Two Schmucks acoge por una noche a la mejor coctelería del mundo

Two Schmucks trae la mejor coctelería de Londres al Raval

Aunque sólo fuera por una noche, Two Schmucks ‘agitó’ con éxito el Raval para su ‘London calling’. Así es como decidió llamar a su último evento, celebrado a lo largo de la calle Joaquim Costa de Barcelona el pasado domingo.

Two Schmucks ocupa a día de hoy el puesto 11 entre los ‘50 Best Bars’, lista  que cada año anuncia las mejores coctelerías del mundo.
Para seguir escalando puestos en esta clasificación, su propiedad ideó un encuentro único entre ‘bartenders’ y personajes clave del sector.
El objetivo pasaba por crear sinergias entre colegas del ramo, pero también por granjearse nuevas complicidades entre los convocados.

Al fin y al cabo son los que también deciden quién está más o menos arriba en la citada e influyente lista de bares.

 

De esta manera es como Two Schmucks también se promociona y muestra a sus competidores lo que hacen y cómo lo hacen. Sobre todo ahora que la propiedad se ha hecho con dos locales nuevos en el mismo Raval: Lucky Schmuck y Fat Schmuck.

“Queremos crear esa cultura de bar que aún adolece en un barrio marcado por el botellón y las bebidas baratas”, me cuenta Moe Aljaff, copropietario junto a otro socio de Two Schmucks.

 

 

A decir verdad, su ‘London calling’ no pudo salir mejor. Porque se llenaron los tres locales que participaban del evento, y Two Schmucks pudo evidenciar su poder convocatoria, además de sus virtudes para acoger eventos de este tipo.
El próximo ya está en marcha, de hecho.

Nos va la fiesta, pero sobre todo las grandes fiestas y con la pandemia ya teníamos ganas de volver a organizar algo así en Barcelona”, apostillan desde Two Schmucks.

El pasado 27M se recordará como el día en que la actual mejor coctelería del mundo, según la 50 Best Bars, sirvió sus aclamados martini en Two Schmucks.
Con ‘sold out’ y un ‘savoir faire’ que no se estila en el Raval. Well done, que diría aquél.

Porque hubo cócteles de categoría, picoteos para el brindis, buen rollo… Todo sobre ruedas, como el ‘martini trolley’ que iba de mesa en mesa en Two Schmucks.
La (larga) noche acabó con el equipo del Connaught subido a la barra de la coctelería del Raval.

 

Previamente a la aparición en escena de The Connaught en Two Schmucks, el también londinense Satan’s Whiskers sirvió su coctelería en el Lucky Schmuck, con cola de gente en su puerta.

A reventar aparecía también el Fat Schmuck, donde sólo por una noche cocinaron al alimón Lyaness y el ‘pop up’ Hot 4 U, ambos de Londres.
Platillos ocurrentes maridados todos con cócteles.

La ya conocida como “Schmuck street’ se prepara para vivir una noche parecida el próximo 1 de mayo, con la llegada de destacados bares de Estados Unidos, invitados igualmente por Two Schmucks.

El bar anfitrión informará al respecto en lo sucesivo, pero yo de ti me iría reservando esa fecha para estar en Barcelona.

Belén Parra

La primera vez que se sentó a una mesa para contarlo en las páginas de El Mundo aún no se comía bien en los hoteles. Ha probado las mieles del oficio en una editorial gastronómica y en congresos especializados. Mata el hambre y la sed con las historias que encierran restaurantes, cocineros y emprendedores del buen vivir.