Echaurren (Ezcaray, La Rioja)

No son unas croquetas, son un mito. Poco se puede contar de las croquetas de Francis Paniego que no se haya dicho ya. Fue su madre, Marisa Sánchez, la que hizo patente de corso de la masa casi líquida lograda con una bechamel bien trabajada. El relleno de jamón y pollo las convierte en un bocado sabrosísimo. Han creado escuela.

Echaurren. Padre José García, 19. Ezcaray (La Rioja)

Casa Marcial (La Salgar, Asturias)

La otra gran croqueta española junto a la de Echaurren es la que elabora Nacho Manzano con jamón serrano, que no ibérico, para no desequilibrar el conjunto de aromas y sabores. La bechamel vuelve a estar al borde del desastre y pueden tomarse también en La Salgar (Gijón) o en los dos Gloria que la familia tienen en Oviedo y Gijón.

Casa Marcial. La Salgar, 10. Arriondas (Asturias).

La Salgar. Paseo Dr. Fleming, 887. Gijón (Asturias).

Gloria Gijón. Plaza Florencio Rodríguez, 3. Gijón (Asturias).

Gloria Oviedo. Cervantes, 14. Oviedo (Asturias).


Casa Elena (Cabañas de la Sagra, Toledo).

La croqueta tiene entidad propia en este restaurante familiar de cocina casera y km.0. Llega a la mesa cual plato a modo de aperitivo en el menú degustación que recoge los mejores bocados de la casa. Un clásico ya ineludible también en su carta.
Lo nuestro es “puro amor” a la croqueta, revelan en sala. Nunca mejor dicho. Siempre bien rellena, de bechamel cremosa y rebozada con panko.
Nos gusta especialmente la de cocido, y más aún en estas fechas. El restaurante inicia nueva temporada justo ahora, así que vete ya reservando mesa y una de croquetas -¡prueba también la de morcilla!-.

Nueva, 15. Cabañas de la Sagra (Toledo). 

Suculent (Barcelona)

En este restaurante de cocina mediterránea con alma creativa, el chef Toni Romero ha logrado crear una carta de platillos verdaderamente irresistible. Entre las opciones, brilla una croqueta de pato asado cremosa y original. Su corteza crujiente esconde un corazón hiper-sabroso. Un bocado adictivo.

Rambla del Raval, 45. Barcelona.

Sagrario Tradición (Madrid)

En Madrid hay croquetas gloriosas como las del chef Iván Cerdeño en Florida Retiro o las de Miguel Carretero en Santerra. Pero también las hay menos conocidas e igual de buenas. Las de Sagrario Tradición -una de las aperturas del año pasado- son de cecina con quenelle de entraña de vaca. Una variación sexy (y cárnica)  que nos hace salivar.

Plaza del Valparaíso, 3. Madrid.

Ricard Camarena (Valencia)

¿Es que Ricard lo hace todo bien? Pues diríamos que sí. Sus croquetas de pollo l’ast son verdaderamente épicas y tienen uno de esos sabores que se te quedan pegados a la memoria. Las sirven en su Central Bar del Mercado Central y son uno de los mejores elementos que hemos encontrado para practicar el ‘almuerzo’ valenciano tal y como se merece.

Ricard Camarena Restaurant. Avenida Burjassot, 54. Valencia.

Canalla Bistró. Carrer del Mestre Josep Serrano, 5. Valencia.

Habitual. Mercado de Colón, Valencia.

Central Bar. Mercado Central de Valencia, Valencia.

Cocaloka. Mercado de Colón, Valencia.

Tradevo (Sevilla)

Dominar el arte de la fritura no es algo de lo que pueda presumir todo el mundo. En Tradevo, un proyecto sevillano en el que se logra el equilibrio entre tradición y (cierta) modernidad, la bordan. Y eso se nota. Ejemplos son sus croquetas de rabo de toro o las de choco en su tinta con alioli de perejil.

Tradevo Nervión, Plaza Pintor Amalio García del Moral, 2. Sevilla. 

Tradevo Centro. Cuesta del Rosario, 15. Sevilla.

Mejores pintxos de San Sebastián
Croqueta del Txuleta / @sansebastianfoodies

La Txuleta (San Sebastián)

Una buena txuleta es religión en San Sebastián. E incluso si el plan es de pintos puede haber opciones para probarla. Por ejemplo, con la croqueta que sirven en el Txuleta. De sabor potente y bien cargada de carne, es uno de esos bocados que no dejan indiferente a nadie. Una croqueta tremebunda.

Plaza de la Trinidad, 2. San Sebastián.

La Mesa de Conus (Vigo)

Víctor Conus hace unas croquetas sin trampa ni cartón: llevan jamón ibérico de bellota Doña Lola y entran ya por los ojos. Se pueden tomar en su restaurante pero también pueden encargarse para llevar y se envían, a través de la web www.jamonesdonalola.com a cualquier punto de la península. Recomienda freírlas con un buen aceite y cubriéndolas completamente para que queden perfectas.

San Roque, 3. Vigo.

Estrella del Bajo Carrión (Villoldo, Palencia)

La propia descripción ya nos hace salivar: croquetas de jamón de bodega y queso de oveja. Evocan las que hemos comido toda la vida en casa y en las que, no nos engañemos, nunca se utilizaba jamón ibérico. Aún así, una bechamel cremosa y un añadido de queso para hacerlas más cremosas conseguían la perfección. Se sirven en  este restaurante hotel situado a poco más de dos horas de Madrid y que es la casa madre de la familia Pedrosa y del Grupo Villoldo.

Mayor, 32. Villoldo (Palencia).

 

 

Gastronomistas
Gastronomistas

Somos gastrónomos y periodistas. En una palabra: gastronomistas. Escribimos sobre gastronomía popular con lenguaje popular. Trabajamos en periódicos, en revistas de cocina y de tendencias, en plataformas digitales, en editoriales gastronómicas, en agencias de comunicación... Escribimos sobre restaurantes, cocineros, coctelerías, vinos, libros, recetas, exposiciones, rutas, viajes, hoteles con mesa y mantel… Nos gusta tanto comer y beber como contarlo.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

PARTNER

imagen

Partner
imagen
Suscríbete a nuestra newsletter