Una buena manera de luchar contra el desperdicio de alimentos

Una buena manera de luchar contra el desperdicio de alimentos

El 29 de septiembre se celebra el Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos. Una fecha clave para ayudar a mejorar este planeta que nos hemos empeñado en destruir. Cada año se tiran a la basura más de 2.500 millones de toneladas de alimentos en el mundo. Si nos centramos en España, la cifra alcanza casi los ocho millones de toneladas anuales: 250 kilos cada segundo. Escalofriante, lo mires por donde lo mires.

Mientras el Gobierno de España tramita el Proyecto de Ley de Prevención de las Pérdidas y el Desperdicio Alimentario, que probablemente entre en vigor en 2023, cualquier gesto parece pequeño para luchar contra el desperdicio alimentario. Por eso, hemos probado la app de Too Good To Go, un movimiento europeo que permite vender a buen precio los excedentes de comida de panaderías, fruterías, supermercados, restaurantes y demás establecimientos de alimentación. Habíamos oído hablar de ellos, pero ponerlo en práctica ha resultado la prueba definitiva: vale la pena hacerse usuario.

¿Cómo empiezo a usar Too Good To Go?

Es tan sencillo como descargarte la aplicación en tu móvil, de carácter gratuito. Moverte dentro de la app es muy sencillo e intuitivo. Lo más fácil es poner tu ubicación para ver qué ofertas tienes a tu alrededor y cuándo estarían disponibles (hay tramos horarios más limitados y otros más amplios, depende de cada caso). Por supuesto, también puedes explorar otras zonas o navegar por las diferentes propuestas: supermercados, para recoger ahora, para recoger mañana, para desayunar, para comer, para cenar, panadería, vegetarianos, preparados….

¿Qué encuentro en la app?

Todos los packs que se ofertan en Too Good To Go son sorpresa, pues la tienda o restaurante en cuestión no puede saber qué excedentes tendrá ese día. Razonable. A cambio, obtienes unos lotes a precios que pueden alcanzar descuentos del 70%. Habrá días en los que acertarán con tus gustos y otros que menos. A cambio, estás evitando que esas sobras acaben en la basura.

Importante: ninguno de los alimentos están en mal estado, pueden tener cerca la fecha de caducidad o de consumo preferente (recuerda que es importante la diferencia)

Hay una ventaja para el establecimiento, que recibe una pequeña cantidad por vender ese pack sorpresa; hay una ventaja para el cliente, que recibe un lote de comida a un valor mucho más económico; pero, sobre todo, hay una ventaja clarísima para el medio ambiente.

Tras elegir el pack o los packs que deseas, pagas a través de la app y acudes al local con tu propia bolsa para recogerlo. Al recibirlo tendrás que confirmar en el móvil que ya está en tus manos. La app te indicará cuánto dinero has ahorrado y cuántos kilos de excedente alimentario has evitado que vayan a la basura.

¿Qué establecimientos hay?

Hemos probado Too Good To Go en Barcelona, donde hay supermercados como Ametller, Condis o Carrefour, cadenas de panaderías como Santagloria, El Fornet, Trigolaas, 365,, Vivari, restaurantes como Sushi Shop, Aloha Poké, Sopa, Udon, La Uramakeria o A Pluma The Chicken Gourmet y otros establecimientos como hoteles, carnicerías, pescaderías, fruterías, tiendas de té, floristerías…

Nuestra experiencia

Nuestra experiencia fue positiva con un restaurante del barrio, cogimos un menú que estaba bastante bien 3,99 euros (12 euros es su precio habitual), con una panadería (en un pack por 2,99 euros incluían dos bocatas kilométricos y un montón de bollería variada) y con un supermercado (nos dieron cinco productos por 3,99 euros, solo uno de ellos ya tenía ese coste). Según tu experiencia puedes añadir favoritos a tu perfil, para que vayas conociendo sus packs sorpresa.

 

Foto apertura: No Revisions en Unsplash

Isabel Loscertales

Prueba nuevos restaurantes con la misma pasión con la que devora un buen libro o visita una expo. Responsable de la sección de cultura y ocio en la revista Woman Madame Figaro, trata de descubrir nuevas tendencias y de promulgar que lo culinario está de moda.