#Acubierto y #Aflote: generosidad colectiva en casas y restaurantes

‘A cubierto’ y ‘A flote’: generosidad colectiva en casas y restaurantes

Flotar o no hundirse. Albergar, proteger, amparar, resguardarse, abrigar, resguardar, recubrir o dar asilo para que así sea. Ayudar al que lo está pasando mal, en definitiva, es el objetivo de las iniciativas solidarias ‘Todos a cubierto’ y ‘A flote’. ¿Las conoces?

Arrels Fundació, entidad que acompaña y atiende a
personas sin hogar en Barcelona desde 1987, ha lanzado este otoño una campaña que invita a personas y empresas a convertirse en anfitriones de una o varias comidas y/o cenas en las que los invitados realizan una aportación económica destinada a garantizar el alojamiento estable.

Desde Arrels proponen que cada comensal haga un donativo de 25€ a la entidad, dinero que equivale al coste de una noche de alojamiento con seguimiento social para una persona sin hogar. Aunque las donaciones son libres y, más generosas de lo que puedas imaginarte.

Así fue la cena que organizó la empresa Ametller Origen a principios de este mes en el espacio Mercat d’Autors de Barcelona bajo el paraguas de la iniciativa. Más de 40 personas pagaron por degustar un sabroso menú ideado y cocinado por Jordi Samper, chef corporativo y asesor gastronómico del grupo, y Xavier Sancho, chef ejecutivo de la casa, que culminó con una subasta de cestas con productos de la marca cuyo resultado sorprendió más que gratamente a los asistentes, entre los que me contaba.

Ada Parellada, amiga, cocinera, activista de muchas causas nobles y anfitriona de honor de la velada puso el acento en la ‘sostenibilidad’ de la acción, ahora que este concepto está en boca de todos. “Sostenibilidad social”, la llamó. No puedo estar más de acuerdo.

¿Te animas a hacer de anfitrión? La mecánica no puede ser más sencilla. Encuentras toda la información en: https://www.arrelsfundacio.org/es/todos-a-cubierto/

Exterior del nuevo punto de encuentro que inaugurará Arrels el primero de diciembre.

Sostén, soporte, apoyo, amparo y red. Cada noche, en la capital catalana, más de 1.100 personas duermen en la calle. Por eso Arrels Fundació trabaja para aportar soluciones a las personas sin techo; lo hace con la firme convicción que, con un compromiso colectivo, podemos hacer posible que todas estén a cubierto.

Con la misma voluntad, el primero de diciembre la entidad estrenará un nuevo espacio de sensibilización en Barcelona para que se constituya como un punto de encuentro entre personas sin hogar y ciudadanía. El local, ubicado en el carrer Ample, acogerá charlas, visitas escolares, exposiciones, talleres y actos diversos para todas las edades. Asimismo, se podrán comprar los productos que se elaboran en su taller.

Jaime Hayon es el autor de la caja Tip, fabricada con unos 340 tapones de corcho reciclado pot aflote.

Hablando de productos… ¿sabías que en Catalunya se descorchan anualmente 100 millones de tapones de vino y otros 30 millones de tapones de cava? El resultado, más de 500 toneladas métricas de residuos porque el corcho no se recicla como el vidrio de las botellas sino que se desecha después de haber cumplido su función.

Contribuir a reducir el impacto medioambiental mediante el reciclaje de los tapones de corcho que se recogen en restaurantes y bodegas de Barcelona ciudad y provincia, convirtiéndolos en objetos decorativos que se comercializan con el fin de generar empleo y recursos económicos para personas de colectivos desfavorecidos es el objetivo del proyecto ‘A flote’, promovido por el empresario Lluís Morón y organizado desde Foundawtion, una institución privada sin ánimo de lucro que ya ha desarrollado proyectos de carácter social en otros lugares.

Actualmente, más de 250 empresas colaboran con la iniciativa. Entre los restaurantes, Alkimia, Bar Alegría, Bar Salvatge, Bodega Pasaje 1986, Brutal, Coctelería Boadas, Dry Martini, Dos Palillos, Dos Pebrots, Estimar, Gresca, Igueldo, La Bodega de Cal Pep, La Gormanda, Lasarte, Monocrom, Roig-Robí, Xavier Pellicer y Xiringuito Escribà. Albet i Noya, Can Ràfols dels Caus, Gramona, Recaredo, Maria Rigol Ordi, Mestres y Sumarroca, entre las bodegas. Aflote gracias a muchos, aunque el objetivo es seguir sumando. ¿Te apuntas?

La primera serie de estos objetos fabricados en corcho reciclado han sido creados desinteresadamente por reconocidos diseñadores y artistas, como Jaime Hayon, Pepa Reverter, Otto Canalda y Miquel Aparici, bajo la dirección de Ramón Úbeda y el lema «un tapón de corcho por una vida digna».

Así, convertidos en objetos útiles, los tapones vuelven al bar o al restaurante, o renacen en casas particulares ya que los diseños se comercializan en la tienda online de aflote.org. Generosidad colectiva. Navega por su web y comparte tu travesía.

Foto de portada: Pixabay

Carme Gasull

Periodista de formación y comunicadora por devoción, colaboro en diversos medios (convencionales y no) y modero ponencias sobre gastronomía y alimentación en ferias, jornadas y congresos del sector. Soy autora de los libros 'Catalunya en el paladar' (Austral Media, 2004), 'Petita història de la Festa de la Ratafia' (Editorial Mediterrània, 2016), 'El Safrà. Com preparar-lo 10 vegades' (Sd Edicions, 2018) y 'Temps de Mercats' (IMMB, 2021) y he participado en la redacción de los libros 'Nikkei' (2019) y 'Cócteles, coctelería y bartenders', volúmenes de la colección Sapiens de la Bullipedia.