Comidas solidarias para ayudar en la lucha contra el coronavirus

Miles de comidas solidarias para combatir el coronavirus

El confinamiento que estamos sufriendo por el coronavirus es muy heavy a todos los niveles. Anímico, físico, económico, social… Pero en estos momentos tan duros consuela saber que hay gente que está llevando a cabo iniciativas para ayudar a sobrellevar la situación. Gracias a sus acciones, se te llena el alma, y piensas que no todo está perdido. Por eso merece la pena citar las comidas solidarias que se están repartiendo por hospitales, geriátricos y oenegés. Es lo menos que puede hacer un medio de comunicación gastronómico como el nuestro. Algunas iniciativas son particulares, otras colectivas, algunas organizadas, otras funcionan bajo un hashtag. Qué más da, todas merecen un aplauso tan grande como el que reciben los sanitarios cada día. Además de World Central Kitchen, de José Andrés, que ha aterrizado hace unos días en España, también hay estas.

Delivery for Heroes

Axel Peinado, director de operaciones de Pizza Market, es el impulsor de esta Delivery for Heroes. Comenzó con su restaurante, y los cuatro hospitales a los que sirvió pizzas el primer día lo agradecieron tanto que corrió la voz. Así que ahora anda por las 200-300 comidas diarias y no solo a hospitales, también a residencia de ancianos; y no está solo, sino que cuenta con la colaboración de otros restaurantes y negocios gastronómicos, como Gonzalez & Co, que prepara burritos; Sushi Fresh, que pone sushi bowls; L’Avocaterie, que hace tostadas de aguacate veganas; Timesburg, que sirve hamburguesas; Niji, que da mochis; Turris, que aporta cruasanes y magdalenas; Refruiting, que entrega fruta; Fundació Damm, que regala el agua Veri. Desde Pizza Market se encargan de la organización y la logística, cosa nada fácil. Dónde llevar la comida, a quién entregársela y dónde, a qué horas…

Health Warriors

Francesc Terns abrió hace tres meses Mr. Green, un restaurante de delivery de comida vegana que tuvo que cerrar por el estado de alarma. Pero no se rindió y enseguida montó una cuenta de Instagram (Health Warriors) para animar al sector a enviar comida y bebida a los sanitarios. Y ahí se fueron apuntando más y más restaurantes, de los más grandes a los más pequeños. ¿Algunos nombres? Las Muns, Fish & Chips, Masala73, Hawker 45, Chivuo’s, Telepizza... También colaboran taxistas para hacer el reparto, agencias de comunicación para que esta iniciativa llegue a más gente y tenga más seguidores, y empresas del mundo de la alimentación aportando producto, como Torrons Vicens, Cuétara, Fundación Damm (agua Veri), Caldos Aneto, Mars… En total, hay más de 110 entidades ayudando. Impresionante. Solo el jueves, cuando estuvimos hablando con Francesc, habían hecho 500 entregas, entre desayunos, comidas y cenas, y en total, desde que empezaron, sumaban ya unas 3.000.

Food for Good BCN

Juan Manuel Humbert y Guillem Solé, responsables de Makeat, una empresa de tecnologia y diseño aplicados al mundo de la gastronomía, ha apostado por montar Food for Good BCN para entregar comida a colectivos vulnerables a través de las oenegés Fundación Lluís Companys, la Asociación Baluard, Fundació Arrels, la Comunidad de San Egidio o el colectivo Metzineres, y con la colaboración de Nutrición sin fronteras . «Las pocas entidades que ayudan a la gente sin hogar o en exclusión social permanecen abiertas han visto cómo la demanda ha ido en aumento y, sin embargo, se están quedando sin alimentos, ya que los establecimientos que los abastecían (hoteles, restaurantes, colegios) han cerrado», explican.

En la cocina central (está en el restaurante Tierra, en el mercado del Ninot) preparan platos con productos de sus proveedores. Cada semana, unas 2.000 personas se  benefician de esta iniciativa solidaria, y no solo gente desamparada, también camioneros que aún trabajan y no tienen dónde ir a comer, residentes en geriátricos, ancianos que viven solos en casa… «La necesidad es increíble estos días y no para de crecer», avisa Humbert.

Comer Contigo

El canal Comer de La Vanguardia propuso Comer Contigo, que pretendía dar de comer a personas en riesgo de exclusión social y sin techo porque hay mucho personal de estos centros que están de baja por coronavirus. Su propuesta tuvo eco y ahora hay una veintena de cocineros colaborando. En Casa Leopoldo está la cocina central, pero no solo el restaurante de Romain Fornell (también jefe de Caelis) está metido en este proyecto que dirige el chef catalano-francés. También están ahí La Mundana, Tandoor, Quim de la Boqueria, Bacaro… Y más (algunos quieren mantener el anonimato). En esta foto de Álex García sobre estas líneas los veis trabajando duro.

Todos trabajan por un mismo objetivo solidario con productos donado por muchas empresas y entidades que también han querido colaborar: Veri, Cafès GarrigaAmetller Origen, García de Pou, Arcecarne, Olis Bargalló, Confraria de Pescadors de Barcelona, Companyia General Càrnia, Macxipa, Gremi de Majoristes de Fruites i Hortalisses de Mercabarna, Banc dels Aliments, Vailogistic, Fundación Elena Barraquer, Gallina Blanca y Unilever. En los primeros cinco días de trabajo han donado más de 800 comidas a centros de la Fundació Arrels y Cáritas, y también al personal del Hospital Clínic.

Food 4 Heroes

Hugo Rodríguez de Prada y Jorge Blas dirigen las pizzerías Grosso Napoletano, en Madrid. Y tuvo una idea nada más verse obligado a cerrarlas. Ayudar a los sanitarios de los hospitales enviándoles pizzas. Su ejemplo cundió de lo lindo, y de manera super rápida. Muchos restaurantes se quisieron añadir a la iniciativa, y la cosa fue creciendo y creciendo. Y le pusieron nombre: se llamaría Food 4 Heroes. Llegó a Barcelona, a Bilbao, a Valencia, a Málaga, a Murcia, a Pamplona… Mar Barri, de Teresa Carles y Flax & Kale, vio el proyecto y llamó a Hugo. «No hay nada en Barcelona, ponlo tú en marcha», le dijo.

Y eso hizo. «Además de sanitarios, también llevamos comida a personas desfavorecidas», apunta la empresaria, que llamó al gremio para pedir que comunicaran la iniciativa a los asociados. Funcionó, seguramente porque, como dice Mar, «este movimiento no es de nadie y es de todos».  Ahi hay metidos decenas de restaurantes y empresas, desde grandes cadenas hasta restaurantes pequeños, empresas de alimentación, pastelerías… Las que más suenan son, además de Teresa Carles y Flax & Kale, Santagloria, Veritas, Burger King, Veri, Cacao Sampaka, Ochiai, Florette, KFC… Hay taxis que hacen los repartos, igual que Correos y Stuart. Para que te hagas una idea, en la Comunidad de Madrid llegan a 21 hospitales cada día y en Barcelona hay repartido más de 2.500 raciones.

Can Pizza

Cuando Isaac Aliaga, el ‘capo’ de Can Pizza (está en  El Prat de Llobregat, en Sagrada Família en Vilanova i la Geltrú, Molins de Rei y Badalona), vio la situación de quienes están en primera línea de fuego, pensó: «¿Y si llevo pizzas?». De acuerdo, quizá las pizzas no son una comida ideal para estos casos, pero sí tienen un valor incalculable: transmiten buen rollo. «Sabemos que la pizza no va a salvar el mundo pero da subidón, y es nuestra manera de agradecer, reconocer y dar un empujón a esa gente en una situación tan apocalíptica», nos cuenta Isaac. «Las señales de afecto como un beso o un abrazo están prohibidas, pero enviar una pizza no, y es una muestra de afecto. Se ponen en contacto con personas que conocen en los hospitales y les llevan entre 100 y 300 pizzas cada dos o tres días.

Veri les ha dado agua y apoyo logístico; Mammafiore, que distribuye producto italiano, sirve materia prima; Tomas Abellan, de Bar Alegría, ha puesto croquetas. Y hay quien incluso ha hecho donaciones de dinero de gente («¡Joaquín Castellví, un amigo nuestro, que ha puesto 3.000 euros!). Como quien recibe sus pizzas los etiquetan por Instagram, su iniciativa se ha convertido en viral en pocos días.

Torres & Hellman Catering

Muy discretos, los responsables de la barcelonesa Torres & Hellman Catering pidieron a sus amigos que les ayudaran para su iniciativa privada y casi, casi anónima. La respuesta fue abrumadora. Gente particular entregándole comida que luego ellos cocinan y reparten tres veces por semana a personas necesitadas que dependen en gran medida del área de servicios sociales del hospital de Sant Joan de Déu. En cada entrega hay una comida y una cena, siempre con un postre divertido, tipo brownie, cheese cake o chocolate con nata. Y para Semana Santa quieren dar huevos de Pascua. Genial. Su labor está contando cada vez con más apoyo, e incluso hay firmas que se han apuntado aportando producto: Veri con sus aguas (cada persona necesitada recibe una caja para toda la semana), Llambrich & Armengou con sus aceites..

El Escondite, Lalala y Larrumba

En Madrid, los grupos de restauración El Escondite (El Comercial, El escondite de Villanueva, Barbara Ann…), Lalala (La Gustava, La Lianta, La Charla, La que faltaba, Teje y maneje…), que también está en Food 4 Heroes de Madrid, y Larrumba (La Chingona, Pipa & Co, Frida, Botania, Portofino…) se han unido para cocinar menús para los sanitarios de los hospitales de la ciudad de Madrid, incluido el de campaña que se ha montado en Ifema. Desde la cocina de Carbón Negro preparan los platos para crear menús que se entregan a los sanitarios para que se los coman en casa, de manera que no tengan que ir a comprar y cocinar tras sus agotadoras y estresantes jornadas de trabajo. Los menús (unos 1.200 al día) constan de un entrante, un plato principal, un postre, pan y bebida, y se elaboran con las donaciones de los proveedores de los establecimientos de estos grupos.

Gastronomistas

Somos gastrónomos y periodistas. En una palabra: gastronomistas. Escribimos sobre gastronomía popular con lenguaje popular. Trabajamos en periódicos, en revistas de cocina y de tendencias, en plataformas digitales, en editoriales gastronómicas, en agencias de comunicación... Escribimos sobre restaurantes, cocineros, coctelerías, vinos, libros, recetas, exposiciones, rutas, viajes, hoteles con mesa y mantel… Nos gusta tanto comer y beber como contarlo.