Sips o la coctelería de vanguardia más esperada - Gastronomistas

Sips o la coctelería de vanguardia más esperada

Sips abre justo cuando la coctelería de Barcelona vive uno de sus mejores momentos. Pese a las restricciones para socializar (y brindar) debido a la pandemia, proliferan los locales que apuestan por la creación líquida y el copeo, que siguen teniendo su demanda. Una pequeña representación cuenta incluso con el reconocimiento internacional que brindan listas como la 50 Best Bars del mundo. Ahí están ya Paradiso (19) y Two Schmucks (26); y ahí estará en breve también Sips. Al tiempo.

Lo mismo que debería ocurrir con el clandestino Bobby’s FreeThe Alchemix y Especiarium, que proponen gastronomía líquida de mucho nivel en logrados ambientes desde su (respectivo) primer día.

 

Pero volvamos a la coctelería que nos ocupa ahora. Os avanzamos su apertura cual secreto a voces durante nuestro último encuentro con el barman Marc Álvarez hace ahora un año. La espera se ha hecho eterna puesto que la apertura de Sips no pudo materializarse hasta hace unas semanas, pandemia mediante.

Junto a su socio y amigo Simone Caporale, cuatro veces mejor bartender del mundo en el Artisan londinense, idean y sirven cócteles de vanguardia bastante alejados del copeo común pese a reinterpretar básicamente clásicos. Basta con ver cómo los presentan, pero también cómo los plantean y elaboran.
La transparencia está asegurada porque en Sips carecen de barra y muestran el paso a paso de los tragos a la vista de todos. En diversas estaciones.
Interactuando contigo. En tu mesa. Otra de sus grandes bazas.

La complicidad del cliente se hace necesaria para lograr el efecto deseado con cada copa. No queremos desvelar mucho más para no cargarnos tampoco la sorpresa, aliciente primordial en una coctelería como Sips.

 

El nervio creativo de Álvarez y Caporale es tal que su carta de estreno tiene los días contados. Ambos ya trabajan en nuevos cócteles con los que volver a la carga a partir de esta próxima semana.
Su listado de espectaculares cócteles incluye clásicos -y a la vez fijos- como el Negroni o el Martini; pero también copas de vino, “burbujas”, cerveza, y creaciones singulares con juegos de temperaturas y combinaciones de texturas francamente asombrosas.

 

El derroche creativo de todo el equipo -no, Caporale y Álvarez no están solos en esta aventura sino que les acompañan dos jóvenes ex elBarri – salta a la vista durante cada servicio. También su experiencia en la alta cocina, con la que coquetean para servirse de técnicas, procesos, armonías y presentaciones impresionables. Su empatía para con el cliente e incluso su psicología del consumidor hacen de Sips una experiencia cuando menos singular.

Que sea buena o mala dependerá de la percepción de cada uno porque ninguna noche es igual a la otra. Como tampoco sus cócteles son de lo más habituales. Ahí radica parte de su encanto. Porque plantean sorbos, aromas y puestas en escena bastante insólitas.

Son tendencia su Bubble, que llama poderosamente la atención y por eso ilustra este post; su Espresso Martini para amantes del café; y su Queen con membrillo.

 

Barcelona encuentra en la vanguardia que ofician Sips y otras coctelerías de la ciudad, la chispa adecuada frente a los tiempos que corren.

 

*La foto de portada es de ©SipsBarcelona y todo su equipo: Marina Viñas, Geoffrey Gómez, Marc Álvarez y Simone Caporale.

 

Sips. Muntaner, 108. Barcelona.

Cierra domingos y lunes.

 

Belén Parra

La primera vez que se sentó a una mesa para contarlo en las páginas de El Mundo aún no se comía bien en los hoteles. Ha probado las mieles del oficio en una editorial gastronómica y en congresos especializados. Mata el hambre y la sed con las historias que encierran restaurantes, cocineros y emprendedores del buen vivir.