Cómo convertir unos dientes de ajo en una golosina

Hace unos pocos días publiqué un post sobre tres restaurantes que hacen menús de mediodía irresistibles. Uno de ellos era el de Avenir, que sirve siete platillos por 28 euros, con una copa de vino o de cerveza incluida. En realidad, es como un menú degustación corto. El primer pase, a modo de aperitivo, son unos dientes de ajo confitados que eran pura golosina. Adictivos, en una palabra. El chef de la casa Roger Viñas, me explicó cómo los hacía, y de tan fácil que resulta pensé que tenía que compartirlo con el resto de la humanidad.

Así que tomé nota de sus indicaciones y aquí lo tienes: el secreto para convertir unos dientes de ajo confitados en un caramelito que no repite. Y recupero el chascarrillo que escribí en aquel post: repito, no repiten. En todo caso, repetirás tú picando uno, y otro, y otro, y otro…

Por cierto, los dientes de ajo se cocinan y se sirven con la piel, pero ni se te ocurra comértela. Simplemente tendrás que chupar el interior meloso y disfrutar. Una tentación a la que no se resistiría ni el mismísimo conde Drácula.

Ingredientes para dos personas

– Dos cabezas de ajos
– 300 ml de aceite de oliva suave 0,4º
– 8 g de sal
– 2 g de pimienta negra molida al momento

Elaboración

1. En una olla, cubrir completamente con aceite los dientes de ajo sin pelar.
2. Poner la olla a fuego medio-bajo durante unos 30 minutos e ir controlando para que no se frían demasiado.
3. Cuando estén confitados, dar un golpe fuerte de calor durante unos 10-15 segundos para que el exterior de los dientes de ajo confitados se caramelice.
4. Retirar de la olla, escurrir en papel de celulosa y dejar enfriar.
5. Cuando los dientes de ajo confitados estén fríos, salpimentarlos sin miedo y servir.

Ferran Imedio

En los últimos dos años ha visitado más de 300 restaurantes, pero su colesterol sigue en niveles normales. Esta rareza sin explicación biológica le permite seguir escribiendo sobre gastronomía en 'Cata Mayor', el canal especializado de 'El Periódico de Catalunya', y en 'On Barcelona', la sección de ocio del mismo diario. Antes, había sido responsable de la sección de Gente, donde ya contaba qué se cocía y qué se comía por ahí.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

PARTNER

imagen

Partner
imagen
Suscríbete a nuestra newsletter