Las 10 mejores bravas de Barcelona - Gastronomistas

Las 10 mejores bravas de Barcelona

A mí no me estusiasman las bravas. Me las como, entiéndanme, pero la idea de pedir unas bravas en la clásica cena de grupo jamás sale de mi boca. Por este motivo he decidido convertir esa debilidad en fortaleza y elaborar mi propio ranking de las mejores bravas de Barcelona, que la vida me ha llevado a probar, creyéndome poseedora de ese rigor que solo tiene el que no corre el riesgo de que la pasión le ciegue. Ahora solo me queda esperar que el amigo de www.bravasbcn.com no me mate por meterme en cosas de mayores y por haberme atrevido, con conocimiento de causa y a riesgo de ganarme algún que otro enemigo, a dejar fuera establecimientos legendarios.

bravaselsafred1- Elsa y Fred. Admito mis reticencias iniciales a la hora de acercarme a Elsa y Fred. Típico local pijo-moderno del Born, camareras argentinas acostumbradas a tratar a la peña con grandes, grandísimas dosis de condescendencia, y de las que no aciertas a saber si están siendo muy bordes o muy simpáticas. Pero la vida me llevó a Elsa y Fred y en un principio, lo reconozco, tuve ganas de que no me gustasen sus bravas («¿pero vos que querés exactamente?», pues unas bravas, tía, debo explicarme mal). Pero no fue así y no solo caí rendida ante los encantos de la carta, y especialmente de las bravas de Elsa y Fred, sino que he mandado a cenar a una clientela variopinta asegurando que tienen las que hasta el momento son para mí, sin duda alguna, las mejores bravas de Barcelona. Acto seguido, la camarera empezó a caerme bien. Creo que vamos a ser amigas.

Elsa y Fred.  Rec Comtal, 11. Tel. 93 501 66 11

biercab2- Biercab. Manolo y sus tres socios están al frente de esta cervecería especializada en birras artesanas que cuenta nada menos que con 30 tiradores y se ha convertido en poco tiempo en el templo barcelonés en la materia, el típico al que llevar a tu cuñado. Con una carta que fusiona la cocina tradicional ultracontundente con algunas pinceladas peruanas que debemos a Ronald, prácticamente recién aterrizado del Tanta Madrid de Gastón Acurio. Sus bravas, cuyo nombre exacto es “¿Bravas? ¡¡Muy bravas!! ¿¿¿¿Estás seguro?????» (esa cantidad de interrogantes es suya) son suaves, compensadas, nada aceitosas e ideales para conseguir que sus birras entren muchísimo mejor.

BierCab. Muntaner, 55. Tel. 93 323 25 53

bravaselfileteruso3- El filete ruso. Hay dos tipos de barceloneses, y no hablamos de por encima y por debajo de la Diagonal: están los que aman El filete ruso y los que no. Yo soy del primer grupo, de las que cuando el cuerpo me pide carne roja me planto en las dependencias de Claudio Hoyos a ver qué se cuece en sus fogones. Y muchas veces caen unas bravas servidas al estilo clásico, sin adornos ni filigrana, muy bien fritas, nada aceitosas y con la salsa servida a la antigua usanza: mezclada con el alioli y recubriendo anárquicamente la patata. Atención: la ración es muy abundante.

El filete ruso. Enric Granados, 95. Tel. 93 217 13 10

m4- Bar Marín. Probablemente sus bravas no son las más espectaculares que hayamos probado teniendo en cuenta que en los tiempos que corren hay quien las sirve hasta en vaso de chupito, pero la Historia ha reservado un hueco de honor a este establecimiento de Sant Andreu, ubicado en el Pg. Torras i Bages, frente a la Plaza Orfila, que desde hace más de 50 años elabora unas bravas de gran fama incluso fuera de las fronteras del barrio. Estamos ante un establecimiento clásico, de iluminación estridente e interiorismo convencional, que sirve unas patatas bravas cuadradas, suavísimas, nada picantes, con un allioli delicado.

Bar Marín. Passeig de Torras i Bages, 16. Tel. 933 45 12 38

comaxurros5-ComaXurros. Es una rara avis en esta lista, porque no estamos hablando de patatas bravas, sino de «churros bravos». Como lo leen. Lluís Estrada y Marc Muñoz se han atrevido, y la osadía tiene que tener un premio, a hacer algo tan sui generis como mezclar churros con salsa brava. Y pueden probarse en su establecimiento de la calle Muntaner, especializado en marcianadas como los churros con sobrasada y queso, con nata o con frutos del bosque, además de los clásicos con chocolate.

ComaXurros. Muntaner, 562. Tel. 93 417 94 05.

vintage

6- Vintage. La cocina de este local prácticamente recién abierto ha sido una grata sorpresa para todos los aficionados a la cocina mediterránea con sus justas dosis de fusión y ese equilibrio entre creatividad y «lo de toda la vida». Al frente, Marko Djurasevich, discípulo de Paco Pérez y artífice de unas bravas estilo Arola (ya saben, agujereadas, con su salsa en el interior) de muy buena factura. Toda la carta es estupenda, desde los huevos con patata paja a las minihamburguesas, y en ella conviven la tapa clásica con un último apartado de creaciones del chef que conviene tener en cuenta.

Vintage. Aribau, 179. Tel. 93 250 78 81.

cañota7- Cañota. Es una de las tapas estrella de Casa de Tapes Cañota, y no lo decimos nosotros, lo dice su clientela, que cada mes vota sus tapas preferidas y las bravas andan siempre en los primeros puestos, mano a mano con el pulpo. Las bravas de Cañota son fruto de la casualidad: un día su propietario, Juan Carlos Iglesias, se llevó a su casa unas patates al caliu que habían sobrado en la cocina, y cuando se las preparó para cenar tuvo una revelación en plan magdalena de Proust. Le pareció que estaban tan sumamente buenas que sólo les faltaba una cosa para ser perfectas: la salsa brava de Albert Adrià. Al día siguiente lo hizo. Fusionó sus patatas con la salsa de su socio Albert y el resultado fueron unas bravas ligeras (sí, ligeras), con una salsa suave pero muy sabrosa que nos matiene libres de convertirnos en fakires el resto de la tarde si alguien acerca algún objeto inflamable a nuestro rostro.

Cañota. Lleida, 7. Tel. 933 25 91 71

bohemic8- Bohèmic. En materia de bravas Bohèmic es canela fina. Este establecimiento con numerosos encantos en forma de tapas contemporáneas elaboradas con productos de muy buena calidad aparece en todos los rankings de bravas gracias a unas patatas muy bien fritas y muy suaves, que parece (en el mejor de los sentidos) que ni siquiera hayan tenido contacto con el aceite, y un alioli muy cremoso acompañado por una salsa brava cuya receta es un secreto muy bien guardado.

Bohèmic. Manso, 42. Tel. 934 24 06 28.

 

 

elbar

9- El Bar. Las bravas de El Bar, y permítannos este ataque de superficialidad, son, entre otras muchas cosas, muy bonitas. Y son bonitas al estilo Kandinski (¿soy la única que ha tenido ganas alguna de vez de zamparse uno de sus cuadros?), no como las de Vintage, por ejemplo, cuya belleza fría nos recordaría mucho más un Mondrian. Parte de su belleza se debe a la zorza (picadillo de chorizo), que aporta un interesante toque de color a un conjunto al que le sientan estupendamente los tonos terrosos de la piel de la patata. Dicho esto, solo cabe añadir que están muy pero que muy buenas.

El Bar. Calàbria, 118. Tel. 934 26 03 82.

ten's10- Ten’s. Jordi Cruz y su equipo firman unas bravas de top ten cuya salsa, elaborada con tomates naturales de excelente calidad, se elabora durante horas y que se sirven cortadas en bocados simétricos acompañadas, además de la salsa brava, con una espuma de allioli. Una visita al Ten’s es fundamental si queremos acercarnos a la cocina del joven (¿aceptamos 35 como jo?) chef sin tener que someter a nuestros bolsillos al embite del estrellado Abac, el restaurante en el que solemos encontrarle. Y como no tenía foto porque me olvidé de hacerla el día de mi visita, he recurrido al mejor archivo fotográfico de bravas del mundo: el Iphone de Edu González, artífice de un blog que adoro, www.bravasbcn.com, y le he pedido que contribuya a la causa con esta bonita foto de lo que nos vamos a encontrar cuando vayamos a Ten’s. Gracias Edu, y mucha suerte.

Ten’s. Rec, 79. Tel. 93 319 22 22.

 

Laura Conde

Como directora de la revista Guía del Ocio BCN se recorrió gran parte de restaurantes de Barcelona y escribió sobre ellos durante siete años. Es autora del libro ‘La felicidad en una croqueta’ (Now Books, 2014) y de 'Hecho en casa' (Now Books, 2015). En la actualidad escribe y habla, las dos cosas que más le gusta hacer además de comer, en diversos medios.