¿Sabías que el Pallars, en el Pirineo de Lleida, es la comarca catalana donde habitan más ovejas? Incluso existe una raza local, la xisqueta, de la que se aprovecha todo (echa un vistazo al Obrador Xisqueta). La configuración del paisaje y el modo de vivir de muchos de sus habitantes son un motivo importante para entender la fuerza del cordero como marca de esta tierra. No es la única.

 

Paralelamente, y debido al cambio climático, grandes y pequeñas bodegas están
apostando por replantar viñas en esta histórica tierra de vinos hasta tal punto que hoy se encuentra en un momento de ebullición vitivinícola. Castell d’Encús, de Raül Bobet, en Talarn, y Terrer de Pallars, de Núria Bigorra y Jordi Ruiz, en Figuerola d’Orcau, ambas amparadas bajo la Denominación de Origen Costers del Segre, dan fe de ello.

Cualquier época del año (y excusa) es buena para descubrir la rica y variada despensa del Pallars en general, y del Pallars Jussà en particular. Esta, por ejemplo. Puedes establecer tu campo base en el Hotel Terradets, en Cellers, y planificar tu propia ruta tomando como guía la marca agroalimentaria ‘Al teu gust. Aliments del Pallars’ desarrollada por el Ayuntamiento de Tremp, capital de la comarca catalana. Es garantía de calidad. ¿Te animas?


Azafrán

En la explotación Safrà del Pallars, en Vilamitjana, Mónica Moreno y Eduard Moya se dedican a la recuperación del cultivo del azafrán a partir de las plantas autóctonas que algunas familias campesinas aún cultivaban a nivel particular y que ha permitido que este cultivo tradicional no se erradicara por completo.

Magda Plazas y Jaume Casado realizan el mismo trabajo de recuperación del cultivo local en Safrà del Montsec, su proyecto personal y profesional, ubicado en el término municipal del pequeño pueblo de Llimiana.

El azafrán de unos y otros, con distintas particularidades, es usado por cocineros y reposteros en restaurantes y obradores del lugar, y más allá, para enriquecer y realzar todo tipo de recetas.


Carne y embutidos

El listado de empresas que se dedican a la industria cárnica en el Pallars es enorme. Obligado probar dos embutidos: la girella, el único que usa el cordero como base de su elaboración, y el xolís, elaborado a partir de las partes más nobles del cerdo y curado a la serena, lo que le otorga un sabor particular.En cuanto a las carnes frescas, muchas de ellas ecológicas, tienes donde escoger. Carns Bastús, de la familia del mismo nombre, Cal Tomàs, de la familia Gordó (ojo con el chuletón de la foto), Roia. Ecològica dels Pirineus, de Marc Chimisana y Jaume Jordana, son tres opciones de lujo en La Pobla de Segur.

Una cuarta es Ecocarn-Casa Masover, de la família Palau, criadores de ternera de la raza Bruna y propietarios a su vez de una casa rural-restaurante en Buira, en la preciosa Vall de Manyanet, donde deberías ‘perderte’ para degustar las piezas de carne y otras fantásticas propuestas que cocina Josep Palau.


Cerveza artesana

Abel Sànchez, Joel Bastida, Anna Lafont y Eladio Sànchez son los creadores de CTretze Pirineus, una de las marcas de cerveza artesana de calidad que se elabora en el Pallars Jussà. Sus instalaciones, situadas en La Pobla de Segur, son una invitación en toda regla al disfrute de esta bebida: a pie de calle, mesas y barra donde degustarla acompañada de bocados fríos, y al fondo, el obrador que permite ver todo el proceso de producción. El local es, además, un punto de encuentro cultural en la zona, gracias a las exposiciones y conciertos que organizan periódicamente.

De Tremp, y de los hermanos Ramoneda, es La Masovera. Cervezas artesanas, familiares y muy próximas al territorio y a l@s que l@s habitan, por las sinergias que establecen con ell@s. En las etiquetas, por ejemplo, interviene Mar Pàmpols, en la sala del hostal-restaurante-bar familiar Buenos Aires, o Lo Buenos, ubicado también en la capital de la comarca leridana. Otra mesa del Pallars Jussà que no debes perderte.


Conservas

Con el sello Es Pallarès, el cocinero Oriol Pallarés elabora artesanalmente conservas y platos preparados con materias primas de proximidad y temporada en su obrador de Tremp. Cremas de verduras, sopas naturales, mermeladas y salsas, patés cárnicos y vegetales (algunos ecológicos), hamburguesas vegetales… Sabrosas elaboraciones que conservan las tradiciones gastronómicas de la comarca leridana, sus productos y métodos de cultivo como el ‘allioli de codony’ (membrillo), otro bocado imperdible de la zona.


Ratafia y licores

Licors Portet elabora ratafia y licores tradicionales del Pirineo desde 1884 en La Pobla de Segur. Hoy en día, bajo su propia marca y para otras empresas. Su producto estrella es la ‘Ratafia dels Raiers’, que toma su nombre del oficio desaparecido de transportar troncos de madera flotando aguas abajo por el río, y que producen macerando nueces locales y destilando una veintena de plantas aromáticas, raíces y especias.

Àngel Portet es el alma de esta histórica empresa que no se cierra a la innovación como demuestran las ‘Perlas de Ratafia dels Raiers’, pequeñas esferas del licor catalán que explotan en la boca y que casan bien con todo, especialmente con quesos, postres y cócteles. No te vayas del Pallars Jussà sin visitarlos.

Carme Gasull
Carme Gasull

Se inició como periodista en la radio y con el gastrónomo Jordi Estadella en las cosas del comer. Hoy, modera ponencias y demostraciones culinarias en ferias y congresos, colabora en el programa 'Àrtic' de betevé y comparte experiencias en blogs diversos. Comisaria del proyecto 'Catalunya Regió Europea de la Gastronomia 2016', es autora de los libros 'Catalunya en el paladar' (Austral Media, 2004), 'Petita història de la Festa de la Ratafia' (Editorial Mediterrània, 2016) y 'El Safrà. Com preparar-lo 10 vegades' (Sd Edicions, 2018).

2 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.

PARTNER

imagen

Partner
imagen
Suscríbete a nuestra newsletter