Roscón casero para un Día de Reyes redondo

Los Reyes Magos están a punto de llegar y para merecernos todos los regalos, qué mejor que hacer este año también el roscón que corona la última comida navideña. Después de tantas celebraciones, tanto dulce y tanto exceso, hay que acabar de darlo todo con el roscón. Así como otros años os hemos propuesto dónde encontrar, probar y comprar los mejores de España, esta vez os damos la receta para romper con esa tradición sin perder la tradición.

Mi marido escocés, ya acostumbrado a estas tradiciones, lleva tres años que afortunadamente le toca siempre la figurita escondida en el roscón. Desconocemos si el mero hecho de que te toque da suerte pero este año, al juntarnos de nuevo unos 20 familiares entre primos, sobrinos y hermanas, nos hemos animado a hacer el roscón de Reyes con la Thermomix y la ayuda de la cocinillas Erika García -podéis seguirla en su perfil de Instagram @sra.gcia_schz-. Ésta es su receta*, con la que esperamos que podáis sorprender a todos los que se sienten a vuestra mesa este Día de Reyes.

 

Tiempo de cocción: 15 minutos de horno.
*Tiempo de preparación: 7 horas, contando los tiempos de reposo.

 

· Ingredientes:
75g de leche semi desnatada o entera
20g de levadura fresca
375g de harina de fuerza
50g de mantequilla a temperatura ambiente
2 de huevos medianos
1 pizca de sal
5g de vainilla líquida
120g de leche condensada

 

· Preparación:
Pon en un vaso la leche y la levadura. Programar 1 minuto a 37ºC en la velocidad 1. Incorpora la harina, la mantequilla, dos huevos, la pizca de sal, la vainilla y la leche condensada. Programar durante 15 segundos a velocidad 6 y amasa 3 minutos a velocidad espiga. Dejar dentro del vaso 4 horas.

Con la ayuda de la espátula, despega la masa de los bordes, sácala del vaso y pesa la masa. Divídela en 2 porciones iguales, si quieres hacer dos roscones. Bolea cada una y dales forma de rosquilla gigante, con el agujero grande ya que luego la masa crece. Esconde la figurita y el haba envueltos en papel aluminio en el interior de la masa y deposítala en una bandeja. Píntala con leche templada y una cucharilla de azúcar a modo de decoración. Tápala con papel film y deja que doble su volumen durante unas 2-3 horas.

Precalienta el horno a 180ºC, hornéala durante 15 minutos. A los 10 minutos, pon un papel de aluminio encima para que no se dore demasiado y así conseguirás también que se endurezca más rápidamente.

Sacar del horno y reservar hasta que se enfríe. Partir por la mitad si lo quieres rellenar de nata montada, crema o trufa. Puedes esconder tanto la figurita como el haba envueltos en papel de aluminio en el mismo relleno. Colocar piezas de frutas confitadas o glaseadas por encima para acabar de decorar.

¡Y que toque la figurita para no tener que comprar uno el año que viene!

 

Bárbara Martínez
Bárbara Martínez

Amante de la buena mesa y de la buena vida. Allá va donde haya una buena comida, una buena bebida, y siempre en buena compañía. Periodista de vocación ha trabajado para las principales agencias de comunicación en Londres, Escocia y Barcelona.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.