La sala, esa gran olvidada

¿Te imaginas una lista de los mejores camareros con los que te has topado en tus incursiones gastro? Hablamos de esas personas que te dan la bienvenida con una sonrisa, te acomodan con amabilidad, te atienden con las palabras justas y se adelantan a tus gestos de demanda.

¿Recuerdas el nombre de algún profesional de sala que te haya sorprendido grata y recientemente en un restaurante de precio moderado? ¿Se lo has preguntado?

Si no estoy equivocada —las enmiendas serán bienvenidas—, en España existen tres entidades o asociaciones, en Madrid, Aragón y Catalunya, creadas con el objetivo de agrupar a los profesionales del sector, promocionarlos, defenderlos, mejorar su nivel…
En definitiva, para dignificar un oficio que va mucho más allá de llevar platos a una mesa o servir una bebida en una barra, y que no está suficientemente valorado, por no decir desprestigiado. Y como hija de buen camarero que soy, me duele.

Un buen servicio en la sala de un restaurante marca la diferencia y puede convertir en especial una comida o una cena que, a priori, solo pintaban correctos. Me pasó en plenas fiestas navideñas, con la familia. Centro comercial, hora de almuerzo muy avanzada, local bonito y de grandes dimensiones… el hambre acuciaba.

Tras resolver las típicas dudas e indecisiones ante una carta no conocida y anotar la comanda, una joven y magnífica anfitriona reapareció enseguida con el vino escogido, perfecto de temperatura. Pocos minutos después llegó con el plato del más pequeño del grupo y, finalmente —y para no alargarme— observó el disgusto de uno de los comensales por la cocción de una pieza de pescado que ella misma había recomendado. Se disculpó por no servirla como esperábamos y volvió al poco rato con otra ración, ahora sí, cocinada al punto pedido y debido. No fue cobrada.

Le pregunté su nombre al irme; Esther se llamaba. La reconocería sin duda y la buscaré si vuelvo. A ella y al resto de vocacionales de la sala. ¿Para cuándo esa lista, Gastronomistas?

Foto de portada: Professionals de Sala de Girona

Carme Gasull
Carme Gasull

Se inició como periodista en la radio y con el gastrónomo Jordi Estadella en las cosas del comer. Hoy, modera ponencias y demostraciones culinarias en ferias y congresos, colabora en el programa 'Àrtic' de betevé y comparte experiencias en blogs diversos. Comisaria del proyecto 'Catalunya Regió Europea de la Gastronomia 2016', es autora de los libros 'Catalunya en el paladar' (Austral Media, 2004), 'Petita història de la Festa de la Ratafia' (Editorial Mediterrània, 2016) y 'El Safrà. Com preparar-lo 10 vegades' (Sd Edicions, 2018).

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

PARTNER

imagen

Partner
imagen
Suscríbete a nuestra newsletter