Truquitos para que el bizcocho te salga bueno y bonito

Si algo hemos visto en las redes sociales durante este confinamiento, fotografiado hasta la saciedad, es el bizcocho. Quién iba a decirnos que ese dulce facilón y de batalla, que todos nos hemos sacado de la manga en un domingo tonto, iba a reinar en solitario en estos tiempos inciertos en que hemos pasado más horas en la cocina y el cuerpo nos ha pedido dulces más que nunca.

Las redes sociales son, asimismo, testigos de excepción de que muchos hacemos todavía bizcochos lamentables, a años luz de adjetivos como esponjoso o suave, auténticos mazacotes de un amarillo apagado que si bien se dejan comer están tan lejos de esas piezas altas y súper esponjosas que emergen de las cocinas de unos cuantos afortunados. En realidad, hacer un buen bizcocho de yogur no tiene ningún secreto, pero es cierto que hay que tener presentes algunos trucos para que nuestra receta no acabe en epic fail.

No os pondremos la receta, pues cada uno tiene la suya y son todas muy parecidas (a nosotros nos gusta la que parte del vaso de yogur como medidor de los ingredientes, y seguimos esta receta de Alfonso, de Recetas de Rechupete), pero sí algunos trucos que se deben seguir para que el bizcocho quede siempre perfecto.

Bizcocho_Trucos

Haces una versión libre de los ingredientes

No, no y no. Si pone 100 g significa 100 g y si estás leyendo un vasito significa un vasito. No vale calcular los ingredientes a ojo o pensar que un poco más o menos no va a influir sobre el resultado final, porque no es cierto. Respeta las cantidades escrupulosamente y, sobre todo, no reduzcas por tu cuenta el peso estipulado de azúcar, pues esto influirá en la densidad y consistencia de la masa. Si quieres una receta con menos azúcar busca alguna pensada para hacer con dátiles o cualquier otro endulzante saludable, pero nunca modifiques el original a tu antojo.

Esto también sirve a la hora de añadir chocolate: si la receta original no lo lleva, los experimentos pueden hacer que la cosa acabe en desastre. Si aún así decides arriesgar, lo único que debes hacer es sustituir una parte de la harina por la misma cantidad de cacao en polvo (por ejemplo, quitar 50 g de harina y añadir 50 g de cacao). No agregues frutos secos a voluntad porque podrías estropear el equilibrio de sabores.

La levadura puede estropearlo todo

Cuanto más fresca esté la levadura, mejor te quedará el bizcocho, así que sobre todo comprueba la fecha de caducidad para asegurarte de que no estás usando una levadura caducada (si falta poco para que caduque te aconsejamos que adquieras una fresca). También es muy importante respetar las cantidades de la receta original.

El horno, siempre precalentado

Precalienta el horno durante unos 15 minutos a 200º y bájalo a 180º en el momento en que introduzcas el bizcocho. Es difícil calcular cuánto tiempo vamos a necesitar cocerlo para que quede perfecto, ya que no solo depende de las características del horno, sino también del molde, ya que no tardará lo mismo en hacerse un bizcocho fino y ancho que otro más grueso y alto. En cualquier caso, si no conocemos bien el horno las posibilidades de fracaso se multiplican. Colócalo hacia la parte de abajo del horno, con calor tanto arriba como abajo, y sobre todo no lo vayas abriendo para ver qué tal va la criaturita porque se irá el calor y el bizcocho no se cocerá igual.

El secreto está en las claras

Si la receta incluye subir las claras a punto de nieve (sabemos que hay quien lo hace y el bizcocho le sale de pena y hay quien lo mezcla todo en un cuenco sin apenas prestarle atención mientras dobla la ropa y ve la tele y le sale estupendo), hay que hacerlo bien. Un truco para que queden perfectas es añadirles un punto de azúcar. Cuando las añadamos a la masa esta quedará súper esponjosa, aunque no es un requisito indispensable para que el bizcocho de yogur nos quede bueno.

No batas en exceso

En líneas generales, las piezas de repostería no hay que batirlas demasiado. Ya lo hablábamos con el tiramisú y en el caso del bizcocho o las magdalenas la idea es la misma: hay que batir lo justo y evitar que la masa se oxigene en exceso.

Ingredientes a temperatura ambiente

Es importantísimo que todos los ingredientes que utilices estén a temperatura ambiente, así que asegúrate de atemperarlos un rato antes de ponerte a cocinar. Esto lo decimos sobre todo por los huevos, que en general deben ser de tamaño mediano, el estándar en la mayoría de recetas.

Tamiza la harina

Sí, sabemos que hay quien no lo hace y le quedan unos bizcochos magníficos, pero si quieres asegurar el tiro lo mejor que puedes hacer es tamizarla y, una vez mezclada con el resto de ingredientes, no sobrebatirla (esta es una regla de oro). En cuanto se integren los ingredientes, deja de remover.

Cuidado con el molde

Muchas recetas especifican el tipo de molde que se debe utilizar para que el bizcocho quede perfecto. Ten en cuenta que el molde debe estar siempre bien engrasado con mantequilla y que lo mejor es que sea de metal y tirando a profundo. Rellénalo solo hasta unos 3/4 de su capacidad, ya que la masa subirá en el horno.

Y cuidado también al desmoldar

No desmoldes inmediatamente. Lo ideal es dejar el bizcocho en el horno con la puerta entreabierta unos minutos, y después sacarlo y dejarlo un rato a temperatura ambiente hasta que esté templado. Ahora sí, desmoldamos y lo dejamos enfriar sobre una rejilla. Consérvalo en un lugar fresco y seco, bien tapado y si ves que te ha quedado un señor bizcocho y es probable que acabes con él en una tarde siempre puedes congelarlo en porciones individuales e ir sacando cuando te apetezca. Tendrás siempre al alcance de la mano un desayuno o merienda rico y casero.

Laura Conde
Laura Conde

Como directora de la revista Guía del Ocio BCN se recorrió gran parte de restaurantes de Barcelona y escribió sobre ellos durante siete años. Es autora del libro ‘La felicidad en una croqueta’ (Now Books, 2014) y de 'Hecho en casa' (Now Books, 2015). En la actualidad escribe y habla, las dos cosas que más le gusta hacer además de comer, en diversos medios.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

PARTNER

imagen

Partner
imagen
Suscríbete a nuestra newsletter