleta. También hay sitio para una apetecible carta de cócteles, porque este es uno de esos sitios en los que merece la pena pasar el mayor tiempo posible.

Éleonore (Pablo Laloux, 13. Salinas. Castrillón). Este restaurante boutique rinde homenaje a la locomotora de vapor que atravesaba Salinas por la vía de ferrocarril más antigua de España. Unía la mina submarina de Arnao con el puerto de Avilés. Recibió el nombre de la esposa del ingeniero belga, director de la mina, Jules Hauzeur. Con ese mismo Éleonore ha bautizado la chef Cristina Arias Sopeña su nuevo restaurante. Sus impresionantes cristaleras dan al mar y son el escenario perfecto para una propuesta refinada. Hay que probar platos como la tartaleta de micro verduras con quinoa y crema de albahaca o el salmonete a baja temperatura con fabas I.G.P. Los postres también sorprenden, como el limón, homenaje a Cédric Grolet, un referente de la pastelería gala.

Florida Mijas Beach (Carabelas, 9,La Cala de Mijas, Málaga). Ubicado en Cala de Mijas, este espacio consta de 3.000 metros cuadrados. En él, se combinan restaurante, terraza, beach club con piscina, zona de hamacas en la playa y club de noche. Al frente de la oferta gastronómica está el chef Iván Cerdeño, toda una garantía. Reconocido con una estrella Michelin por su restaurante Iván Cerdeño-Cigarral del Ángel de Toledo, saca aquí su cara más mediterránea e informal. Los salazones marinos, el gazpachuelo o la ensaladilla rusa con camarones hablan a las claras de donde está ubicado el restaurante. Hay pescados locales como el borriquete frito entero con mayonesa de alcaparras o los choquitos a la brasa. Y no hay que olvidarse de la famosa croqueta de jamón reconocida como mejor del mundo en 2020. Un planazo en toda regla.

Banda sonora. The Waterboys – This is the sea

 

Javier Sánchez
Javier Sánchez

Lleva comiendo prácticamente toda su vida, así que sabe de lo que habla. Un hombre, un reto: conocer TODOS los restaurantes de Madrid. Sigue en ello y empeñado en descubrir las últimas tendencias gastronómicas como coordinador de Cocinatis.com junto a Laura Conde, en el blog de gastronomía Oído Cocina de Yahoo! y como colaborador en sitios como Dominical, VICE o distintos medios del Grupo Prisa.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

PARTNER

imagen

Partner
imagen
Suscríbete a nuestra newsletter