Dos bocados y un trago sin trabajo para el Día del Trabajador

Dos bocados y un trago sin trabajo para el Día del Trabajador

Como seguramente sabrás, porque seguramente estarás haciendo fiesta, hoy es 1 de mayo, Día del Trabajador. Y como queremos que no des ni un palo al agua dado que es una fecha tan señalada, te vamos a proponer dos bocados, uno dulce y uno salado, un trago, que podrás preparar en cinco minutos (es un decir, pero vamos, que de tan fáciles te parecerán súper rápidos). Y tentadores, muy tentadores. Toma nota.

Dientes de ajo confitados

Ya hablé de ellos hace unas semanas. Tras una visita al restaurante Avenir para mi reportaje sobre restaurantes que hacen menús de mediodía irresistibles, volví entusiasmado con estos caramelitos que no son dulces, sino salados, con un interior meloso que… ¡mmmm!. No hay palabras. Un aperitivo de lo más adictivo. Palabra.

Necesitas dos cabezas de ajos, 300 ml de aceite de oliva suave 0,4º, 8 g de sal y 2 de pimienta negra molida al momento.

En una olla, cubres los dientes de ajo sin pelar completamente con aceite y los pones a fuego medio-bajo durante unos 30 minutos, controlando que no se frían demasiado. Cuando estén confitados, dale un golpe fuerte de calor durante unos 10-15 segundos para que el exterior de los dientes de ajo confitados se caramelice.

Y ya solo te quedará retirar de la olla, escurrir en papel de celulosa y dejar enfriar. Cuando los dientes de ajo confitados estén fríos, tocará salpimentarlos bien salpimentados y servir.

 

‘Raw bites’ de dátiles

Seguimos celebrando el Día del Trabajador sin matarse demasiado. Ahora, con un bocado dulce: estos bombones que me enseñó a hacer Viky Valls, del restaurante Maai, cuando abrió. Me fliparon su sabor y, sobre todo, su facilidad a la hora de elaborarlos. “Y son muy saludables porque no llevan azúcar”, insistió Viky. Simplemente necesitarás una batidora para triturar los ingredientes. Veamos:

Para 15 bombones, necesitarás 30 g de polvo de cacao puro sin azúcar añadido, 140 de pipas de calabaza y girasol, 40 de agua, 180 de dátiles medjool con hueso y sal.

Simplemente, tritura las pipas de calabaza y girasol con el polvo de cacao y un poco de sal. Aparte, tritura los dátiles sin hueso y con un poco de agua. Después, mezcla ambas pastas para crear una nueva hasta que quede homogénea. Con ella, haces bolitas de unos 15-20 gramos que, si quieres, puedes rebozar con cacao puro, frutos secos triturados, semillas o pipas.

Te los puedes zampar al momento o guardarlos en la nevera o incluso en el congelador. Si los conservas, puedes comértelos recién salidos de estos electrodomésticos.

 

Vermut

Para beber en día de fiesta como hoy, no hay nada mejor que un vermut, compañía perfecta para estos dos bocados. Pero aunque parezca mentira no todo el mundo sabe preparar un vermut como Dios manda. Así que aquí te recuerdo algunos consejitos para que puedas hacer un vermut perfecto en casa y disfrutarlo al máximo que nos dejó todo un experto como mi estimado Josep Sucarrats.

Elige rojo o blanco, según tus gustos. Y como tiene 16-17 grados alcohólicos, tienes dos opciones. O te lo bebes tal cual, con el riesgo de que se te suba mucho a la cabeza, o lo rebajas con sifón, de manera que podrás beber más con menos consecuencias etílicas.

¿No querías vermut gourmet? Pues mira lo te encuentras en Espinaler. © Espinaler (Facebook)

Naranja o limón, da igual porque el ácido de los cítricos le va de perlas. Y si no tienes cubitos (¡siempre con agua de calidad!) pero lo has metido un par de horas antes en la nevera, perfecto. Eso sí, no metas nunca el vermut en el congelador para enfriarlo de golpe porque le matarás el sabor.

¿Vaso? Nunca de tubo porque perderías los aromas de la bebida (que los tiene, y muchos gracias a sus botánicos). Con un vaso de altura media, con la base más estrecha que la apertura es suficiente. Ya solo queda abrir unas patatas chip y unas aceitunas, y si te pones estupend@, unas gambitas, queso en aceite, anchoas del Cantábrico o de L’Escala, conservas gallegas de calidad como zamburiñas, almejas, navajas… ¡Y a disfrutar del Día del Trabajador!

Ferran Imedio

En los últimos dos años ha visitado más de 300 restaurantes, pero su colesterol sigue en niveles normales. Esta rareza sin explicación biológica le permite seguir escribiendo sobre gastronomía en 'Cata Mayor', el canal especializado de 'El Periódico de Catalunya', y en 'On Barcelona', la sección de ocio del mismo diario. Antes, había sido responsable de la sección de Gente, donde ya contaba qué se cocía y qué se comía por ahí.